España: El tirón del Palacio de Ferias y del Museo Picasso doblará el número de hoteles en Málaga

Año 2003. Todas las grandes cadenas hoteleras y promotores turísticos han puesto sus miras en Málaga para este ejercicio en el que la apertura del Museo Picasso y el Palacio de Ferias y Congresos encumbrará a la ciudad como un destino turístico de primer orden.

Año 2003. Todas las grandes cadenas hoteleras y promotores turísticos han puesto sus miras en Málaga para este ejercicio en el que la apertura del Museo Picasso y el Palacio de Ferias y Congresos encumbrará a la ciudad como un destino turístico de primer orden. Sólo la pinacoteca traerá a cientos de miles de visitantes con lo que Málaga se consolidará como un centro de atracción turística y dejará atrás su condición de mero apéndice de la Costa del Sol. Todas estas personas necesitarán hospedaje, y aquí es donde entra el gran interés de las cadenas hoteleras y promotores turísticos, que construirán 16 nuevos hoteles con más de 1.500 plazas, según datos de la Gerencia de Urbanismo. Actualmente, la planta hotelera de la capital cuenta con unas 2.500 camas de primer orden (hoteles de cuatro y tres estrellas) y 1.200 plazas de apartamentos, pensiones y albergues. Las nuevas plazas de hoteles aumentarán hasta 4.000 el número de camas disponibles de tres y cuatro estrellas en la ciudad. Málaga se configura como un caramelo para las cadenas hoteleras. Primero y principal, porque el turismo de congresos y el cultural -además del Museo Picasso, el Teatro Romano y La Alcazaba son otras dos grandes apuestas-, están escalando posiciones. Y segundo, porque Málaga es la única gran ciudad española que aún no posee una amplia planta hotelera. No hay más que volver la vista atrás cinco años para observar como los hoteles apenas llegaban a cinco, y la Costa seguía siendo el alojamiento preferido del visitante de negocios, que hacía en Málaga sus transacciones por la mañana y luego pernoctaba en la Costa. Una de las grandes estrellas de este auge hotelero es el turismo de congresos. El Palacio de Congresos y Exposiciones, que se pondrá en marcha en el primer semestre del año 2003 será un reclamo para las decenas de congresos que aterrizan cada año en la provincia, y cuya atracción principal es el buen tiempo en los meses de invierno. Aunque aún es pronto para valorar qué tirón tendrá esta plataforma, un dato significativo es que actualmente se celebran 60 congresos pequeños y medianos en la ciudad con una asistencia media a cada uno de ellos de 300 personas, según informó a este periódico el jefe del Negociado de Información del área de Turismo, Juan Antonio González Mestre. «Es más, en cuanto al Palacio de Congresos, me consta que ya hay compromisos de grandes empresas y colectivos para realizar sus encuentros en este espacio», subrayó. Pero, además de las dos principales bazas, la capital también cuenta con el turismo de cruceros, que más allá de caer tras la catástrofe del 11-S, ha cogido aún más fuerza porque muchas navieras se han desplazado en el Mediterráneo occidental por considerar a esta zona un espacio seguro. Este segmento turístico aporta a Málaga 150.000 turistas al año, que vienen en 220 cruceros. Además, en los tres millones de turistas ya consolidados, la Costa también juega un gran papel. «La Costa del Sol es nuestro gran cliente, y nos manda todos los años 1.800.000 visitantes de visita a los monumentos de la ciudad», asegura González Mestre. Por último, está claro que el éxito del segmento de congresos lo marcará una ciudad equipada y con una múltiple oferta cultural, porque de todos es sabido que los congresistas son también turistas. Por estos motivos, el gran despegue del turismo en Málaga se hará realidad cuando ésta cuente el Museo Picasso, su Teatro Romano restaurado y una gran planta hotelera de calidad, la que ya está en marcha. (P. R. Q., diario Sur, 26/08/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.