Pilotos del SEPLA que ocupan puestos clave en Iberia piden el relevo en pleno conflicto

El enfrentamiento entre Iberia y sus pilotos sube un peldaño más en mitad de la negociación laboral. Jefes de las mayores flotas de Iberia, afiliados al Sepla, que se ocupan de los Airbus y los McDonnell Douglas, en puestos clave en el funcionamiento y la seguridad de los vuelos de la aerolínea, han pedido ser relevados y volver a su trabajo como pilotos. Iberia les ha abierto expediente informativo y lo considera una medida de presión del SEPLA. 'Si no justifican de forma coherente su actitud, el expediente puede resolverse con la expulsión de todos los afectados', dicen fuentes de Iberia.

El enfrentamiento entre Iberia y sus pilotos sube un peldaño más en mitad de la negociación laboral. Jefes de las mayores flotas de Iberia, afiliados al Sepla, que se ocupan de los Airbus y los McDonnell Douglas, en puestos clave en el funcionamiento y la seguridad de los vuelos de la aerolínea, han pedido ser relevados y volver a su trabajo como pilotos. Iberia les ha abierto expediente informativo y lo considera una medida de presión del SEPLA. 'Si no justifican de forma coherente su actitud, el expediente puede resolverse con la expulsión de todos los afectados', dicen fuentes de Iberia.A mediados de la semana pasada, el jefe de flota de los Airbus 320, el de los Boing 727 y el de los Boing 757, así como algunos instructores jefe de la flota de los McDonnell Douglas y de los Boing 757, pidieron volver a su puesto de pilotos "cuando la compañía lo considere oportuno", según fuentes del Sepla. Este sindicato explica que tomaron la medida porque "están en desacuerdo con la política de la empresa y con la manera en que se están haciendo las cosas últimamente". También insiste en que "no ha sido ningún plante, sino el ejercicio de un derecho propio ya que son pilotos y quieren pilotar naves".Iberia considera que la decisión, "tomada siguiendo instrucciones del Sepla, causa graves perjuicios a la compañía porque estos ejecutivos ocupan puestos clave en el funcionamiento y la seguridad" de la aerolínea. Iberia aclara que son puestos directivos de confianza y que a todos ellos se les ha abierto un expediente informativo en el que se les pide que, en un plazo de cinco días, "justifiquen su decisión". Por el momento seguirán de forma provisional en sus puestos, mientras se tramita el expediente, "que se desarrollará con la máxima rapidez", dice la empresa. "Hemos pedido que expliquen por qué han hecho eso y ahora, siguiendo todos los trámites jurídicos, esperamos su justificación. Si no hay una razón de peso para esta medida tan importante, Iberia entiende que se ha obrado con mala fe y el expediente puede resolverse con la expulsión de todos ellos", explican fuentes de Iberia. Según los planes de la empresa, este expediente podría estar resuelto a finales de esta semana. Iberia y los sindicatos llevan un juego de toma y daca. El Sepla recordó ayer que considera "injustificable" la medida tomada por Iberia el lunes de la semana pasada, que consistió en rescindir el contrato a 26 pilotos en formación. "No estamos hablando de pilotos jóvenes porque la mayoría tienen muchos años de experiencia en otras empresas y algunos vienen del Ejército. Tenían contrato indefinido pero como estaban en el periodo de los seis primeros meses de prueba, se les ha echado". Iberia justificó la medida porque la empresa está reduciendo sus vuelos ante la caída de la demanda, provocada por el parón económico. Sin embargo, el Sepla afirma que Iberia mantiene contratos con algunas compañías áreas con las que subarrienda la tripulación completa para los vuelos con Cuba, las Islas Canarias y otros destinos. "Según el convenio, antes de prescindir de los pilotos de Iberia debería anular los contratos con otras empresas y no lo ha hecho", dicen en el sindicato. (Iñigo Barrón, diario El País, 09/07/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.