Diario 5329 21.07.2018 | 19:49
Hosteltur: Noticias de turismo
El criminal no se limitó a quedarse con el dinero

Una estafa con alojamientos en la Costa del Sol va más allá

22 noviembre, 2017
  • El detenido en Sevilla cometió 28 delitos de estafa con falsos alquileres pero no se conformaba con eso
  • Con la documentación que requería a las víctimas abría cuentas bancarias y contrataba líneas telefónicas
  • Los estafados son de Jaén, Córdoba, Granada, Sevilla, Málaga, Huelva, Madrid, Badajoz y Guadalajara

La Guardia Civil ha detenido a una persona en Sevilla acusada de cometer 28 delitos de estafa con falsos alquileres, en la Costa del Sol, afectando a vecinos de Jaén, Córdoba, Granada, Sevilla, Málaga, Huelva, Madrid, Badajoz y Guadalajara. El detenido no se limitaba a estafar el dinero del alquiler sino que abría cuentas bancarias y contrataba líneas telefónicas con los datos de los clientes engañados.

La investigación, según informa la Guardia Civil de Jaén en un comunicado, comenzó el pasado mayo tras recibir la denuncia de un vecino de Torredonjimeno en la que decía haber sido estafado en el alquiler de una vivienda en la localidad malagueña de Fuengirola.

La Guardia Civil pudo comprobar que la estafa afectaba a varias personas, de diferentes provincias, ya que el presunto autor de los hechos anunciaba la vivienda vacacional, en diversos y conocidos portales de internet.

El "modus operandi" consistía en contactar telefónicamente con interesados en alquiler de viviendas vacacionales y tras acordar el precio del alquiler del piso, les facilitaba un número de cuenta, solicitando que realizaran un ingreso, en concepto de reserva, no llegándose a producir dicha reserva y no respondiendo a las diversas llamadas telefónicas que, con posterioridad, realizaban los afectados.

Una estafa con alojamientos en la Costa del Sol va más allá


Asimismo, los agentes pudieron comprobar que el presunto autor había tejido una compleja red, mediante la cual suplantaba la identidad de otras personas, a las cuales les había usurpado previamente sus datos personales, utilizándolos para abrir cuentas bancarias, y dando de alta diversas líneas de teléfono para contactar con los estafados.

Con estas manipulaciones, perjudicaba a las víctimas en dos sentidos, ya que por un lado se producía la estafa directa que suponía la pérdida de dinero ingresado en concepto de reserva de la vivienda, y la apertura, cancelación y alta de líneas de telefonía móvil, que realizaba, con la documentación que le aportaban.

Una vez localizada la vivienda desde la que se hacían las estafas, se realizó una entrada y registro domiciliario en la localidad de Cañada Rosal (Sevilla) interviniendo numerosas tarjetas de crédito, 60 tarjetas de telefonía móvil, documentos de identidad de varias personas, terminales móviles de última generación, contratos y numerosa documentación, que está siendo analizada.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.