Pena muy inferior a los seis años que se barajaban al principio

Cárcel para la pareja de Liverpool que quiso timar a Thomas Cook

Paul Roberts y Deborah Briton, una pareja de Liverpool de 43 y 53 años, respectivamente, ha sido sentenciada finalmente con penas de cárcel para ambos por las reclamaciones falsas que presentaron respecto a una supuesta intoxicación de la familia, incluyendo sus dos hijos, durante sus vacaciones en Mallorca en 2015 y 2016, al perder el juicio frente a Thomas Cook. Como adelantó HOSTELTUR noticias de turismo en Se enfrentan hasta a seis años de cárcel por una reclamación falsa, en julio pasado se supo que se enfrentaban a una pena de entre 18 meses y seis años de cárcel. Se trata de la primera sentencia de prisión por este motivo, pero podría no ser ni mucho menos la última dados todos los procesos abiertos tras las miles de reclamaciones.

Según recoge la prensa británica, ahora el juez David Aubrey, del Tribunal de la Corona de Liverpool, ha sentenciado a una pena de prisión de 15 meses a Roberts y a otra de nueve meses a Briton. La pareja había reclamado una suma de 20.000 libras (22.500 euros) a las que, de haber ganado, se habrían añadido otras 28.000 libras (31.500 euros) de costes judiciales para el turoperador.

En las primeras etapas del proceso, se habían declarado inocentes tras los seis cargos de fraude a los que se enfrentaban tras la demanda de Thomas Cook, pero finalmente han admitido cuatro de ellos, tras quedar demostrado que estuvieron presumiendo de sus vacaciones de "sol, risas y diversión" en redes sociales durante los periodos en los que aseguraban haber estado muy enfermos. También una de las hijas de ambos, Charlene, de 14 años había sido enjuicida pero finalmente se habían retirado los cargos.

La pareja ha recibido muy mal la sentencia condenatoria, según testigos del juicio. Foto: metro.co.uk.La pareja ha recibido muy mal la sentencia condenatoria, según testigos del juicio. Foto: metro.co.uk.

La sentencia considera probada la premeditación de los hechos y, durante su lectura, el juez ha mencionado la "codicia" que les había movido a actuar de esa manera.

Según Fankhauser: “Las reclamaciones son nuestro mayor problema en Reino Unido”. el CEO de Thomas Cook, Peter Fankhauser, reconoció precisamente este verano durante un encuentro con los hoteleros en Mallorca la extrema gravedad de el boom de reclamaciones falsas por enfermedad supuestamente ocurridas en estancias hoteleras que se han presentado en los últimos años.

El grupo ha hecho una fuerte inversión en recursos legales para frentar la situacion. "Hemos parado casi 3.000 reclamaciones”, afirmó. E incluso se ha conseguido que un bufete de abogados haya abandonado la industria de las reclamaciones por completo - desistiendo de más de 3.500 reclamaciones a través de los tres principales operadores turísticos del Reino Unido-. “Hay un largo camino por recorrer, pero este es un comienzo prometedor”.

Tras esta primera sentencia de cárcel, un portavoz de Thomas Cook ha comentado: "tuvimos que tomar medidas para proteger nuestras vacaciones y a nuestros clientes de una minoría que engaña al sistema". Ya antes del verano la agencias de viajes británicas ABTA avisó a los ciudadanos de que podrían ser fichados como criminales por este tipo de reclamaciones falsas e ir a la cárcel, según ABTA advierte a los británicos de que las reclamaciones falsas son delito.e incluso a la vuelta intensificó su campaña y avisó de más perjuicios para el sector y los ciudadanos en ABTA advierte de que las reclamaciones falsas podrían encarecer los viajes.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.