El centro de control de Barcelona y los aeropuertos de El Prat, Palma de Mallorca y Málaga

Tres aeropuertos españoles operan al límite

La riesgosa combinación de factores que se está dando este verano en España, con un déficit estructural de controladores aéreos, la jubilación de unos 50 profesionales al año de una plantilla cuya edad media ronda los 48 años sin que haya reemplazos, unido al crecimiento récord del tráfico aéreo en los meses de verano, podría hacer colapsar el centro de control de Barcelona y tres de los aeropuertos turísticos de mayor tráfico: Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca y Málaga.

Tal y como avanzó el presidente de USCA, Pedro Gragera, hace un mes a HOSTELTUR, noticias turismo (ver:El Aeropuerto de Barcelona estará al límite para el verano, advierte USCA y El déficit de controladores, ¿hará colapsar los principales aeropuertos?), "el servicio de control aéreo no está preparado para afrontar el verano 2016”.

España arrastra desde hace más de 10 años un déficit estructural de controladores aéreos y, sin embargo, el Gobierno español no ha tomado las medidas para el reemplazo de una plantilla cuya media de edad es de 48 años. En estos momentos, cada año se jubila un promedio de 50 profesionales. En concreto, entre 2016 y 2017, se prevén 93 jubilaciones, de las que siete son del personal del centro de control de Barcelona.

Tres aeropuertos españoles operan al límiteTres aeropuertos españoles operan al límite

Los retrasos por capacidad en España a consecuencia de la falta de controladores para el tráfico previsto han sido reportadas por Eurocontrol. La agencai europea señala que, a nivel europeo, la falta de capacidad es la segunda causa de demoras por detrás de la meteorología adversa y se refiere a lso acsos enlsoq ue la demanda excede la capacidad de control por falta de personal planificado necesario.

El centro de control aéreo de Barcelona provocó cerca del 3% del total de las demoras en Europa, ocupando el décimo lugar en la lista de las dependencias causantes de los retrasos aéreos. El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ocupó el décimo octavo lugar con el 1,5% aproximadamente.

Considerando solo la falta de capacidad, ACC Barcelona fue la tercera unidad de Europa en generar demoras por este motivo. Barcelona-El Prat es el segundo aeropuerto europeo, incluyendo los no comunitarios, solo superado por el de Estambul, Turquía, en registrar demoras por falta de capacidad.

Desde USCA informan a HOSTELTUR, noticias turismo que, de hecho, Enaire ha estado convocando controladores voluntarios con un mes de amtelación para cubrir faltas en los principales centros de control y en los aeropuertos tuirísticos d emayor tráfico; sin embargo, aún así, hay un défoicit de por lo menos un 20%. Señalan que la plantilla está cansada, con “fatiga crónica”, trabajando con una sobrecarga.

Estamos al límite, y es un problema serio que no tiene solución ni siquiera a largo plazo porque no se convocan plazas y cada año se jubilan más controladores. El año que viene tendremos 50 menos. Pese a los traslados y las comisiones de servicio en otras dependencias para reforzar los equipos, falta personal en todos los aeropuertos y dependencias delpaís, pero la situación es más crtítica en los aeropuertos de Barcelona, Baleares y Málaga por estar entre los de mayor tráfico y el centro de control aéreo de Barcelona”.

Explican que ACC de Barcelona es el segundo más importante de España y da servicio al espacio aéreo de toda la zona este, "pero la repercusión puede ser global, porque afecta todas las aeronaves que pasan por su espacio aéreo, que son más del 50% de todas las aeronaves que pasan por el país, por lo tanto, el que existan regulaciones de capacidad por falta de personal en Barcelona, afecta de forma directa a todo el sistema, retrasos, incomodidades y no podría haber la rotación lógica de las aeronaves, un desastre...el congestionamiento va afectar de forma directa o indirecta a todos los aeropuertos de España, salvo los de Canarias":

USCA destaca, por otra parte, que el hecho de que haya comisiones de servicio incluso en las torres de Vitoria y Asturias es indicativo de la falta de personal y destacan que con estos traslados “se están poniendo parches a una situación que ya es sistémica. Llevamos ya demasidos años denunciando la falta de personal. Desde 2006 no ha habido una convocatoria de plazas, la edad media de la plantilla ronda los 48 años y cada año se va a jubilar un número importante de controladores y ya el problema no es solo que no se estén cubriendola svacantes sino que, por otro lado, el tráfico crece a nieveles récord. En julio estamos volviendo a niveles del año 2007, el año de más tráfico en el país”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.