Juicio a una familia de Liverpool

Se enfrentan hasta a seis años de cárcel por una reclamación falsa

Entre 18 meses y seis años de cárcel. Es la pena a la que se enfrentan los miembros de una familia de Liverpool por interponer una reclamación falsa alegando una supuesta intoxicación alimentaria durante sus vacaciones por la que solicitaron 52.000 libras a Thomas Cook, turoperador que recientemente ha ganado un caso similar (Thomas Cook empieza a llevar a juicio las reclamaciones fraudulentas y gana).

Deborah Briton, de 53 años, y Paul Roberts, de 43 años, presentaron demandas de compensación falsas para ellos y sus dos hijos por unas vacaciones en régimen de todo incluido en Mallorca. También hizo lo propio otra hija de Briton. Los tres se han declarado inocentes de seis cargos de fraude ante el Tribunal de Magistrados de Liverpool, donde se ha celebrado una vista preliminar.

Deborah Briton y Paul Roberts se enfrentan hasta a seis años de cárcel por una reclamación falsa. Foto: FacebookDeborah Briton y Paul Roberts se enfrentan hasta a seis años de cárcel por una reclamación falsa. Foto: Facebook

El juez de distrito Andrew Shaw ha comunicado a los acusados que el caso será enviado al tribunal de la corona para ser juzgado y que las acusaciones representan un "fraude sofisticado con un valor relativamente alto de dinero reclamado".

El juez ha suspendido el caso hasta la audiencia previa al juicio que tendrá lugar el 10 de agosto. Si los miembros de esta familia son declarados culpables podrían enfrentarse a entre 18 meses y seis años de prisión.

La información de referencia se encuentra disponible en The Sun

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.