Diario 5352 18.08.2018 | 16:29
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Ryanair deja sin vuelos a Vitoria, después de haber recibido más del 60% de las ayudas acordadas

20 agosto, 2007

Con este acuerdo, cuyos recursos fueron aprobados por la Diputación de Álava, se pretendía promover el turismo de la provincia vasca. No obstante, las operaciones no han llegado al año, "por falta de rentabilidad" según ha dicho a HOSTELTUR la portavoz de la compañía, Maribel Rodríguez, en una decisión que ha generado gran malestar y provocará algunas acciones desde la entidad afectada. Raynair abrió el año pasado la primera ruta a Londres y en enero del presente año inauguró el trayecto a Dublín. Los vuelos terminarán al final de la temporada de verano, el 24 de octubre el último a la capital irlandesa y al día siguiente, el último a la capital inglesa. La decisión, según Rodríguez, responde a un proceso de reorganización de sus rutas en toda Europa que puede significar eliminar unas y reforzar otras. "Hemos llegado a esta decisión en Vitoria y ya están al tanto todos los involucrados. Siempre promocionamos un aeropuerto. Obviamente, si no hay vuelos no hay promoción, pero tampoco continuará la inversión", agregó, resaltando que no están obligados a mantener una operación que no les resulte rentable. "Vitoria representa dos rutas entre las 166 que cubrimos en España de las 543 en toda Europa. Somos una empresa que tenemos que hacer beneficios". Ayer Rodríguez anunció el inicio de operaciones domésticas desde Madrid, nuevas rutas internacionales y aumento de frecuencias mediante la programación de un nuevo avión Boeing 737-800 en la base de Barajas. Según afirmó a este diario, con los nuevos trayectos, en 2008 estarán transportando en España 11 millones de pasajeros, poco más de un 22% respecto a los 9 millones con los que prevén finalizar 2007. Sus estimaciones ubican en 2012 un volumen alrededor de los 20 millones de viajeros a través de sus operacioones con España, "a la cual hemos posicionado fuertemente en Europa". España supone el 20% de la facturación total de Ryanair y es el tercer país, tras Irlanda y el Reino Unido, donde la compañía cuenta con mayor número de bases. En cuanto a las rutas desde Vitoria, aseveró, no obstante, que tenían una ocupación por encima de la media de 85% de la compañía "pero hay otras rutas que tenemos llenas y tenemos que mirar por la rentabilidad". Al parecer, con las estrategias de descuentos que emprende Ryanair, sólo mantiene beneficios sobre los ingresos por pasajero con los aviones llenos. Establecer responsabilidades Algunos miembros de la Diputación de Álava apuntan que el acuerdo obligaba a la compañía a operar los trayectos hasta el 31 de diciembre, por lo que pedirán explicaciones y establecer responsabilidades ante lo que consideran la ruptura unilateral de un convenio firmado, financiado con fondos públicos y sobre el cual se presentaron previsiones optimistas, tanto económicas como desde el punto de vista de la promoción turística; si bien aclararon que la compañía ha recibido hasta el momento 650.000 euros del millón asignado. Sin embargo, contrariamente a las afirmaciones de la directora de Ryanair para España y Portugal, las autoridades provinciales aseguran haberse enterado por la prensa de las decisiones de la compañía. En septiembre de 2005 la Diputación de Álava aprobó conceder una ayuda por más de un millón de euros a la Sociedad de Promoción del Aeropuerto de Foronda para establecer el acuerdo con Ryanair y fletar desde 2006 un vuelo diario a Londres desde Vitoria-Gasteiz, considerando que la iniciativa serviría de impulso importante para el aeropuerto y calculando unos ingresos anuales de seis millones de euros en turismo. En aquel entonces la Comisión Europea acabab de aprobar el reglamento que regula estas ayudas, a raíz, precisamente, de una denuncia por competencia desleal contra Ryanair y el aeropuerto de Charleroi. Sin embargo, la Unión Europea valoró los beneficios que suponía para el desarrollo de los aeropuertos locales y su área de influencia este tipo de acuerdos y decidió permitirlos bajo regulación. En el caso del aeropuerto de Vitoria, en 2005 fue establecido un importe de 1.050.000 euros, que se desglosó en 50.000 euros ese mismo año para iniciar las operaciones, 400.000 en 2006 para fijar las dos primeras líneas y 600.000 euros en 2007 para el mantenimiento de las primeras dos líneas y la posible apertura de una tercera. Incluía una campaña de promoción del destino a través de Internet. No obstante, Ryanair, que ha visto este año cómo la sobreoferta en el mercado ralentiza su, por lo general, asombroso crecimiento, ha decidido interrumpir un convenio que, en realidad, ha hecho perder a Álava la totalidad de su inversión al no lograr los objetivos trazados. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 

Más sobre Innovación