Asamblea anual de Thinktur

El turismo español, en ciclo expansivo no exento de riesgos

Riesgos en la demanda, el modelo de negocio y los derivados del cambio climático

El turismo español vive un ciclo expansivo, por condiciones estructurales pero también coyunturales que no van a perdurar para siempre como la inestabilidad de los destinos competidores de la cuenca mediterránea (‘Riu e Iberostar prevén dos años más de inestabilidad en el Mediterráneo’, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo), no exento de riesgos que el presidente de Thinktur, Fernando Panizo, ha centrado en tres aspectos: demanda, modelo de negocio y cambio climático.

Los riesgos de la demanda vienen provocados por su concentración en pocos mercados (el 68% de los turistas que recibe España procede de cinco países) y en pocos destinos (el 83% se aglutina en cinco comunidades), además de presentar una elevada estacionalidad (el 56% nos visita en cinco meses del año).

En cuanto a los derivados del modelo de negocio, Panizo advierte de la necesidad de introducir cambios en la digitalización del sector, porque los que ya se han producido han sido “forzados por la demanda, tanto del cliente final como de la intermediación, pero en el sector no existe una infraestructura de formación ni de cultura digital en las empresas que implique a todos los trabajadores”, lo que ha definido como algo “imprescindible”.

Entre las nuevas tecnologías digitales disponibles, el presidente de Thinktur ha destacado en la Asamblea anual de la entidad la nube y el entorno móvil, “y sobre ambas se basa el resto: internet de las cosas, big data, marketing digital, realidad virtual, etc.”.

Panizo ha destacado de entre las tecnologías disponibles la nube y el entorno móvil, ya que sobre ambas se basa el resto: internet de las cosas, big data, marketing digital, realidad virtual, etc.Panizo ha destacado de entre las tecnologías disponibles la nube y el entorno móvil, ya que sobre ambas se basa el resto: internet de las cosas, big data, marketing digital, realidad virtual, etc.

Los cambios necesarios en el ecosistema de proveedores deben basarse no sólo en estas tecnologías digitales, sino también industriales porque, como observa Panizo, “los proveedores se mantienen como elementos ajenos al sector cuyas innovaciones no se tienen en cuenta en la estrategia competitiva del turismo español, lo cual entraña riesgos”. Y es que, en su opinión, “la ausencia de clusters empresariales que vinculen a proveedores y demandantes (hoteles y destinos) limita el desarrollo del sector”.

Finalmente, en lo referente a los riesgos implícitos en los modelos de negocio, advierte de su permanente evolución: “Se está produciendo un cambio radical en la manera de hacer las cosas y debemos adaptar las empresas a los nuevos cambios, como los generados por el P2P, porque el que sobrevive no es el más grande, sino el que evoluciona”.

Riesgos del cambio climático

El sector turístico español, en palabras de Panizo, “se encuentra en un momento crucial ante los riesgos generados por el cambio climático, que es irrefutable e inequívoco y que ya está teniendo consecuencias, por lo que administraciones y empresas deben actuar conjuntamente”.

Y cita algunos ejemplos, como las previsiones de que en 2040 las playas se retraerán entre uno y tres metros; para 2050 desaparecerán las estaciones de esquí situadas por debajo de los 2.000 metros (en España todas salvo Sierra Nevada); o la sobrecarga turística que ya están sufriendo los destinos maduros, que “deben tomar medidas para evitar este efecto negativo”, antes de que la Administración adopte medidas compensatorias incrementando los impuestos verdes, que en España representan el 1,9% del PIB (Producto Interior Bruto), pero en la media de la Unión Europea se eleva al 2,5%.

El turismo representa sólo el 0,78% de las emisiones de CO2 a nivel mundial, aunque la ONU advierte de que su impacto en el cambio climático oscila entre el 5% y el 12%, producido mayoritariamente por la aviación (40%), vehículos (32%), alojamientos (21%) y turistas y otros (7%).

En este sentido Fernando Panizo subraya que “España tiene ante sí la oportunidad única de convertirse en líder mundial de la sostenibilidad medioambiental. Ése debería ser el objetivo porque somos la primera industria turística del mundo y tenemos condiciones para lograrlo, pero debemos ponernos a ello desde ya”.

El ITH (Instituto Tecnológico Hotelero), añade, “es consciente de ello, ofreciendo medidas de ahorro energético en hoteles y promoviendo, en colaboración con la Secretaría de Estado de Turismo, un análisis de sostenibilidad en establecimientos que mide datos reales de emisiones, consumo energético y de agua, y residuos”.

Evitar la autocomplacencia

Por todo ello el presidente de Thinktur aconseja al sector “no caer en la autocomplacencia por el gran éxito que está viviendo, porque no se están teniendo en cuenta estos riesgos”, llamando la atención sobre “los desequilibrios de la demanda, que se están acentuando; la necesaria digitalización, que hasta ahora se está produciendo por las exigencias de la demanda; una industria de proveedores turísticos sólida que aplique tecnologías industriales, porque su ausencia está poniendo en peligro la competitividad del sector; y finalmente, la implantación de medidas para afrontar los riesgos derivados del cambio climático, tanto por parte de las administraciones como de las empresas”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.