Analistas de CAPA señalan varios factores quer están afectando los márgenes de ganancias de estas compañías

Las aerolíneas del Golfo, con el viento en contra

Mientras que el fin de la prohibición de portátiles de los Estados Unidos fue bienvenida la semana pasada por Emirates, Etihad y Qatar Airways, las aerolíneas del Golfo continúan enfrentando el viento en contra que está frenando el crecimiento y provocando una caída de sus márgenes de ganancias.

"La prohibición de portátiles y otros dispositivos electrónicos mayores de un móvil ha tenido impactos cuestionables", afirma Will Horton, analista senior de Oriente Medio para el Centro de Aviación de Asia (CAPA) con base en Sydney. "La repercusión fue sólo para los vuelos desde su hub a los Estados Unidos, y sólo algunos pasajeros cambiarían la aerolínea de su preferencia por ese motivo o se negarían a viajar sin sus dispositivos".

Más preocupante para las compañías del Golfo ha sido el débil sector energético, que ha suavizado la demanda corporativa en el Medio Oriente. Las aerolíneas también enfrentan una fuerte caída en los precios de los billetes en mercados clave, incluyendo Asia-Europa y Asia-Oriente Medio, así como un exceso de capacidad dentro de su propia región, gran parte de la cual ha sido impulsada por la expansión de Qatar Airways, según ha afirmado Horton.

Las aerolíneas del Golfo, con el viento en contra Las aerolíneas del Golfo, con el viento en contra

Mientras tanto, la disputa diplomática que estalló el mes pasado a Qatar desde los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto, Arabia Saudita, Yemen y Maldivas por el otro, ha interrumpido las operaciones de Qatar Airways y detenido los vuelos regionales entre Doha y los aeropuertos de Emiratos Árabes Unidos en Dubai y Abu Dhabi, hubs y sedes centrales de Emirates y Etihad, respectivamente.

Por último, Etihad debe decidir sobre una nueva estrategia futura, en atención a la declaración de quiebra en mayo de Alitalia, de la que posee el 49%, y las dificultades que atraviesa airberlin, de la que controla el 29,2%.

Estas preocupaciones ya han tenido un efecto demostrable en las aerolíneas del Golfo, a pesar de su reputación mundial de excelencia de servicio que ha ayudado a convertirlas en las marcas más populares y reconocibles en la aviación comercial.

De acuerdo con la consultora de análisis de datos de aviación OAG, Emirates ha programado sólo 1,1% más de asientos en el tercer trimestre de este año frente al mismo lapso del año pasado, en comparación con una tasa de crecimiento del 11,5% un año antes. Mientras, Etihad crecerá un 2,7% en el tercer trimestre, en comparación con el crecimiento de 10,8% que experimentó en el tercer trimestre del año pasado.

Ambas compañías han anunciado un recorte de sus rutas estadounidenses, con Etihad cancelando el servicio de San Francisco a partir de octubre, y con la reducción de frecuencias de Emirates, entre mayo y principios de este mes, en cinco de sus 12 rutas a los Estados Unidos.

Qatar, que ha continuado creciendo agresivamente, incluso frente a las duras condiciones del sector negocios, había planeado volar un 10,5% más de asientos este trimestre que hace un año. Pero si la disputa diplomática de la región del Golfo continúa hasta septiembre, la aerolínea registrará una caída de la capacidad ofertada de asientos de un 11,1%, según las previsiones de OAG.

Mientras tanto, al menos dos de las tres aerolíneas del Golfo están viendo caer resultados financieros. Los analistas dijeron que la tercera compañía, Etihad, no ha reportado ganancias desde 2015.

En mayo, Emirates comunicó un margen de ganancia de sólo 1,5% para el año fiscal que terminó en marzo, frente a un margen de 8,4% un año antes. El beneficio cayó un 70,8%, a unos 670 millones de dólares. Los ingresos obtenidos por asiento, por milla recorrida, cayeron un 7,2%. Emirates lo atribuyó a la creciente competencia y la sobrecapacidad en numerosos mercados para el descenso. Un dólar más fuerte y las duras regulaciones establecidas por la administración Trump también fueron factores, dijo la compañía.

En junio, Qatar informó que obtuvo un beneficio neto para el año fiscal que finalizó el 31 de marzo de 693 millones de dólares, un aumento de 21,7% año con año. Sin embargo, según el socio gerente de Airline Weekly, Seth Kaplan, quien analizó el informe, Qatar no incluyó costos de mano de obra o depreciación en su línea de gastos, como es la práctica estándar de la industria. Con esos costes, Qatar tendría un margen operativo de menos el 3%, dijo Kaplan.

Si esta desaceleración del crecimiento de las operadoras del Golf, se mantiene a largo plazo podría tener importantes implicaciones para Boeing y Airbus, ya que las tres aerolíneas tienen 358 pedidos pendientes con Boeing y 258 con Airbus.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.