Diario 5409 24.10.2018 | 07:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Tendencias

Buen tiempo en el Reino Unido, ¿mal negocio para España?

El primer mercado emisor de turistas se enfrenta este verano a una ola de calor y falta de lluvias 25 julio, 2018
  • Si más veranos calurosos se repiten en el futuro en el Reino Unido ¿seguirán viajando los británicos a España?
  • A los británicos les fascina hablar del tiempo debido a la inestabilidad del clima y también por razones culturales
  • El verano de 2018 ha estado marcado por una anomalía anticiclónica sobre el Reino Unido y países escandinavos

Las verdes praderas del Reino Unido y los majestuosos parques de Londres han mutado este verano a un color amarillento. Apenas llueve y el país atraviesa la ola de calor más importante desde el año 1976. Las temperaturas han llegado incluso a los 33 grados centígrados en la capital. Si más veranos como éste se repitieran en el futuro como consecuencia del cambio climático¿tendrán necesidad los británicos de viajar a España para disfrutar del tiempo soleado?

Cabe recordar que el Reino Unido es el mercado emisor de turistas número 1 para España: cerca de 18,7 millones de británicos viajaron a nuestro país el año pasado.

Clima y viajes

"Es evidente que son muchos los factores que influyen a la hora de tomar la decisión de viajar (la distancia, la seguridad, la relación calidad/precio, las mayores o menores trabas burocráticas para los desplazamientos, etc. Y España, prácticamente en todos ellos, se revela como un destino ideal, pero sin duda la valoración que el británico hace de nuestro clima es clave en su decisión", reflexiona Javier Piñanes, director de la Oficina Española de Turismo en Londres.

"El 70% de los británicos que viaja a España lo hace movido por la necesidad de consumir sol y playa"

De hecho, y según los datos que monitoriza Turespaña, el 70% de los británicos que viaja a España lo hace movido por la necesidad de consumir sol y playa. Y el 92% de los viajeros se desplaza a destinos de costas e islas.

¿Pero qué pasaría si ese clima soleado que tanto buscan los británicos también lo pudieran disfrutar en su propio país, durante varios meses al año?

De hecho, la BBC informaba hace poco de que Londres puede esperar veranos más calientes en un futuro próximo... Y esta semana incluso las autoridades están lanzando advertencias a la población sobre riesgos por insolación.

Staycations en Reino Unido

Con estas temperaturas y sin lluvias en el horizonte, no es de extrañar que los diarios británicos lleguen a recomendar listas de los mejores destinos donde veranear en el país: UK weather: Where in Britain to stay for the hottest summer holiday.

¿Adiós a las vacaciones en España? ¿Serán las "staycations" el fenómeno emergente del futuro?

Quizá sea prematuro anticipar tal tendencia, pero si hay un tema de conversación que fascina a los británicos, sin duda éste es hablar del tiempo.

Obsesión nacional

"Si elegimos un momento puntual cualquiera, por ejemplo ahora mismo, al menos un tercio de la población británica estaría hablando del tiempo, lo acabaría de hacer o estaría a punto de hacerlo, según han constatado varias encuestas", explica Javier Piñanes.

Y esta obsesión de los habitantes del Reino Unido por hablar del tiempo se explicaría por dos razones.

La primera sería "el famoso carácter cambiable e impredecible de la climatología británica, muchísimo más que la del resto de países", explica Piñanes.

"Ello hace que el ciudadano siempre esté a la expectativa y no sepa con exactitud con qué se va a encontrar en cuestión de horas. Todo esto genera debate, siendo lo de menos el contenido: temores a adversidades climatológicas inminentes, añoranzas de tiempos pasados, y -en el supuesto de que no parezca que haya tampoco mucho de qué hablar porque todo esté en calma- preocuparse por lo que pueda venir".

