El Gobierno de Baleares ofrece a los hoteleros legalizar plazas a cambio de ayudas para construir viviendas sociales

La Consejería de Turismo del Gobierno de Baleares estudia ofrecer a los hoteleros de la Isla la posibilidad de legalizar nuevas plazas hoteleras a cambio de que estos paguen una tasa económica que se destinaría a la construcción de viviendas de protección oficial, según aseguró el titular del departamento, Celestí Alomar, durante unas jornadas de municipios y actividades turísticas celebradas en la localidad de Alcudia, al norte de Mallorca.

La Consejería de Turismo del Gobierno de Baleares estudia ofrecer a los hoteleros de la Isla la posibilidad de legalizar nuevas plazas hoteleras a cambio de que estos paguen una tasa económica que se destinaría a la construcción de viviendas de protección oficial, según aseguró el titular del departamento, Celestí Alomar, durante unas jornadas de municipios y actividades turísticas celebradas en la localidad de Alcudia, al norte de Mallorca. Alomar explicó que en las Islas existen cientos de plazas ilegales en hoteles construidos antes de 1984 que se utilizaban para albergar a los trabajadores de temporada o bien se han convertido en plazas encubiertas. La idea de la consejería es cuantificar los metros cuadrados que ocupan estas plazas irregulares y recuperarlos como viviendas sociales a través del Instituto balear de la Vivienda y del dinero que aporten los hoteleros que quieran legalizar unas plazas que en un principio estaban destinadas a los trabajadores de los complejos. Esta propuesta, si finalmente llega a plasmarse, se enmarcará en la Ley General de Turismo autonómica que afecta a "cientos de plazas que ya no tienen utilidad laboral" y puede facilitar, según cálculos de Alomar, "la construcción de más de mil viviendas de protección oficial en los municipios de las Islas". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.