Diario 5409 23.10.2018 | 22:11
Hosteltur: Noticias de turismo

El gobierno español acepta la dimisión de Ferreras al frente de la SEPI

19 julio, 2001
El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha aceptado la dimisión de Pedro Ferreras como presidente de la SEPI, que éste ha justificado por motivos personales.
El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha aceptado la dimisión de Pedro Ferreras como presidente de la SEPI, que éste ha justificado por motivos personales. Según fuentes de Hacienda, no era la primera vez que Ferreras planteaba la dimisión pero, en esta ocasión, le ha sido aceptada. El malestar del gobierno por el plan de reestructuración de RTVE y los últimos errores de gestión (Iberia y Aerolíneas Argentinas, principalmente) han forzado la salida de Ferreras que, en el Ejecutivo español, sólo contaba con el apoyo del titular de Exteriores, Josep Piqué. Tanto Montoro como el vicepresidente segundo del gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, se apresuraron ayer a elogiar la gestión de Ferreras en la SEPI. El ministro de Hacienda señaló en una entrevista en una emisora de radio que la voluntad de Ferreras era la de "abandonar el cargo tras haber culminado una larga etapa al frente del holding público". Respecto a la sucesión de Ferreras, Montoro dijo que ésta se haría con calma y precisó que antes "se resolverán los asuntos pendientes". No obstante, los últimos días se ha barajado el nombre del actual presidente de Telefónica Media, Juan José Nieto, como uno de los más firmes candidatos a ocupar la presidencia de la SEPI. Ya en abril del año pasado, cuando Ferreras presentó por primera vez su renuncia coincidiendo con el último cambio de gobierno, se barajó el nombre de Nieto como alternativa. Ferreras, por su parte, estaría preparando su desembarco en un grupo editorial. En el caso de Iberia queda pendiente aún la solución del conflicto de las compensaciones al núcleo estable de accionistas de la compañía que exige 82.000 millones de pesetas a la SEPI en concepto de pérdida de valor en su inversión en la aerolínea. Ferreras dijo ayer en una entrevista al diario ABC en referencia a este caso de las reclamaciones que la SEPI había preferido no decir nada sobre este particular punto del acuerdo de venta a este grupo de accionistas por que "poner los papeles encima de la mesa y decir que aquí hay algún sinvergüenza hubiera sido muy fácil". Fuentes del Ministerio de Hacienda aseguraron ayer que estas declaraciones fueron hechas por Ferreras a título personal y desde este ministerio no se entró a valorar el contenido de las mismas. Respecto a la gestión de Aerolíneas Argentinas, desde fuerzas políticas como el PSOE se recuerda que fue el propio Ferreras el que hizo una dejación de la gestión de la compañía a favor de American Airlines (que sólo poseía en el momento de hacerse cargo de la empresa argentina el 10%). Los socialistas critican que Ferreras hiciera esa dejación de funciones en este capítulo. La crítica fundamental que se hace a Ferreras en este asunto es que entre el mes de octubre de 1999 y el mes de marzo de 2001 haya invertido más de 100.000 millones, sin ser capaz de poner en marcha ni una sola de las iniciativas de reestructuración de la compañía que ya se habían puesto sobre la mesa. Además de las críticas políticas, consta en los ministerios el malestar de empresas españolas con importantes inversiones en Argentina que han visto cómo su posición en este mercado se volvía cada vez más delicada por el conflicto económico y social abierto por esta crisis. Tanto el PSOE como IU han pedido la comparecencia de Ferreras en el Parlamento para dar cuenta de una gestión que califican como "nefasta". Jesús Caldera, el portavoz del PSOE en el Congreso aseguraba ayer que la gestión de Ferreras ha hecho "un enorme daño a los intereses públicos del país". Según Caldera, es "lamentable que Ferreras abandone el cargo dejando a RTVE con una deuda de 700.000 millones". Fuentes consultadas apuntan al conflicto abierto en televisión como uno de los elementos esenciales que han precipitado la marcha de Ferreras. El propio presidente de la SEPI admitía en la citada entrevista que "a lo mejor el director general de RTVE (Javier González Ferrari) tiene muchas ganas de que yo me vaya". Según recuerdan los socialistas, las respuestas dadas a las mismas preguntas por Ferreras y González Ferrari el pasado octubre en la comisión de presupuestos eran totalmente distintas. Las discrepancias internas sobre el plan de viabilidad de RTVE se han cristalizado en la falta de discusión sobre un acuerdo que habían quedado para presentar por un lado la SEPI y por otro el propio ente público.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.