La segunda razón para estar hablando todo el día del tiempo es cultural. Así, "mientras en algunas sociedades americanas o asiáticas se prefiere hacer comentarios intrascendentes sobre el buen aspecto, la buena forma física o el elogiable estilo de vida del interlocutor, en la cultura británica, en cambio, prevalece que no haya intromisiones en tu espacio personal".

"Llevado esto al terreno de los tópicos en las conversaciones, los británicos prefieren elegir como inicio de las conversaciones intrascendentes algo que sea más seguro y menos invasor, como es hablar del tiempo", señala el director de la OET en Londres.

Lo que sabemos y lo que no

Llegados a este punto, sabemos dos cosas: que este verano los ciudadanos del Reino Unido van a tener mucho de lo que hablar y que en el período enero-mayo un total de 6,26 millones de turistas británicos viajaron a España, un 2,3% menos.

Pero esa caída del 2,3% puede ser debida a varios factores, como por ejemplo la depreciación de la libra esterlina frente al euro o la recuperación de los destinos competidores del norte de África y Mediterráneo Oriental.

Pero lo que no sabemos a ciencia cierta es si realmente veranos tan calurosos como el de 2018 se van a repetir en el futuro en nuestros principales mercados emisores de turistas.

Imagen Buen tiempo en Reino Unido ¿mal negocio para España?
Imagen del centro de Londres, el pasado 8 de julio

La anomalía anticiclónica de 2018

Según explica el doctor en físicas Agustí Jansá, meteorólogo del Estado jubilado y exdelegado de AEMET en Baleares, en los meses de mayo y junio se produjo una "fuerte anomalíca anticiclónica sobre el norte de Europa, islas Británicas incluidas".

Dicha anomalía se ha traducido en un mejor tiempo respecto a lo que se considera normal, tanto en el Reino Unido como en los países escandinavos. En cambio, en España el tiempo ha sido peor de lo que es normal.

"Cuando hablamos de normalidad, nos referimos a una media de 30 años que se toman como referencia, concretamente el período que va desde 1981 hasta 2010", explica este meteorólogo.

¿Cambio climático a la vista?

Desafortunadamente para la industria turística española, no hay una respuesta clara para saber si los veranos venideros en aquellos países que nos envían más turistas serán muy diferentes a los períodos estivales actuales, como consecuencia del cambio climático.

"Las proyecciones climáticas se hacen a 20, 50 y 100 años vista, pero necesitan definir escenarios, es decir, hipótesis sobre cuál será el comportamiento de la Humanidad", explica Jansá.

"A 20 años, lo que apuntan las proyecciones para Gran Bretaña es calentamiento en verano y en invierno, pero menos que aquí"

No obstante, y según resume este meteorólogo, "lo que apuntan las proyecciones para Gran Bretaña, en conjunto y en comparación con lo que se espera en nuestra región, es calentamiento en verano y en invierno, pero menos calentamiento que aquí por lo que respecta al verano. En 20 años, poco calentamiento se notará en Gran Bretaña", dice.

Y por lo que respecta a las lluvias, "la tendencia es que en Gran Bretaña aumenten en otoño, invierno y primavera, reduciéndose en verano, pero esa reducción será menos que aquí".

En suma, los datos apuntan que "este año ha sido bastante especial".

Ganas de buen clima

Por tanto, puede ocurrir perfectamente que el verano de 2019 en el Reino Unido sea más inestable y lluvioso que el de 2018... Y a los británicos les fascinará seguir hablando de ello.

Tampoco olvidemos que el 70% de los turistas británicos que viajan a España lo hacen motivados por la necesidad de consumir sol y playa.

"Conforme a lo que nos dicen los expertos y los estudios de importantes consultoras que analizan al detalle el mercado turístico en el Reino Unido, es indudable que el viaje para los británicos, más que una cuestión de ocio, es una necesidad", recuerda Javier Piñanes, director de la Oficina Española de Turismo en Londres.

"Pues bien, en ese sentimiento el disfrute de un clima agradable que les compense de los sinsabores del suyo es algo absolutamente decisivo", concluye.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.