Diario 5384 25.09.2018 | 03:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista con Salvador Anton, experto en la industria del ocio

Parques temáticos en España: las claves del éxito y del fracaso

Varios proyectos han quedado por el camino en los últimos años 8 diciembre, 2012

Eurovegas y BCN World no serán parques temáticos al no contar con atracciones, pero han reabierto el debate sobre esta industria en España, que no acaba de cuajar. De hecho, la mayoría de parques temáticos existentes en España pasa por serias dificultades económicas y aún así se siguen planteando nuevos proyectos.

En el olvido ya quedó Gran Scala, que visionaba un parque temático con casinos en mitad de los Monegros. Mientras, en la Comunidad Valenciana ha sido aparcado el Ferrari Park. Aunque Murcia, de momento, sigue adelante con el proyecto Paramount.

Además, los parques temáticos y de atracciones son más caros en España desde el pasado 1 de septiembre debido al aumento del IVA para estas instalaciones de ocio, que pasó del 8% al 21%. Ver también la noticia Los parques temáticos juzgan "escandaloso y dañino para todo el sector turístico" que les suban el IVA al 21%.

Salvador Anton Clavé, decano de la Facultad de Turismo y Geografía de la Universidad Rovira i Virgili, Tarragona, y autor del libro “The Global Theme Park Industry”, explica en esta entrevista las claves de un modelo de negocio que nació en EEUU y se ha expandido por todo el mundo, con mayor o menor éxito.

¿Un parque temático tiene que tener atracciones?

Entre otras cosas. Habitualmente, los parques temáticos tienen una estructura narrativa y argumental y generalmente son espacios cerrados.

¿Qué podría significar la apertura de BCN World junto a PortAventura: esa suma generará sinergias?

Creo que sí. Estamos hablando de un nuevo espacio con una gran capacidad, de 500 hectáreas. Dependerá de la planificación y el diseño que se pueda configurar un polo de entretenimiento de una dimensión superior.

De hecho, originalmente el espacio que se prevé ahora para BCN World ya estaba pensado para ubicar allí un complejo recreativo, comercial y de ocio con hoteles, o bien otro parque temático, según el masterplan de PortAventura.

Aunque Eurovegas y BCN World no vayan a ser parques temáticos, se ha reabierto el debate sobre si los parques temáticos pueden ser viables económicamente en España. De hecho, hasta ahora sólo uno, PortAventura, ha registrado beneficios. ¿Qué opina usted?

Tenemos que pensar lo siguiente: en el proceso de planificación, diseño, desarrollo y operación de un parque intervienen muchos factores. La industria de los parques temáticos es una industria de precisión. Si desde el principio no están muy bien articulados todos los ingredientes, esto puede provocar que haya parques que no funcionen.

Sucede igual que con otras industrias. Con la diferencia que los parques temáticos requieren mucha inversión de capital y están rodeados de una gran expectación. Así que cuando las cosas no funcionan, esto es muy notorio.

¿Un parque temático con mayoría de visitantes que sean turistas de otras zonas o países, pero pocos residentes locales como clientes puede ser viable, o a la inversa?

Cada parque tiene que estudiar cuál es su mix adecuado y en función de ello dimensionar sus instalaciones. Si diseñamos y comenzamos a operar un parque pensando que tendremos tres millones de visitantes y al final sólo recibimos un millón, pues habrá tensiones.

Si ese mismo parque hubiera sido diseñado en términos de inversión, desarrollo y gestión para un millón de visitantes, seguramente no hablaríamos de fracaso, sino de un parque de pequeñas dimensiones que tiene éxito, que cumple la función prevista.

Normalmente y en diferentes países del mundo, los parques temáticos -los de dimensiones medias- están más orientados a residentes que no a turistas. Por eso los encontramos en los grandes entornos metropolitanos de América, Europa o Asia. Y en algunos casos han sido diseñados para ser turísticos.

¿Qué tendencias observa en los nuevos proyectos de parques temáticos?

Muchas inversiones tienen que ver con la especialización: ir a cosas muy concretas, a nichos determinados. En los grandes complejos, por encima de dos millones de visitantes al año, se están incorporando varias modalidades de alojamiento dentro de los parques: desde hoteles a cabañas o bungalous.

Otra tendencia es la incorporación de altos niveles de tecnología, para proporcionar experiencias muy intensas, como la realidad virtual. También vemos una cierta utilización de referentes globales para generar temas: cinematográficos, literarios, la naturaleza… Y en algunos casos, hay otra tendencia a tematizar elementos del patrimonio donde se desarrolla el parque.

¿Ir a un parque temático es hacer turismo en un mundo artificial?

Los parques temáticos no pretenden sustituir nada, sino crear ambientes que proporcionen unas determinadas experiencias y emociones. Podríamos compararlos con las películas: la gente sabe que es una ficción. Son una manera más de generar sensaciones.

---

Esta entrevista ha sido publicada en la revista HOSTELTUR de diciembre y se puede descargar en pdf como entrevista a Salvador Antón.pdf

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.