Diario 5329 21.07.2018 | 14:04
Hosteltur: Noticias de turismo

La Comisión Europea propone a Estados Unidos un código de conducta para que las ayudas a sus aerolíneas no distorsionen el mercado

10 noviembre, 2001
La Comisión Europea ha propuesto al Gobierno estadounidense la redacción de un código de conducta para evitar que las ayudas que recibirán las aerolíneas de este país --que ascienden a 18.000 millones de dólares (3,35 billones de pesetas)-- provoquen una distorsión de la competencia en el mercado de vuelos trasatlánticos, perjudicando a las compañías europeas.
La Comisión Europea ha propuesto al Gobierno estadounidense la redacción de un código de conducta para evitar que las ayudas que recibirán las aerolíneas de este país --que ascienden a 18.000 millones de dólares (3,35 billones de pesetas)-- provoquen una distorsión de la competencia en el mercado de vuelos trasatlánticos, perjudicando a las compañías europeas. Según informó el Ejecutivo comunitario, el director general de Transportes y Energía de la Comisión, Francois Lamoureux, se reunió ayer con el secretario adjunto de Transportes de Estados Unidos, Michael P. Jackson, y ambos acordaron continuar los contactos para encontrar respuestas a este problema. Tras los atentados terroristas del 11 de septiembre contra Nueva York y Washington, el Gobierno estadounidense aprobó un paquete de ayudas para el sector aéreo de 18.000 millones de dólares, mientras que las compañías europeas no recibirán ayudas directas. Así, en nombre de la comisaria europea de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, Lamoureux manifestó al responsable estadounidense la preocupación europea y apuntó que las ayudas no deben traducirse en una ventaja comparativa --precios más bajos-- en los vuelos trasatlánticos. La Comisión considera que las informaciones facilitadas por las aerolíneas europeas justifican plenamente la necesidad de transparencia e intercambio de información. Por otra parte, Bruselas y Washington crearán un grupo de trabajo que hará un seguimiento de las medidas de seguridad de transporte aéreo que se preparan a ambos lados del Atlántico, ya que el proyecto de nuevas normas que se está estudiando en Estados Unidos es objeto de "preocupaciones serias" para la Comisión. "Compartimos los mismos objetivos, así que debe ser posible reforzar la cooperación para asegurar una convergencia de enfoques entre los trabajos que están en curso en Bruselas y en Washington", declaró De Palacio.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.