Brasil y Caribe activan campañas

El miedo al virus Zika se cierne sobre el sector turístico

Aerolíneas, hoteles y cruceros ya ofrecen cambios en las reservas

El miedo al virus Zika es la nueva amenaza que se cierne en 2016 sobre la industria turística, particularmente en Latinoamérica. Brasil (donde se esperan medio millón de visitantes durante los Juegos Olímpicos este verano) y el Caribe (destino predilecto para lunas de miel) han activado varias campañas para contrarestar los efectos directos e indirectos de este brote.

Cabe recordar que, según un reciente estudio de la aseguradora IAG Travel sobre factores que frenan el turismo, las razones principales aducidas por los turistas para evitar viajar a determinados destinos son las siguientes:

  • 83% actividad terrorista
  • 49% conflictos militares
  • 33% convulsiones políticas
  • 31% brotes de enfermedades

Así, después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya declarado una emergencia global por la epidemia, varias aerolíneas han ofrecido ya cambios en los pasajes aéreos para Latinoamérica y el Caribe a mujeres embarazadas debido al temor por el virus del Zika.

Por su parte, Brasil –epicentro de la epidemia- “está plenamente comprometido a garantizar que los Juegos de Río 2016 se realicen con seguridad y tranquilidad", según ha informado el ministerio de Deportes de dicho país.

Inquietud en el sector turístico del Caribe

Mientras, la Caribbean Tourism Organization (CTO) reconoce que las noticias sobre el virus zika han creado “incertidumbre y confusión” entre los turistas sobre las condiciones de salud en la región.

“El brote del Zika se ha concentrado en Brasil y Sudamérica, con 1,5 millones de casos sospechosos en Brasil. En cambio, sólo ha habido 200 casos sospechosos en el Caribe en una docena de reguniones y la mayoría de personas que lo habían contraído se han recuperado”, afirma la CTO.

Cabe recordar que el Caribe registró un récord en la llegada de turistas de 2015 y todo apuntaba que este crecimiento continuaría en 2016.

Ante el temor que despierta el virus, la CTO insiste que “el zika no supone una amenaza extraordinaria para los visitantes” y que continuarán monitorizando todos los incidentes relacionados con el brote y llevando a cabo medidas de prevención en los destinos.

“Muchos de los países miembros de la CTO realizan campañas de desinfectación para erradicar los mosquitos mientras un número creciente de hoteles instalan cortinas anti-mosquitos para ventanas o camas en áreas donde los dormitorios están abiertos al exterior”.

También se aconseja a los visitantes usar determinados repelentes para mosquitos, que debe aplicarse después de haberse puesto la crema de protector solar.

Por su parte, el director general la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA), Frank Comito, explicó a la agencia de noticias Efe que todavía es muy pronto para determinar el impacto económico que tendrán en la región las medidas que ya han tomado grandes cadenas hoteleras como Hilton y Ritz Carlton para facilitar la modificación de reservas.

Sin embargo, al sector no se le escapa que es muy probable que la alerta surgida en torno a este virus en mujeres embarazadas y su relación con el nacimiento de niños con microcefalia impacten negativamente en el mercado turístico de las lunas de miel.

Hasta el momento no existe ninguna vacuna para prevenir el contagio, ni medicinas específicas para tratar la enfermedad, que en cuatro de cada cinco casos no presenta síntomas.

Playa tropical.Playa tropical.

OMT: Se debe ofrecer información actualizada a los viajeros

Por su parte, y tras la declaración de la OMS realizada el 1 de febrero de 2016 sobre la situación de emergencia en materia de salud por el virus del Zika, la Organización Mundial del Turismo (OMT) subraya que según la OMS no deberían imponerse restricciones a los viajes a las zonas afectadas.

En todo caso, explica la OMT, “se debe ofrecer información actualizada a los viajeros que se dirijan a zonas afectadas por el virus del Zika con respecto a los posibles riesgos y las medidas apropiadas para reducir la posibilidad de verse expuestos a picaduras de mosquitos”.

Asimismo “se deben poner en práctica las recomendaciones habituales de la OMS con respecto a la desinsectación de aeronaves y aeropuertos”.

La OMT seguirá de cerca la situación en estrecho contacto con la OMS y las autoridades de turismo competentes.

“En cuanto al impacto en el sector turístico, es aún demasiado pronto para llevar a cabo una evaluación rigurosa, teniendo en cuenta la volatilidad de esta situación”, concluye la OMT.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.