Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Lanza un plan de medidas restrictivas

Airbnb restringe a uno por propietario los anuncios en Ciutat Vella

La plataforma intenta acabar así con la masificación del distrito 7 febrero, 2017 Premium
  • Airbnb limitará a uno por propietario los anuncios de alquiler para particulares en el distrito de Ciutat Vella y obligará a identificarse como profesionales a quienes alquilen más de uno
  • Con este paquete de medidas, la plataforma trata de acabar con la "masificación" que vive la zona
  • Airbnb también quieren trabajar con las autoridades para el pago de la tasa turística a través de su plataforma

Un anfitrión, una casa. Airbnb sólo permitirá publicar un anuncio de alquiler en su plataforma a los particulares en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona, uno de los más afectados por la presión turística, y obligará a identificarse como profesionales a los que tengan más de una oferta.

El director general de Airbnb para España y Portugal, Arnaldo Muñoz, y el responsable europeo de Asuntos Públicos de la compañía, Patrick Robinson, han presentado este martes varias medidas que va a aplicar la plataforma en la ciudad de Barcelona en 2017 para "hacer más sostenible" el turismo en la ciudad.

Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb para España y PortugalArnaldo Muñoz, director general de Airbnb para España y Portugal


Según Muñoz, la acción de limitar el número de anuncios por anfitrión particular de apartamentos enteros en Ciutat Vella intenta acabar con la "masificación" del distrito, que provoca una falta de mercado de alquiler a largo plazo y quiere ayudar a diferenciar entre particulares y profesionales. Además, no descartan ampliar esta medida a otras zonas de la ciudad.

Otra de las herramientas que está impulsando permite a los vecinos de un edificio denunciar ante Airbnb si determinados inquilinos de viviendas anunciadas en la plataforma dan problemas en un piso, con tal de mediar para solucionarlos.

Busca acuerdos con la administración

Los responsables de Airbnb también quieren trabajar con las autoridades para el pago de la tasa turística a través de la plataforma, ya que, según ha explicado Muñoz, el año pasado se hubieran recaudado a través de ella más de 6 millones en toda Cataluña por este tributo, "queremos formar parte de la recogida de la tasa turística", ha insistido.

Robinson ha recordado que el pago de la tasa turística es, por definición, responsabilidad del anfitrión.

Estas medidas se van a empezar a implementar a partir del próximo mes de abril y estarán totalmente en marcha a finales del mes de mayo, a principios del inicio de la temporada de verano.

Los responsables de la plataforma ya han informado al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat de estas medidas y tienen la voluntad de "cerrar" acuerdos con ellos para aplicarlas: "Estamos en conversaciones constantes y en vías de colaboración con estas administraciones", han asegurado.

Una “tomadura de pelo” para el Ayuntamiento de Barcelona

El concejal de Empresa y Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Agustí Colom, ha calificado de "tomadura de pelo" la propuesta de Airbnb y ha afirmado que "no cesaremos hasta que consigamos que no haya ningún piso turístico ilegal en la ciudad".

En declaraciones a los periodistas, Colom ha instado a la plataforma de alquiler turístico a eliminar de la web todos los anuncios de viviendas turísticas de Barcelona que no tienen licencia.

A su juicio, los responsables de Airbnb "se equivocan una vez más” ya que "el único acuerdo posible es que esta plataforma cumpla la normativa, que en nuestra ciudad es muy clara", y ha explicado que el proceso de sanción a la plataforma emprendido por el consistorio continúa su curso.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.