España ha dejado de ingresar por turismo 1.072 millones de euros en los siete primeros meses, según Exceltur

El gasto medio de un turista en España ha sido de 698 euros en los siete primeros meses del año, frente a los 738,4 euros del mismo periodo del año anterior, lo que supone que España ha dejado de ingresar por turismo 1.072 millones de euros, según se desprende del informe sobre las perspectivas turísticas del tercer trimestre del año presentado ayer por Exceltur, la alianza para la excelencia turística.

El gasto medio de un turista en España ha sido de 698 euros en los siete primeros meses del año, frente a los 738,4 euros del mismo periodo del año anterior, lo que supone que España ha dejado de ingresar por turismo 1.072 millones de euros, según se desprende del informe sobre las perspectivas turísticas del tercer trimestre del año presentado ayer por Exceltur, la alianza para la excelencia turística. Según destacó el vicepresidente de Sol Meliá, Sebastián Escarrer, y miembro de la directiva de Exceltur, es cierto que durante estos meses se ha incrementado la llegada de turistas, pero esto no se ha traducido en una "percepción de mejora global de la rentabilidad empresarial acumulada a lo largo del año", y ésta además se está viendo alterada por "una desfavorable tendencia que está alterando progresivamente la composición de la demanda externa". En este sentido, Exceltur considera que está cambiando el perfil y hábito del turista y existe "un evidente peligro" de que se pueda consolidar un turismo externo de menor rentabilidad para la economía española y que utiliza establecimientos no reglados. "El turista actual se aloja más en alojamiento no reglados, está menos días de estancia, utiliza más el automóvil y tiene tendencia a reservar a última hora", explicó el vicepresidente de Sol Meliá. Esta alianza considera que existe una necesidad "urgente" de que el sector, tanto los empresarios como el Estado, unan sus fuerzas para crear nuevas herramientas y un sistema integral que ofrezca más información para poder conocer la situación, anticipar escenarios y medir, sobre todo, la rentabilidad socioeconómica del sector y no sólo de llegadas de turistas y ocupaciones. En este sentido, la alianza dijo que según sus datos el crecimiento los precios hoteleros se ha moderado, mientras que las encuestas del INE reflejan incrementos, ya que el actual sistema que utiliza no calcula con precisión la evolución de los precios. Escarrer informó de que hay un grupo de trabajo para colaborar con el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la creación de mejores herramientas. Asimismo, Exceltur considera muy importante que en el desarrollo de la Ley de Financiación Local de los Municipios se tenga en cuanta a los ayuntamientos turísticos y se le faciliten los medios para que puedan hacer frente a la situación que generan tanto los residentes como los turistas y detectar los problemas urbanísticos que afectan a la competitividad turística. Para el presidente de la cadena hotelera Husa, Joan Gaspart, "2002 ha sido un año desconcertante, producto de la suma de varias razones", y aunque cree que el sector es "optimista y realista" y sabe que tiene un buen producto, es hora de que se dé cuenta de que ya no puede esperar a que vengan los turistas sino que tiene que ir a buscarlos "ya que si no podemos enfrentarnos en un futuro a situaciones muy complejas", resaltó Según las previsiones extraídas de este estudio, las llegadas de turistas de los cinco principales mercados emisores (Alemania, Reino Unido, Francia, Holanda e Italia) crecerán un 3 por ciento en 2002 frente al año anterior, aunque el turismo alemán crecerá un 8 por ciento. El francés aumentará un 18,6 por ciento, el británico un 3,5 por ciento, el italiano un 3,4 por ciento y el holandés un 14,5 por ciento. Las ramas de actividades relacionadas con el turismo siguen siendo el principal motor de empleo en España, con el 15,1 por ciento de las afiliaciones, aunque Exceltur observa un cierto retraso de la creación de empleo frente a la evolución del ciclo económico. En el tercer trimestre del año, el crecimiento del turismo español estaba todavía por debajo de los ritmos de crecimiento del PIB de la economía española y ligeramente por encima del PIB de los países de la UE. El mercado de turistas extranjeros más dinámico durante este periodo fue Francia, con un crecimiento del 16,2 por ciento, seguido de Holanda (8,9 por ciento) e Italia (5,1 por ciento). Gran Bretaña creció un 3,3 por ciento y Alemania disminuyó un 4,1 por ciento solamente, gracias a que el mes de agosto fue bueno. En este sentido, el 45 por ciento de los empresarios del sector de alojamiento considera que este periodo se caracterizó por la caída de las ventas, la contención de los precios y la reducción en los márgenes empresariales. Sin embargo, se mantiene el ritmo de creación de nuevas plazas hoteleras y residenciales, lo que para Exceltur "empieza a poner de manifiesto problemas de sobreoferta, un hecho que en un futuro podrá tener efectos preocupantes sobre los niveles de ocupación la reducción en los niveles de precios". Por su parte, los empresarios de transportes también ha registrado una caída en sus ventas respecto al mismo periodo de 2001, aunque han incrementado sus beneficios por el incremento de los precios. Dentro del sector, las empresas de alquiler de vehículos han aumentado sus ventas pero reducido sus beneficios y mantienen perspectivas positivas para el último trimestre del año. Asimismo, las agencias de viajes consideran que el verano ha sido bueno en términos de ventas y rentabilidad y destacan la importante respuesta del turismo nacional a las ofertas y promociones, destacando Canarias como destino más vendido en verano. Este informe recoge también el "excelente" comportamiento de la oferta cultural de museos y monumentos así como de uso de campos de golf durante este verano, y que estos empresarios esperan aumentar sus ingresos en el último trimestre del año. En el periodo julio-septiembre las comunidades con mejor comportamiento han sido, en opinión de sus empresarios, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Andalucía, País Vasco, Galicia y Castilla y León. Por el contrario, Canarias y especialmente Baleares se encuentran en el extremo más negativo, mientras que Cataluña y la Comunidad Valenciana mantienen una situación equilibrada. El informe de Exceltur pone de manifiesto que España está perdiendo competitividad frente a dos de sus principales países competidores del Mediterráneo, Turquía y Croacia, e incrementándola frente a Egipto, Túnez, Chipre y Malta. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.