Según Alan Young, presidente de Puzzle Partner

El Internet de las Cosas y su impacto en el sector hotelero

Ajustes de luz y temperatura en función de sensores de movimiento son algunas de sus aplicaciones

En 2013 había un dispositivo electrónico conectado a internet por persona, según HOSPA (Hospitality Finance, Revenue and IT Professionals), que prevé que para 2020 esta cifra se eleve a nueve. Actualmente 80 “cosas” se conectan a la red cada segundo, pero en los próximos años este número también crecerá hasta superar las 250. El Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) tendrá por tanto un impacto importante en la industria hotelera, y en la turística en general, que ya son de las principales beneficiadas por las nuevas y futuras innovaciones “conectadas”.

Las innovaciones quizás más visibles del IoT que afectan al sector son los dispositivos inteligentes que han irrumpido en el mercado en los últimos años. Según el estudio realizado por SMA, dos de cada tres personas prevén comprarse un dispositivo smart para su casa el próximo año. Estas innovaciones están impulsando el uso de tecnologías de IoT similares en hoteles y viajes, como los minibares conectados que disponen de sensores de movimiento para cargar automáticamente el consumo al cliente cuando retira su bebida, o las maletas inteligentes que pueden ser controladas y monitorizadas.

Tabla que muestra el crecimiento exponencial de 'cosas' conectadas, lo que amplía las posibilidades del IoT. Imagen: The Connectivist. (HACER CLICK PARA AMPLIAR)Tabla que muestra el crecimiento exponencial de "cosas" conectadas, lo que amplía las posibilidades del IoT. Imagen: The Connectivist. (HACER CLICK PARA AMPLIAR)

Movilidad y conveniencia son dos componentes básicos del viaje y del Internet de las Cosas, lo que hace que ambos encajen perfectamente de manera natural. Por ello si los hoteles y el resto de empresas turísticas aprovechan las soluciones que les ofrece actualmente el IoT en el mercado, pueden incrementar su eficiencia operativa y ofrecer al cliente una experiencia más personalizada.

Instalaciones y operaciones

Sensores inteligentes en dispositivos conectados como termostatos inteligentes, cámaras de videovigilancia, cafeteras, espejos conectados, robots mayordomos ('Segundo robot en la plantilla de los hoteles Aloft en Estados Unidos', publicado por HOSTELTUR noticias de turismo) y bombillas inteligentes pueden trabajar unidos para personalizar de manera automática las condiciones del entorno para los clientes en función de su proximidad y sus patrones de movimiento.

Ejemplos de ello en 'La habitación del hotel inteligente: control y personalización con el smartphone' y 'Aplicaciones del Internet de las Cosas en los hoteles'.

La luz y la temperatura pueden ajustarse automáticamente basándose en los datos de los sensores de los dispositivos IoT, incrementando la eficiencia energética y eliminando despilfarros. En la industria aérea el personal en la puerta de embarque puede localizar a los pasajeros que llegan tarde utilizando beacons, para así agilizar la salida del avión.

Personalización de la prestación del servicio

Los clientes pueden experimentar grandes mejoras en el servicio con las últimas innovaciones inteligentes. Los hoteles, por ejemplo, pueden enviar automáticamente la llave electrónica de su habitación al móvil del huésped, ofreciéndole así la posibilidad de hacer un auto check-in. Candados inteligentes con lectores NFC (Comunicación de Campo Cercano) pueden permitir a los clientes el acceso restringido a instalaciones a demanda para mejorar la seguridad. Además, para clientes repetidores los hoteles pueden guardar sus preferencias de habitación y descargárselas automáticamente para sus posteriores estancias, asegurándose así de que disfruta de una experiencia adaptada a sus requerimientos.

Logística y seguridad

Finalmente las funciones diarias del negocio hotelero y turístico en general también pueden mejorarse gracias a la automatización facilitada por las innovaciones IoT. Los hoteles pueden realizar un seguimiento de las cadenas de suministro más eficiente a través de sensores habilitados, permitiéndoles así planificar ante cualquier contingencia y evitar interrupciones en el servicio a los clientes.

Hoteles y aerolíneas pueden también fácilmente y de manera más rentable desarrollar mecanismos de seguridad en instalaciones y estructuras, con una gestión centralizada de cámaras compatibles con IoT y sensores de proximidad, posible desde cualquier ordenador o dispositivo móvil.

Todas estas soluciones IoT ya están disponibles en el mercado. Los futuros productos e innovaciones con esta tecnología traerán sin duda más cambios esenciales en el sector, por lo que las compañías deberían estar preparadas para incorporarlos en sus actuales iniciativas para aprovecharse de las futuras cuando lleguen.

El Internet de las Cosas, concluye Alan Young en Next Big Thing, “está aquí para quedarse y este escenario será cada vez más interesante… y complejo. Cómo aplique el sector esta ‘tecnología’ centrará en última instancia la generación de ingresos y/o retención de la demanda”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.