Airbus y Boeing compiten por un contrato de 300.000 millones de Iberia

La compañía aérea de bandera española quiere finalizar el año con todos sus deberes cumplidos. Con este objetivo decidirá antes del próximo diciembre cuál será el modelo de avión de largo radio para vuelos intercontinentales sin escalas, que incorporará a su flota. El nuevo tipo de aparato sustituirá a los míticos aparatos Boeing 747-200, conocidos con el nombre de jumbo, que llevan prestando servicio en la flota Iberia desde hace más de 25 años.

La compañía aérea de bandera española quiere finalizar el año con todos sus deberes cumplidos. Con este objetivo decidirá antes del próximo diciembre cuál será el modelo de avión de largo radio para vuelos intercontinentales sin escalas, que incorporará a su flota. El nuevo tipo de aparato sustituirá a los míticos aparatos Boeing 747-200, conocidos con el nombre de jumbo, que llevan prestando servicio en la flota Iberia desde hace más de 25 años. Ante esta perspectiva, los dos gigantes de la industria aeronáutica, Airbus y Boeing,- han puesto en marcha sus poderosos departamentos comerciales con el fin de conseguir un pedido que, en principio, se cifra en unos 300.000 millones de pesetas. Para la empresa europea, integrada en EADS, conseguir el suministro de los aviones de largo radio de Iberia supondría rematar una faena iniciada hace ahora cinco años que le ha permitido convertir a Iberia en una compañía cuya flota básica es casi exclusivamente de Airbus. Por el contrario, para la estadounidense Boeing, conseguir el contrato de la aerolínea española supondría romper una racha negra y recuperar la iniciativa en el mercado de aviación europeo. Ambas multinacionales han ofertado a Iberia dos tipos de aviones entre los más grandes y con mayor autonomía de su catálogo. Airbus centra su propuesta en su versión larga del A-340, un cuatrirreactor del que la empresa española (en su versión corta) ya tiene 14 aparatos en servicio y nueve opciones. El A 340-600 es el último avión diseñado y desarrollado por el consorcio europeo. Hace pocos días Airbus culminaba la fabricación del primer modelo y lo presentaba en sociedad como rival del mítico jumbo. Ahora se han iniciado las pruebas de certificación de la aeronave comercial más grande fabricada hasta la fecha en Europa: admite hasta 380 plazas y tiene un alcance de 16.000 kilómetros. El segundo tipo de avión que Airbus oferta a Iberia es su proyecto de superavión, el A-380. Este aparato, que no será una realidad operativa hasta dentro de cuatro años, tendrá una capacidad para más de 500 plazas. Por su parte, Boeing ha ofrecido a la compañía aérea española su nueva versión del birreactor B-777 LR (largo radio). Este aparato tiene capacidad para transportar 328 pasajeros con una autonomía de 16.000 kilómetros. La segunda opción del fabricante estadounidense era la nueva versión del jumbo, el B-747 X, el proyecto de superavión nacido para competir con el A-380. Boeing anunció la semana pasada que dejaba en suspenso el desarrollo de este aparato para sustituirlo por un avión de menor tamaño y mayor velocidad. Fuentes de Iberia señalan que la compañía "va a estudiar concienzudamente las distintas alternativas y por ahora no desecha ninguna opción". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.