Diario 5381 20.09.2018 | 12:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Alfonso Vargas

A por los chinos

15 febrero, 2011
  • El Gobierno de España quiere atraer a 300.000 turistas chinos en 2012 y llegar al millón en 2020
  • El mercado chino hoy se encuentra en la quinta posición por su nivel de gasto turístico, después de Alemania, Estados Unidos, Reino Unidos y Francia.

En las últimas fechas hemos recibido la confirmación de que en 2010 China ya nos ha superado en número de turistas. Ha relevado a España como tercer destino turístico mundial. Con anterioridad ya habíamos perdido la segunda posición a favor de EE.UU. En suma, seguimos perdiendo terreno: somos cuartos en una lista que sigue encabezada por Francia.

Estos datos no son alentadores, pero también hay que relativizarlos. Hoy en día más que la cantidad debe importarnos la calidad de los turistas que recibimos. Es posible generar más renta con menos turistas, si estos generan un mayor nivel de gasto y, por tanto, un mayor valor añadido.

En este contexto, y siguiendo una política (que considero acertada) de diversificar los mercados de origen, el Gobierno de España, a través de su capitidisminuido (administrativamente) Departamento de Turismo, ha elaborado el llamado “Plan Turismo China”, para atraer más turistas de dicho país, si bien este segmento creció en 2010 un 2’9% respecto al año anterior (y un 470% en la última década). Objetivos de dicho plan: alcanzar los 300.000 en 2012 y el millón en 2020. Lo que ha trascendido del mismo es lo habitual: campañas de promoción, búsqueda de acuerdos con touroperadores chinos (negociar con ellos no es nada fácil, dicho sea de paso), propiciar el aumento de las conexiones aéreas directas.

Es un movimiento lógico, si tenemos en cuenta que el mercado chino, llamado a ser, según las predicciones de la OMT, uno de los mayores emisores de turismo del mundo y el mayor receptor para el año 2020, con 100 y 120 millones respectivamente, hoy se encuentra en la quinta posición por su nivel de gasto turístico, después de Alemania, Estados Unidos, Reino Unidos y Francia.

Con todo, el éxito de esta iniciativa “de cajón” vendrá directamente condicionada por nuestra capacidad de adaptar la oferta a las pautas de consumo de estos turistas orientales, con costumbres muy diferentes que a veces originan choques culturales de importancia. No en vano el propio Gobierno de China ha elaborado una guía de buenas maneras para sus viajeros, cuyo comportamiento en el exterior (derivado de hábitos diferentes a los nuestros) ha causado problemas serios y dañado la imagen del país. Más info en: http://www.protocolo.org/miscelaneo/noticias/china_pide_a_sus_turistas_que_cuiden_sus_modales_en_el_extranjero.html

A tal fin, recogemos a continuación la síntesis del perfil del turista chino publicada por Gestiopolis.com, elaborada a partir de estudios realizados en diferentes destinos turísticos del mundo:

• Se trata de un profesional o ejecutivo de entre 35 y 54 años, que viaja por motivos de ocio, realiza una estancia aproximada de 11 días y se aloja en hoteles de 3-4 estrellas.

• China posee en promedio 20 días de descanso al año, de los cuales, 10 corresponden a vacaciones pagadas y el resto a días festivos.

• Hay tres épocas en el año que el turista chino viaja al exterior: el Año Nuevo Chino-fecha movible entre enero y febrero-, el 1 de Mayo-tienen 10 días de vacaciones-, el 1 de Octubre-Día Nacional de China, tienen 10 días de vacaciones-

• Los meses de diciembre, enero y febrero representan, en general, el 22.1% de las salidas de turismo chino.

• La estructura por géneros de los visitantes de origen chino es relativamente equitativa, cerca del 49% de viajeros al exterior son hombres, y el restante 51% son mujeres.

• Alrededor del 53% de los turistas chinos fluctúa entre 25 y 44 años, otro grupo importante son aquellos que tienen entre 45 y 54 años, los cuales representan aproximadamente el 20% del total de viajeros.

• Se pueden distinguir dos clases bien diferenciadas, los hombres de negocio y los turistas de placer. El turista chino viaja siempre en grupos.

• Los turistas chinos exigen para su visita un traductor o guía que hable ambos idiomas.

