Diario 5407 21.10.2018 | 06:23
Hosteltur: Noticias de turismo

El turoperador Condor & Neckermann responsabiliza al gobierno de Baleares del incumplimiento de los servicios mínimos

3 julio, 2001
El turoperador alemán Condor & Neckermann responsabiliza al gobierno de Baleares del incumplimiento de los servicios mínimos del transporte discrecional este fin de semana pasado en el Archipiélago, durante la huelga ininterrumpida de tres días del sector, según afirmaron a Europa Press fuentes de la compañía.
El turoperador alemán Condor & Neckermann responsabiliza al gobierno de Baleares del incumplimiento de los servicios mínimos del transporte discrecional este fin de semana pasado en el Archipiélago, durante la huelga ininterrumpida de tres días del sector, según afirmaron a Europa Press fuentes de la compañía. Así, destacaron que la mayor parte de los perjuicios causados al sector turístico, que podrían ascender a los 30.000 millones de pesetas (180 millones de euros), se han debido a que no se respetaron los servicios mínimos, fijados por el Gobierno autonómico en el 80 por ciento. "El incumplimiento de los servicios mínimos ha sido fundamental en el conflicto, y en esto ha fallado el Gobierno balear", aseguraron. Otras fuentes del turoperador indicaron que, aunque la compañía aún no ha contabilizado los costes adicionales provocados por la huelga, tuvo que desembolsar 50 millones de pesetas (300.000 euros) en taxis durante el fin de semana. El turoperador movió en estos días casi 50.000 turistas alemanes que iniciaron o terminaron sus vacaciones. Por otro lado, el director general de la Asociación de Mayoristas de Viajes Españoles (AMAVE), Ruperto Donat, lanzó ayer un mensaje de tranquilidad en el sector e indicó que las consecuencias del conflicto no se prolongarán a largo plazo. "El conflicto ha tenido un efecto negativo inmediato e incluso afectará a corto plazo, pero no a medio o largo plazo, porque la mayoría de los turistas que llegan a Baleares son repetidores y son concientes de que esos conflictos también existen en sus países. Además, las protestas no responden a una situación crónica sino coyuntural y los viajeros lo olvidan", afirmó Donat. Por otro lado, destacó que la huelga ha afectado a un número pequeño de turistas españoles, ya que las vías de acceso son otras (vuelos regulares y barco) y las llegadas son más dispersas. Sin embargo, dijo que los costes adicionales en taxis han sido "importantes" y "muy problemáticos" al ser un gasto que se tiene que pagar en efectivo y la huelga fue en fin de semana, cuando los bancos están cerrados. Por último, criticó el incumplimiento de los servicios mínimos, que ha supuesto la principal queja del sector de viajes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.