España: Los mayoristas aumentan las reservas en Benidorm pero no dan por superada la recesión

Los mayoristas británicos no dan por zanjada la recesión en el sector turístico que afloró tras el 11 de septiembre de 2001. La comparación entre el nivel de reservas para el invierno 2002-2003 con los datos del pasado año evidencia que la incertidumbre que invadía el mercado hace tan sólo doce meses ha comenzado a disiparse. Si entonces las caídas eran de un 40%, este año las grandes compañías como Tui -que engloba a Thomson- o My Travel advierten que se sitúan entre un 15 y un 20 %, por lo que se refiere a Benidorm.

Los mayoristas británicos no dan por zanjada la recesión en el sector turístico que afloró tras el 11 de septiembre de 2001. La comparación entre el nivel de reservas para el invierno 2002-2003 con los datos del pasado año evidencia que la incertidumbre que invadía el mercado hace tan sólo doce meses ha comenzado a disiparse. Si entonces las caídas eran de un 40%, este año las grandes compañías como Tui -que engloba a Thomson- o My Travel advierten que se sitúan entre un 15 y un 20 %, por lo que se refiere a Benidorm. El cambio de tendencia del cliente británico que ha pasado de contratar sus vacaciones con siete u ocho meses de antelación a hacerlo, hasta con menos de un mes de margen, ha trastocado las previsiones de los mayoristas. De hecho, para incentivar las ventas se han visto obligados a reducir precios, según indica un portavoz de uno de los tour operadores con mayor cuota de mercado en Benidorm. «La consecuencia de esto es que las ganancias son menores», añade esta misma fuente. En pleno periodo de contratación de plazas para el próximo invierno, los operadores han esgrimido frente a los hoteleros la necesidad de congelar los precios para frenar una caída de la demanda. La petición se repite por segundo año consecutivo y los propietarios de alojamientos turísticos consideran algunas de las cláusulas incluidas en los contratos como «abusivas». Mantener los niveles de calidad de la planta hotelera y ceder a la congelación de precios es para los hoteleros «pedir demasiado». Los mayoristas han insistido incluso en recibir bonificaciones por las reservas anticipadas que consigan colocar. La fórmula, denominada «early booking», ha crispado a los hoteleros que lo ven como una medida encubierta para conseguir un mayor abaratamiento en el precio del alojamiento. Pese a que los mayoristas insisten en que la recesión todavía persiste, el tour operador británico First Choice anunció ayer que su volumen de reservas para la próxima temporada de invierno ha crecido un 36% desde el 11 de septiembre de 2002. La compañía calificó como «alentadoras» las ventas tanto para ese periodo como para el verano 2002 en declaraciones a Europa Press. First Choice se sitúa por detrás de Thomson y My Travel en volumen de negocio en Benidorm. Junto con JMC componen las principales compañías que venden paquetes turísticos para la ciudad. (A.V., diario Información, 29/10/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.