Diario 5794 18.01.2020 | 01:14
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

La FEHM muestra preocupación por la situación de Coca-Cola

13 febrero, 2014

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) manifiesta su preocupación ante el anuncio de Coca-Cola Iberian Partners (CCIP) de iniciar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 1.200 trabajadores, con 700 despidos y cerca de 500 recolocaciones, y plantea cerrar 4 de sus 11 plantas, concretamente las de Palma, Asturias, Alicante y Madrid.

Desde la FEHM se quiere hacer llegar el apoyo al conjunto de los trabajadores y trabajadoras cuyos empleos están siendo objeto de negociación, y más concretamente a los 64 de los 138 de la planta de Palma, invitando a sus representantes a celebrar una reunión conjunta, como sector indirectamente afectado.

Si bien la FEHM expresa su respeto a las decisiones que legítimamente se toman desde las empresas privadas, su incomprensión ante la decisión tomada por CCIP viene motivada por las informaciones publicadas en distintos medios de comunicación sobre que el grupo, entre enero y noviembre del año pasado, obtuvo un beneficio neto de 60,57 millones de euros netos y una facturación de 4.043,61 millones, afirmando también que Palma era “la joya de la corona” para la empresa, por sus niveles de rentabilidad y venta comercial.

En un contexto, el actual, en el que los indicadores macro económicos apuntan el inicio de la recuperación, no se comprende que una empresa, aparentemente autosostenible y rentable, tome esta decisión con las consecuencias sociales directas y las económicas indirectas a otros sectores, además de cargar a las arcas públicas los costes de las prestaciones sociales que los despidos van a acarrear.

En referencia a nuestras islas, con más de 200.00 camas hoteleras, un destino que en 2013 recibió mas de 13 millones de turistas, con un consumo “privilegiado” en
términos cuantitativos que las razones organizativas de una empresa no justifican
manifestando una gran preocupación por las consecuencias que en términos de
abastecimiento de demanda, incremento de precios derivados de la insularidad, y
calidad del servicio puedan producirse. Efectos a los que habría que unir los efectos
indirectos e inducidos sobre otros sectores como puertos o transporte terrestre.
Por último, resaltar la preocupación de la FEHM por las justas e irreprochables
medidas que los distintos comités de empresas ya han anunciado, como son paros,
huelgas, etc. Iniciativas que repercutirán inevitablemente y negativamente en el sector
turístico balear y en la correcta prestación de los servicios que en los establecimientos
hoteleros se da.

Además los efectos que ya se están dando en estos momentos sobre la imagen de
España en los medios internacionales que se concretarán y tangilizaran si realmente
llega a haber problemas de abastecimiento este fin de semana en las Islas, deberían
provocar una reflexión y una puesta en marcha de un plan de reconsideración de la
decisión para evitar dañar la marca país en los mercados emisores.
Por todo ello, la FEHM anima a las administraciones, tanto a la Comunidad Autónoma
como al Gobierno de España a que continúen trabajando y mediando al objeto de
encontrar soluciones armónicas, con diálogo y consenso, y buscando la continuidad de
las empresas y la estabilidad de los trabajadores, así como el menor impacto indirecto
en la economía de las islas.

 

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.