Diario 5404 18.10.2018 | 06:42
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de Xavier Canalis

Google se hace más fuerte en el ecosistema turístico y supera a Apple

La valoración de la compañía alcanza los 554.000 millones de dólares 2 febrero, 2016

Análisis/ El holding Alphabet (matriz de Google) -un conglomerado de empresas tecnológicas que prestan cada vez más atención a la industria de los viajes y el turismo- acaba de superar a Apple como la empresa más valiosa de Estados Unidos. Y es que tras presentar sus últimos resultados trimestrales, las acciones de la compañía subieron hasta alcanzar un volumen total de 554.000 millones de dólares, frente a los 534.000 millones de Apple.

De este modo, Alphabet destrona a Apple, la compañía de la manzana que durante la mayor parte de los últimos cuatro años ha sido la empresa más valiosa de EEUU.

Apple había superado en el año 2010 a Microsoft, quien a su vez había dejado atrás a IBM dos décadas atrás.

Y es que en el mundo de las grandes compañías tecnológicas, todo avanza cada vez más deprisa.

De hecho, las acciones de Alphabet han subido en el último año gracias a un aumento de las ventas de publicidad para móviles, mientras que Apple ha tenido que hacer frente a una demanda menos fuerte por su Iphone, especialmente en China.

Nuevos intermediarios

Y mientras nada se ha vuelto a saber de las intenciones de Apple para introducirse en la industria turística, proyecto que salió a la luz en el año 2012 (ver Apple crea iTravel para convertirse en nuevo intermediario turístico), Google en cambio ha continuado dando sólidos pasos para echar sus redes en todo el ciclo de viaje, transformándose en uno de los agregadores más poderosos de la industria turística.

Y todo indica que en 2016 va a continuar por esta senda, en la que explora además nuevas vías como los vehículos sin conductor o los globos estratosféricos para llevar internet a todos los rincones del planeta.

Cabe recordar que en 2010 Google ya adquirió ITA Software por 700 millones de dólares para poner en marcha Google Flight Search y un año después lanzó Google Hotel Finder.

De momento, y según apuntan los analistas, el impacto real de estos movimientos en la industria turística (exceptuando su negocio de publicidad) ha sido más bien limitado.

Pero no deja de resultar curioso que mientras tanto las agencias online Expedia y Priceline hayan acelerado sus respectivos procesos de adquisiciones para ganar fuerza en el hipercompetitivo mercado online.

No olvidemos un elemento crucial que “justifica muchas de las cosas que están ocurriendo en el mundo de internet”, según reveló hace poco José Antonio Tazón, presidente del Consejo de Amadeus y miembro del Consejo de Administración de Expedia.

Ese dato no es otro que el coste oculto de adquirir un visitante online: de 21 a 30 dólares

Y es que Expedia acaba pagando dichas cantidades a los diferentes canales de entrada (entre ellos Google y los metabuscadores) que le envían potenciales clientes.

Mientras tanto, Google descarta crear una agencia de viajes online. Pero es que tampoco le hace falta.

Además, en 2015 Google ha lanzado una nueva interfaz móvil para destinos que la sitúa un paso más cerca de controlar todo el itinerario del viajero.

Actualmente sólo disponible en inglés, dicha interfaz sugiere al usuario el mejor horario para realizar visitas turísticas, ofrece un índice de popularidad e incluso destinos alternativos.

Esta nueva herramienta está integrada en la aplicación Flight Search así como en los anuncios de hotel, y ofrece al usuario la posibilidad de reservar un viaje sin tan siquiera salir del buscador.

El Cardboard de Google, un dispositivo de bajo coste para aplicaciones de realidad virtual.El Cardboard de Google, un dispositivo de bajo coste para aplicaciones de realidad virtual.

Además, los planes de Google no se limitan al mundo online.

Por ejemplo, quiere ser nuestro proveedor de internet en cualquier parte del mundo. Para lograrlo, ha comenzado desplegar una red de globos en la estratosfera que transmitirán la señal de internet desde 20.000 metros de altitud, el doble respecto a la altura a la que vuelan los aviones comerciales.

El objetivo es hacer llegar la señal de internet a cualquier punto de la Tierra, includo a puntos remotos del planeta donde no existe cobertura de telefonía móvil. Facebook quiere hacer lo mismo, pero con drones.

Por otra parte, y a pesar de que Googe es uno de los principales accionistas de Uber, el gigante tecnológico tiene sus propios planes para lanzar un servicio de transporte de pasajeros.

Pero en lugar de economía colaborativa y conductores freelance por los que apuesta Uber, Google recurrirá a coches-robot sin conductor que recorrerán las ciudades y cuyos servicios podrán ser solicitados por el usuario mediante una app. Y todo ello ya se está probando en las calles de Estados Unidos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.