Diario 5352 17.08.2018 | 22:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Fomento requiere a LTU la creación de una empresa nueva para operar las rutas de Air Madrid a Sudamérica

11 enero, 2007

En dicho proceso, que se está desarrollando en el juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid, los abogados de la aerolínea solicitaron un concurso de acreedores voluntario y la apertura de un expediente de regulación de empleo, según han informado a HOSTELTUR fuentes del sector. La información ha sido confirmada por las declaraciones dadas en Francfort por el gerente administrador de LTU, quien ha afirmado a Efe que la empresa mantiene "intensas negociaciones con inversores españoles, así como con las autoridades competentes, para la creación de una nueva empresa que adquiera las rutas de Air Madrid a Sudamérica", en respuesta a las declaraciones del Ministerio de Fomento y haciendo hincapié en que "ahora como antes una adquisición de Air Madrid no entra en consideración". LTU, antigua filial de las líneas aéreas suizas Swissair, apareció a finales de diciembre como un posible comprador de parte de Air Madrid, actualmente en crisis, pero no logró llegar a un acuerdo como otros posibles compradores, según fuentes de algunas de estas compañías, porque las autoridades de Aviación Civil aún daban largas sobre restituir la licencia de vuelo a la aerolínea "suspendida temporalmente", por lo que era casi imposible comprar una compañía aérea sin certificado de operador. En ese momento LTU, con sede en la ciudad alemana de Düsseldorf (oeste de Alemania), consideraba que Air Madrid ocupaba hasta ahora una posición importante en el mercado en Sudamérica y en el Caribe, por lo que era interesante para el consorcio germano. Según cifras de la empresa de José Luis Carrillo, alcanzaba ya un 18% de ese mercado. La firma germana está interesada concretamente en las rutas entre España y Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú pero no en los trayectos a Brasil y Colombia. LTU, que fue creada en 1955 con el nombre de Lufttransport Union (LTU) en Francfort, está participada actualmente en un 55% por Intro Verwaltungs y en un 45 % por MIC. LTU España De acuerdo con las conversaciones que ha mantenido Fomento con LTU, la compañía germana asumirá el 52% de la plantilla de Air Madrid, unos 568 trabajadores, y operará las seis rutas que le interesan por el momento. El cuanto a los aviones de Air Madrid, que ya fueron entregados por la compañía suspendida, LTU alquilará dos de los aparatos y tendrá otros dos disponibles a finales de febrero. El acuerdo se ha cerrado al margen de la dirección de Air Madrid y establece que en el plazo de seis meses se creará la sociedad LTU España, como filial de la aerolínea germana, lo cual además evita que LTU asuma deudas de la compañía intervenida. La empresa alemana, además, transportará a quienes tengan pendiente un viaje con Air Madrid hasta junio por un suplemento de 250 euros el trayecto. Fuentes de Air Madrid señalaron a este diario que no han tenido información oficial alguna, aunque tampoco la esperaban dado que habían observado desde el principio que la intención de Fomento había sido la de dificultar cualquier intento de reflotar la compañía con el gestor actual o con otros inversionistas. No obstante, consideraron que les parecía muy positivo si este acuerdo beneficia a los trabajadores y soluciona el problema de los viajeros. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) y la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA) están estudiando la legalidad del acuerdo y analizando si los slots concedidos por Aena a Air Madrid pueden cederse a otra compañía. Asimismo, hay algunos aspectos en el aire, tales como que el personal aún pertenece administrativamente a Air Madrid, que el listado de afectados está sin actualizar y el impacto económico que pueda tener para los pasajeros el suplemento de 250 euros. En los tribunales Ayer por la mañana fue celebrada la vista ante el titular del juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid, Alberto Arribas, para decidir sobre la declaración de concurso necesario que fue solicitada por una familia que había adquirido billetes para volar a Argentina. Los abogados de Air Madrid aseguraron al tribunal que la compañía podría haber reanudado su actividad si la Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, no le hubiera hecho inviable la operación y, posteriormente, retirado la licencia. Las dos partes discreparon sobre el tipo de concurso (suspensión de pagos), necesario o voluntario, que el juez debe aplicar en este caso. Los letrados de los acreedores alegaron que Air Madrid cesó sus actividades y remitió a los pasajeros a la Dirección General de Aviación Civil, por lo que éstos se convierten en acreedores de la compañía con derecho a compensación económica. Según estos abogados, además de los cuatro miembros de la familia que pretendía volar a Argentina, hay otros acreedores que no han cobrado, por lo que hay un "sobreseimiento generalizado". Según su opinión, Air Madrid rechaza el criterio ya que implicaría presuponer una actuación "dolosa" por parte de la compañía y prevé medidas de control más estrictas, incluidas responsabilidades patrimoniales personales. Los abogados de Air Madrid rechazaron enfáticamente este procedimiento debido a que las actuaciones de las autoridades aeronáuticas bloquearon prácticamente la viabilidad de su operación comercial cuya crisis fue una situación sobrevenida por la resolución de Fomento del 15 de diciembre que supuestamente era de carácter temporal y "no querida" por la aerolínea. Añadieron que las operaciones se avalaron por el socio mayoritario de la empresa Optursa, que ha apoyado sistemáticamente a la compañía y ha inyectado 22,8 millones de euros hasta el 18 de diciembre de 2006 y otros 7 millones más hasta el día 31 del mismo mes. Posteriormente, a las 13:00 horas, los abogados de Air Madrid solicitaron ante el juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid la apertura del ERE, según confirmaron a este diario fuentes vinculadas a la empresa. Diana Ramón (transportes@hosteltur.com)