Diario 5434 21.11.2018 | 10:51
Hosteltur: Noticias de turismo
Los países del Mediterráneo recuperan gran parte del turismo perdido

Los destinos competidores que plantan cara a España

6 noviembre, 2018
  • Turquía es el gran rival del destino español por su capacidad de plazas hoteleras, que resultan muy atractivas para las familias europeas
  • Egipto, que al igual que España presenta una elevada dependencia de los mercados europeos, ha registrado una gran recuperación
  • La competencia que puede ofrecer Marruecos, uno de los destinos menos afectados por la primavera árabe, es muy limitada

El pasado verano evidenció la desaceleración de la actividad turística en España como consecuencia de la mejora de los destinos competidores del Mediterráneo, que han registrado un fuerte aumento de los turistas británicos y alemanes, dos de los principales mercados emisores a nuestro país. Turquía, Egipto, Grecia, Túnez y Marruecos han recuperado gran parte del terreno perdido desde 2011, cuando iniciaron una fase de inestabilidad social y política alentada por la llamada primavera árabe.

Turquía es el gran rival de España por capacidad de plazas y sus hoteles ultra todo incluido, que resultan muy atractivos para las familias europeas.

Cuenta con 1,13 millones de plazas hoteleras, la mayoría en zonas vacacionales -cerca de 750.000-, ubicadas en amplios resorts. El resurgimiento de este destino se explica en parte porque ha mejorado la percepción de seguridad entre los viajeros. A ello hay que sumarle la gran relación calidad-precio y el apoyo institucional en forma de subvenciones por pasajero y vuelo.

Egipto es el destino que más se vio afectado por la primavera árabe pero este año ha experimentado una notable recuperación. Al igual que España, presenta una elevada dependencia de los países europeos.

Según datos oficiales, Egipto cuenta con 1.171 hoteles que suponen más de 200.000 habitaciones. Se estima que alrededor de 65.000 están en el Mar Rojo, 30.000 en el Gran Cairo y el resto en otras provincias. Una cifra que se incrementará en los próximos años con los nuevos proyectos anunciados.

Según datos de Exceltur, Tuquía y Egipto ya han recuperado e incluso superado la cifra de visitantes que recibían antes de la inestabilidad social y politica que han sufrido desde 2011.

"España ha tenido un muy buen comportamiento en los últimos años, coincidiendo con periodos en que otros destinos competidores han sufrido mucho, pero ahora estos países se están recuperando", afirma Stefan Nigg, analista de Gfk

Grecia es uno de los destinos que más ha crecido en los últimos años al calor del desplome de los grandes competidores del Mediterráneo Oriental. Los turoperadores europeos han confiado y siguen confiando en el país, que se ha configurado también como un destino refugio.

En el primer semestre del año Grecia recibió 10,54 millones de turistas extranjeros, un 22,9% más que en el mismo periodo de 2017.

Su oferta hotelera alcanza las 806.045 plazas distribuidas en 9.783 hoteles, según datos oficiales de la Cámara de Hoteleros de Grecia, facilitados por la Embajada de Grecia en España. En cuanto a categorías, existe un reparto muy equitativo, superando las categorías superiores (4 y 5 estrellas) las 364.000 plazas en total.

Túnez está mostrando una progresiva recuperación en los últimos dos años. Según los empresarios del sector, ha hecho los deberes. La estabilidad y la seguridad han regresado y, con ellas, las aerolíneas y los turoperadores.

En la actualidad, este país cuenta con 824 hoteles con una capacidad aproximada de 150.000 camas, la mayoría de 3, 4 y 5 estrellas. El 80% corresponde al producto de sol y playa. La mayoría están concentrados en sus principales zonas turísticas: la isla Djerba, Hammamet Norte, Hammamet Sur, Susa y Monastir, a las que se está uniendo Mahdia, de actividad turística creciente y relativamente nueva, muy centrada en el turismo familiar.

En los primeros nueve meses de 2018, Túnez recibió 6,7 millones de turistas, un 17% más que en un año antes.

El binomio relación calidad-precio y seguridad ha hecho que los turoperadores apuesten de nuevo y con decisión por Turquía en detrimento de otros destinos como Baleares y Canarias

Marruecos es el destino del norte de África que menos ha sufrido la inestabilidad de la primavera árabe. Pero la competencia que puede hacer al destino español en sol y playa es muy limitada. Por un lado, su fuerte no es la oferta de sol y playa, sino la cultural, de naturaleza y aventura y, por otro lado, su infraestructura hotelera “es muy escasa”, según lamentan algunos de los turoperadores españoles que trabajan con el destino.

El destino estrella en sol y playa es, con diferencia, Agadir, situado en el Atlántico. Concentra el 16% de la oferta hotelera total del país, un porcentaje que supera la mitad en el total del sol y playa.

En este sentido, tanto fuentes de Turismo de Marruecos como de los mercados emisores, destacan por la zona mediterránea de Saidia, que si bien sólo cuenta con 8.500 plazas hoteleras, es la apuesta de futuro del destino.

Según los últimos datos, un total de 4,1 millones de turistas viajaron a Marruecos entre enero y mayo de este año, lo que supone un aumento del 9% respecto al mismo periodo del año anterior,

Otros destinos rivales

Por otro lado, también Croacia y Bulgaria han mostrado notables crecimientos a lo largo de este año.

Croacia cerró el año pasado con 16,5 millones de turistas internacionales, un 14% más, que realizaron 89,8 millones de pernoctaciones (+12%). Una de las debilidades de este destino es la reducida diversificación de países emisores. Entre los mercados emisores destacan Alemania (20,7 millones de pernoctaciones en el último año), Eslovenia (10,1 millones), Austria (7,6 millones), Polonia (6,3 millones) y República Checa (5,4 millones).En verano, la demanda supera la oferta de alojamiento hotelero.

En este país se ha registrado un gran crecimiento de la oferta de vivienda vacacional, favorecida por el reducido número de plazas hoteleras. Según las últimas cifras disponibles correspondientes a 2016, el 79,6% de los 6.232 alojamientos existentes se incluye dentro de la categoría de “otros”, que bien pueden ser viviendas privadas, frente al 11,5% que representan hoteles y aparthoteles.

Por otro lado, Bulgaria gana terreno para los turistas del centro y este de Europa. Con 230.000 camas hoteleras (en establecimientos de más de 10 plazas) repartidos en sus diferentes resorts ubicados en el Mar Negro, las playas búlgaras son un destino cada vez más popular, sobre todo por la asequible relación calidad-precio que ofrecen al viajero, a precios más económicos incluso que en Grecia, Croacia o Turquía.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.