El propietario de Grupo Jale

Recurren el cierre definitivo del hotel Incosol

El propietario de Grupo Jale, Jose Antonio López Esteras, ha presentado un recurso de reposición ante el Juzgado de lo Mercantil 1 de Cádiz que lleva el concurso voluntario del hotel medical spa Incosol, en contra del auto que el juzgado dictó ordenando que el establecimiento cerrara definitivamente, dejando a 138 trabajadores sin empleo. También prepara querellas contra los administradores concursales.

Según ha indicado López Esteras en una nota, en el recurso expone que "Incosol, con 40 años de existencia, es una institución sanitaria rentable" y apunta que "son muy pocos los que conocen que Incosol no es simple hotel, sino que sus instalaciones cuentan con la Calificación de Institución Sanitaria y como tal debe tenerse en cuenta su forma de actuar".

El grupo Jale expone en su recurso que el hotel Incosol "es rentable con la aplicación del plan de viabilidad que la compañía presentó en septiembre de 2010 y que durmió el sueños de los justos durante casi dos años en el Juzgado de Cádiz, hasta que se le recordó su existencia y fue aprobado mediante auto por aquel Juzgado en marzo de 2012".

Recurren el cierre definitivo del hotel IncosolRecurren el cierre definitivo del hotel Incosol

Lamenta que los administradores concursales, "en contra no solo del espíritu y la letra de la Ley Concursal, sino en contra de los intereses de sus trabajadores, proveedores, pacientes-clientes y propiedad, haciendo caso omiso a dicho auto, ordenó el cierre el hotel Incosol de Marbella el primer día del comienzo de la Semana Santa del pasado 2012, trasladando a los pacientes-clientes a otros hoteles sin calificación sanitaria", con lo que perdieron los ingresos de toda la temporada alta de la Costa del Sol, "haciéndolo inviable y liquidándose la sociedad con el despido de todos sus trabajadores".

Querellas a la vista

Por estos motivos, ha explicado que "no solo se ha presentado este recurso de reposición sino que el departamento jurídico está preparando las correspondientes querellas contra los administradores concursales y aquellos otros intervinientes en semejante ilegalidad jurídica y mercantil"; además de solicitar que sean separados de su función de admkistradores concursales

En este recurso de reposición, además de exponer la viabilidad del hotel también se hace referencia a la "dejación" por parte de los administradores concursales "en reclamar al anterior propietario los daños causados con su trama urbanística, su maquinación financiera con sociedades holandesas, su demolición de 21 habitaciones o la requisisción de 308.000 euros que le fueron requisados por la Policía antes de la venta de las acciones".

López Esteras ha indicado que todas esas reclamaciones "supondrían unos ingresos superiores a los 30 millones de euros que irían a las arcas de la concursada y por lo tanto del propio Incosol".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.