• Las parejas y familias representan actualmente a la mayoría de los viajeros de placer. Estos segmentos usualmente forman parte de grandes grupos de viajeros, los cuales son populares dentro de la industria turística china. Sin embargo, un punto interesante que resaltar es la tendencia creciente del segmento de los viajeros independientes, especialmente aquellos de nivel económico alto, los cuales han presentado crecimientos importantes durante los últimos años.

• Otro segmento que ha presentado incrementos ha sido el de las mujeres, debido al mayor ingreso disponible de las mujeres en China, y a la propensión que han mostrado éstas hacia los viajes en grupo.

• En lo que se refiere al periodo de compra, China presenta una proporción muy baja de compra anticipada, ya que únicamente el 3.2% de los viajes para temporada de invierno son comprados desde la temporada de verano anterior o antes. El 23.3% es comprado durante la temporada de otoño, mientras que el 73.6% es adquirido durante la misma temporada de invierno.

• Según Grace Pan (Jefe de Investigación de Viaje y Ocio de Nielsen en China), los viajeros chinos suelen realizar sus viajes por Asia debido a la proximidad geográfica, pero los viajes a otras partes del mundo están aumentando considerablemente sobre todo hacia Europa.

• Según un reciente estudio de la empresa Nielsen, los turistas que provienen de las ciudades chinas de Beijing, Shanghai y Guangzhou gastan más dinero en sus viajes a Europa que en los viajes que realizan a otras partes del mundo, con una media de 5.253 dólares por viajero.

• El turista chino está considerado como uno de los consumistas del mundo, con un gasto medio por encima de los estadounidenses.

• No les interesa el sol y la playa, pero aman el pescado. Prefieren los destinos culturales y arqueológicos a los de entretenimiento.

• No suelen salir de noche y pasan horas encerrados en sus habitaciones de hotel que, preferentemente, deben contar con tina (bañera) y no sólo regadera (ducha).

• Si bien la mayoría de viajes se centran en los de bajo coste, se ha observado un aumento radical en el número de viajes de lujo contratados.

• Según palabras de Grace Pan, los turistas chinos cada vez son más prudentes y preparan sus viajes consultando todas las informaciones disponibles a través de Internet.

• Los chinos salen al exterior en grupos, con viajes programados.

• El turista chino acostumbra visitar lugares turísticos, ver un escenario, tomar algunas fotos y poco tiempo después desean ir a ver otro escenario, sin detenerse mucho tiempo en el primero.

• Los chinos comen de todo. No comen muchos dulces. Prefieren las frutas como postre. No acostumbran comer pan, ni manteca. Pero están modificando algunas costumbres alimenticias. Algún día es bueno llevarlos a comer a algún restaurante de comida china. Lo agradecerán.

• La idea de salir al extranjero es muy apreciada entre los chinos debido al papel que juega dentro de su cultura la adquisición de conocimientos mediante el cultivo de los hábitos de leer y viajar.

• Instados por la necesidad de alejarse de la contaminación prevaleciente en las grandes ciudades, el ecoturismo y el turismo de naturaleza ganan una popularidad creciente.

En el caso de HUELVA LA LUZ, recuerdo un programa radiofónico en el que mientras un representante político afirmaba que el destino Huelva estaba preparado para recibir a los deseados grupos de turistas chinos, un empresario local defendía lo contrario. Independientemente de las opiniones, lo que debe presidir la gestión, tanto privada como pública, es la toma de decisiones apoyada en información. Lo que en este caso particular significa conocer en profundidad este nuevo mercado emisor, este nuevo tipo de turista.

Lamentablemente, por estos pagos seguimos aún demasiado habituados a pensar que son los demás quienes tienen que adaptarse a lo nuestro, o sea, que la demanda se adapte a la oferta: el mundo al revés… El problema es que las cosas al revés no suelen funcionar. ¿No le parece, estimado lector? Y si además renunciamos al valor de la información, pues ya me dirá.

Con esta información podríamos hacer un análisis DAFO (a mi me gusta más FODA, porque nos hace empezar por lo positivo) del destino con relación al mercado potencial chino. Por el momento, para no alargarme demasiado, un solo botón de muestra: si aún no tenemos un sitio Web en inglés en condiciones, por favor…Cuanto más en mandarín… Zai jian.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.