Una pareja británica presentó una reclamación 15 meses después de su estancia en un hotel de Gran Canaria

Pillados: denuncian una intoxicación, pero se tomaron 109 bebidas

Cervezas, cócteles y chupitos de whisky. Así hasta 109 bebidas. Es lo que consumió una pareja británica durante su estancia de nueve días en un hotel de Gran Canaria. El dato no pasaría de ser una mera anécdota si no fuera porque presentaron una reclamación asegurando haber sufrido una intoxicación alimentaria.

En la demanda presentada por estos turistas contra Jet2holidays y el Hotel Gloria Palace 15 meses después de su estancia, el bufete de abogados asegura que la pareja había sufrido “calambres estomacales y diarrea severa” por culpa del buffet del resort lo que les había obligado a permanecer en cama desde el segundo día y había “estropeado el resto de sus vacaciones”.

Sin embargo la realidad, como demostraron las investigaciones realizadas por el turoperador con ayuda del hotel, era muy distinta. Los turistas se habían estado atiborrando a alcohol durante toda su estancia, a una media de 12 bebidas por día, según la factura del establecimiento. "Ellos disfrutaron de una amplia variedad de bebidas, a pesar de estar supuestamente enfermos y acostados en la cama", confirma José María Mañaricua, del Hotel Gloria Palace.

Listado de las bebidas que se tomó la pareja británica durante su estanciaListado de las bebidas que se tomó la pareja británica durante su estancia

Curiosamente la pareja británica no informó en ningún momento a los responsables del establecimiento o del turoperador sobre su enfermedad. Ambos se enteraron de lo sucedido al recibir quince meses después una carta de una firma de abogados de Oldham reclamando una indemnización por una supuesta intoxicación alimentaria.

"El fuerte aumento en este tipo de reclamaciones está costando caro a los hoteleros y a las compañías de viajes, y es frustrante cuando se hacen tantos años después de que las vacaciones hayan terminado”, reconoce Steve Heapy, presidente ejecutivo de Jet2holidays, compañía que ha contratado detectives para frenar esta práctica que se ha incrementado hasta un 700% en tres años, según ABTA.

"Los estafadores están engañando a los clientes para que piensen que pueden presentar una demanda incluso cuando no están enfermos y que ello no tiene consecuencias, lo cual no es cierto”, asegura al tiempo que alerta de que “estas reclamaciones fraudulentas ponen en riesgo las vacaciones todo incluido”.

“Mi mensaje es simple. Nadie se preocupa más por ti en vacaciones que nosotros. Si usted tiene un problema de vacaciones, estamos allí para usted y nos tomamos las reclamaciones auténticas muy en serio”, insiste.

Cambio de actitud

Los tuoroperadores han dado un giro de 180 grados en su actitud con respecto a las reclamaciones falsas. Si en un inicio se pusieron de perfil dejando al hotelero vendido y a expensas de una “red criminal” que les ha costado millones de euros, ahora han decidido luchar mano a mano contra esta lacra (Hoteleros y TTOO se preparan para el combate contra los abogados pirata).

En este cambio de actitud ha influido de manera decisiva la presión ejercida por CEHAT que ha mantenido diversas reuniones con ABTA e incluso le leyó la cartilla a los jefes de Thomas Cook, TUI, Jet2holidays cansada de la tibia reacción de los turoperadores. Otras patronales regionales como la FEHM, HOSBEC y Ashotel así como Turespaña han mantenido también una actitud beligerante sobre este asunto.

La información de referencia se encuentra disponible en Daily Mail

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.