Diario 5380 20.09.2018 | 00:29
Hosteltur: Noticias de turismo

Meliá invierte 38 M € en la reforma de dos hoteles de Menorca

15 septiembre, 2018
  • La compañía presenta la reconversión del Meliá Cala Galdana como modelo del proyecto creado para el Milanos Pingüinos de Son Bou
  • En el segundo establecimiento, prevé habitaciones más grandes y aumento de categoría, con el consiguiente incremento de plantilla
  • La cadena lamenta el retraso de varios meses en la tramitación de los permisos municipales para acometer las obras de estas instalaciones

Meliá Hotels International ha explicado en Menorca la filosofía que subyace tras los proyectos de remodelación y reposicionamiento del hotel Meliá Cala Galdana (Ferreries) y el Milanos Pingüinos de Son Bou (Alaior), en la costa sur de la isla. Con un presupuesto conjunto de unos 38 millones de euros, esta iniciativa supone la mayor inversión de la cadena en Menorca de los últimos años, y tiene por objetivo alinearse con "el respeto e inteligencia mostrados por los menorquines en la defensa de la isla como reserva de la biosfera".

Así lo puso de manifieso el vicepresidente ejecutivo y consejero delegado del grupo, Gabriel Escarrer, durante el acto de presentación del proyecto a la sociedad menorquina, que se celebró en el hotel Meliá Cala Galdana.

En un comunicado difundido ayer, la compañía indica que los asistentes tuvieron ocasión de conocer el resultado de la transformación de ese establecimiento, en virtud de la cual un "clásico" todo incluido de 3 estrellas se ha convertido en un 4 estrellas superior. Con previsión de subir pronto a 5 estrellas, es uno de los hoteles mediterráneos de Meliá "más codiciados por sus clientes".

De ahí que la reconversión de sus instalaciones haya servido como "referencia y ejemplo" de lo que el grupo prevé hacer en el actual hotel Milanos Pingüinos, en la zona de la playa de Son Bou.

Piscina infinita del hotel Meliá Cala Galdana, en el término municipal de Ferreries.

Proyecto para Son Bou

El director general del área patrimonial de Meliá, Mark Hoddinott, explicó que la transformación del Milanos Pingüinos, que ha experimentado "varios meses de retraso debido a las trabas administrativas municipales en la tramitación de las licencias", se ha planificado en dos fases.

En la primera fase, se aligerará la fachada de las actuales torres del edificio, con lo cual quedará recortada la pantalla visual. Además, se crearán habitaciones más amplias y se reducirán ligeramente las alturas. El hotel, con menos estancias y estándares superiores a los presentes, podría pasar a la marca Meliá y a categoría 4 estrellas superior.

Con la eliminación del todo incluido, el gasto de sus huéspedes en el conjunto del destino subiría, señala Meliá. Y con el aumento de categoría -añade-, se incrementaría la plantilla del establecimiento y el salario de sus empleados. Todo ello permitiría asimismo reducir la dependencia de la turoperación para la comercialización de la oferta y estimular la venta directa.

Extrapolando a Son Bou la experiencia de la reforma de Cala Galdana, la compañía calcula que el gasto de sus clientes en el destino puede aumentar hasta 4 millones de euros al año.

La segunda fase del proyecto solo podría comenzar una vez que la revisión del Plan Territorial Insular de Menorca permita recuperar la edificabilidad de las parcelas colindantes, de modo que se pueda “trasladar” parte de los metros cuadrados que se eliminarían de las tres plantas superiores a plantas bajas. El hotel se desdoblaría entonces en dos establecimientos, uno de 4 estrellas superior y otro de 5 estrellas; avanzaría así en la reducción de alturas y en la elevación de los estándares, con lo cual "potenciaría los beneficios conseguidos con la primera etapa de la reforma".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.