Diario 5712 13.10.2019 | 22:54
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

España: Los alemanes optan por reducir gastos veraneando en su país y no en Baleares

17 junio, 2002
La precaria situación económica en Alemania y el encarecimiento de los precios que conllevó la introducción del euro han repercutido en una drástica reducción de los gastos que los alemanes dispensan en viajes vacacionales. En vez de elegir viajar a Mallorca, o a otros destinos en el extranjero, los germanos deciden cada vez más pasar sus vacaciones de verano en su propio país.
La precaria situación económica en Alemania y el encarecimiento de los precios que conllevó la introducción del euro han repercutido en una drástica reducción de los gastos que los alemanes dispensan en viajes vacacionales. En vez de elegir viajar a Mallorca, o a otros destinos en el extranjero, los germanos deciden cada vez más pasar sus vacaciones de verano en su propio país.Como informó ayer el semanal germano Focus en su edición de internet, los alemanes han empezado a recortar gastos para viajes, aunque en el pasado, los expertos turísticos no se cansaban de afirmar que lo último en lo que suelen ahorrar los ciudadanos alemanes es en las vacaciones. Este cambio de mentalidad, que conlleva una continuo descenso de las reservas, se debe a la inseguridad generalizada y a un creciente miedo por perder el puesto de trabajo en Alemania. En Mallorca se está haciendo notar la falta de turistas alemanes, puesto que en mayo, la ocupación hotelera en la Isla ha bajado un 12,18% en comparación con mayo de 2001, como informa la Federación Hotelera de Mallorca. Como informa la publicación alemana, atendiendo a datos de la Federación Alemana de Agencias de Viajes y Touroperadores (DRV), la mayoría de las pequeñas agencias de viajes han tenido que cerrar debido a la crisis en el sector turístico, que hasta el momento registraba un crecimiento continuado. El nivel de reservas se sitúa un 16% por debajo de las cifras del ejercicio anterior. A pesar de que «viajar en Alemania no es barato», un creciente número de ciudadanos germanos opta por pasar sus vacaciones descubriendo los encantos de su propio país, que tienen prácticamente delante de la puerta de sus casas, sin la necesidad de volar a países lejanos. El turismo en Alemania registra crecimientos de hasta dos dígitos, y cada semana se observa un aumento de las reservas para viajes con destinos interiores, como informó el fin de semana la DRV. El sector turístico en Baleares sufre las consecuencias de esta tendencia, y Focus augura que la temporada en Mallorca será «la peor desde hace años», con descensos de las reservas de entre el 22 y el 41%. Los datos de la Federación Hotelera de Mallorca confirman esta tendencia, aunque en mayo, con un 12,18%, no fue tan acusada (en mayo del año pasado, los hoteles en la Isla tenían una ocupación media del 75,87%, este año sólo fue un 63,6%, según la federación). A pesar de que los hoteleros han reducido sus precios hasta más del 20%, Mallorca «participa en la caída general del turismo» mundial, siendo ésta más acentuada en Baleares por «la mala imagen», que conllevó una pérdida de competetividad y caídas de las ventas, como informó un portavoz de la Federación Hotelera de Mallorca. Por zonas, las caídas más importantes se produjeron en mayo en Cala Moreya y Porto Cristo, con un 30,9% y 30,7%, respectivamente. Sin embargo, desde la federación se señaló que la reducción del 8% en la ocupación de los hoteles de la Playa de Palma es más perjudicial, teniendo en cuenta que esta zona dispone de un total de 36.672 plazas asociadas, la mayor capacidad de camas en Mallorca. Otros descensos pronunciados se registraron en Palmanova y Magalluf (-12,4%), Capdepera (-16,6%), Cala d'Or (-14%), Cala Millor (-17,3%), Alcúdia (-12,2%) o Playas de Muro (-8,2%). En cambio, la ocupación de los hoteles en Palma ciudad sólo disminuyó un 1,03%, mientras que Illetas y Cala Mayor registraron leves aumentos, con un 8 y 3%, respectivamente. La Federación Hotelera de Mallorca achaca gran parte del descenso de la ocupación hotelera en mayo a la disminución del turismo alemán. En cambio, afirman que en el caso de los británicos, el descenso es sólo de entre el 2 y el 3%, y que en algunas semanas, el número de británicos incluso supera las cifras del año pasado. Los datos de AENA vienen a confirmar estas observaciones, ya que el descenso del número de alemanes es significativamente más acentuado que el que se observa para los británicos. El número de alemanes que pasaron por el aeropuerto de Son Sant Joan en mayo ascendió a un total de 617.338 personas, un 10,89% menos que en mayo del año pasado. Sin embargo, se detecta una ligera recuperación del número de visitantes alemanes, ya que en abril, el descenso era del 35,59% en comparación con el mismo mes del año anterior. En cifras acumuladas, el número de alemanes en el aeropuerto ha bajado un 16,90% en comparación con el año pasado. Respecto a los británicos, los datos del aeropuerto revelan que el turismo procedente del Reino Unido bajó un 6,37% en comparación con el mes de mayo del año pasado. Aquí, no obstante, se registra una tendencia contraria a la de los alemanes, ya que, en abril de este año, la cifra de los británicos experimentó un aumento del 4,88% respecto a abril de 2001. En cifras acumuladas, el turismo británico en el aeropuerto descendió un 0,52% respecto al año pasado, mientras que en marzo y abril, se produjo un ligero aumento. (Ch. M. Diario El Mundo-El Día de Baleares, 17/06/02)
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.