España: El sector turístico balear opta por paralizar un año las inversiones de modernización

El sector turístico balear en pleno ha decidido paralizar al menos durante un año los proyectos de modernización de sus establecimientos, al considerar que el descenso en los ingresos que se ha registrado durante esta temporada hace preferible aplazar la puesta en marcha de fuertes inversiones. En este aspecto, el presidente de los hoteleros de Mallorca, Pere Cañellas, pone de relieve que este es un año "de supervivencia, y no para apostar por mejoras en la calidad".

El sector turístico balear en pleno ha decidido paralizar al menos durante un año los proyectos de modernización de sus establecimientos, al considerar que el descenso en los ingresos que se ha registrado durante esta temporada hace preferible aplazar la puesta en marcha de fuertes inversiones. En este aspecto, el presidente de los hoteleros de Mallorca, Pere Cañellas, pone de relieve que este es un año "de supervivencia, y no para apostar por mejoras en la calidad". Este bloqueo en las inversiones no se limita a la planta de alojamiento, sino que se extiende al conjunto de la oferta complementaria, según señalan los presidentes de las patronales de comercio y salas de fiesta, Pau Bellinfante y Pedro Vidal, respectivamente, y un portavoz de la asociación de restauración de las islas. El descenso en los ingresos registrado por todas estas actividades hace que las inversiones que se van a poner en marcha en cuanto concluya el verano serán las imprescindibles para mantener el funcionamiento del negocio -como puede ser el caso de las reparaciones- o aquellas destinadas a la modernización pero que ya estaban previamente comprometidas. En el caso de los bares y restaurantes, desde su patronal se recuerda que están sujetos a los plazos fijados en el plan de modernización, pero se destaca que buena parte de los empresarios afectados van a solicitar una prórroga a la hora de ejecutar las obras, medida que esta prevista en la normativa redactadas por la conselleria de Turismo. Los empresarios turísticos admiten que este aplazamiento en sus inversiones va a tener una repercusión muy negativa sobre otro sector empresarial, como es el de la construcción y su industria complementaria, al registrarse un recorte en los proyectos que habitualmente se les encargan durante el otoño y el invierno, aprovechando el cierre de muchos establecimientos de temporada. Según coinciden en señalar los representantes de todas las asociaciones empresariales consultadas, el problema de esta temporada no se limita a que se haya producido un descenso en la cifra de visitantes, sino que se ve agravado porque muchos de ellos han viajado gracias a las ofertas que los hoteleros han puesto en marcha durante los últimos meses, lo que supone la llegada de un segmento de clientes con un menor poder adquisitivo y, consecuentemente, con un nivel de consumo inferior al de otros ejercicios. (F. G., Diario de Mallorca, 06/08/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.