Diario 5379 19.09.2018 | 03:14
Hosteltur: Noticias de turismo
Contactan por teléfono en un 14% de los casos frente a un 2% en persona

Reclamaciones: uno de cada cinco británicos es alentado por los bufetes

10 enero, 2018
  • La encuesta indica que en torno a 9,5 millones de británicos han sido abordados por estas empresas para que presentaran reclamaciones
  • ABTA ha instado al Gobierno británico a que introduzca las medidas que prometió antes del comienzo de la nueva temporada turística
  • Un 14% de los encuestados que fueron abordados fueron contactados por teléfono, y en menor medida por mail, sms, redes sociales o en persona

Una encuesta difundida este martes por la asociación de agencias de viajes británicas ABTA., y desarrollada por la compañía YouGov, revela que uno de cada cinco británicos, el 19 %, ha sido alentado por bufetes legales a reclamar indemnizaciones a operadores de viajes por supuestas enfermedades sufridas durante sus vacaciones en el extranjero. El estudio se enmarca dentro de una fuerte campaña contra las reclamaciones falsas lanzada por la asociación este verano y dirigida a concienciar a los consumidores de las graves consecuencias de actuar ilegalmente y pedir una actuación urgente el Gobierno de Reino Unido. Bajo el lema ‘Stop Sickness Scams’, cuenta con el respaldo expreso de Thomas Cook, TUI Group y Jet2holidays.

El dato que revela la encuesta supone que en torno a 9,5 millones de británicos han sido abordados por estas empresas para que presentaran reclamaciones. El sondeo, realizado entre 2.029 personas, indica que un 14 % fue contactado por teléfono por las empresas que se dedican a la gestión de esa clase de reclamaciones, mientras que un 7 % recibió un mensaje de texto y un 7 % un correo electrónico. Además, un 3 % fue contactado a través de las redes sociales y un 2 % en persona, incluyendo los aeropuertos o durante los días de vacaciones en el destino.

Por otro lado, un 70 % de los encuestados aseguró desconocer que presentar una reclamación fraudulenta, puede acarrear penas de prisión en el Reino Unido, algo de lo que ya les advirtió ABTA el pasado verano, como informó HOSTELTUR noticias de turismo en ABTA advierte a los británicos de que las reclamaciones falsas son delito. Insitió en que pueden enfrentarse a grandes multas e incluso la cárcel, quedando claramente registrados como criminales. Los turistas "tienen la impresión de que pueden obtener el dinero simplemente rellenando un formulario, pero no es así".

Reclamaciones: uno de cada cinco británicos es alentado por los bufetes

Estas quejas han aumentado más de un 500 % desde 2013 en Reino Unido, a pesar de que las demandas por indisposición presentadas en los propios hoteles y complejos vacacionales se han mantenido estables y no han aumentado tampoco entre veraneantes de otras procedencias.

El director ejecutivo de ABTA, Mark Tanzer, dijo que algunas compañías "sin escrúpulos" están "animando a la gente a presentar reclamaciones falsas de enfermedad", lo que, de descubrirse, podría "reportarles (a los clientes) una buena multa o incluso una pena de prisión".

"Las reclamaciones falsas no solo exponen a los turistas británicos a serias penalizaciones, están costando a las empresas de viajes y a los hoteleros (a quienes a menudo se traspasa el coste) decenas de millones de libras y mancillando la reputación de los británicos en el extranjero", afirmó.

De hecho, según ABTA advierte de que las reclamaciones falsas podrían encarecer los viajes, en septiembre, coincidiendo con el regreso de los viajeros británicos de sus vacaciones, la asociación de agencias de viajes intensificó su campaña contra las reclamaciones falsas, iniciada en junio, recordando a los turistas que, no sólo pueden verse perjudicados por haber realizado actos ilegales, sino que el incremento de las mismas podría derivar en un aumento del precio de los viajes a largo plazo, derivado del costo que está suponiendo para las compañías turísticas.

Tanzer instó al Gobierno a introducir antes de la próxima temporada de vacaciones las nuevas medidas que prometió para disuadir la presentación de quejas fraudulentas. A finales de octubre se supo que el Reino Unido prohibirá a las empresas de reclamaciones llamar a los turistas, pues el Gobierno británico había anunciado en la Cámara de los Lores su intención de prohibir las llamadas en frio que hacen las compañías de reclamaciones a los turistas a su vuelta.

Como informó este diario en Theresa May toma cartas en el asunto de las reclamaciones falsas. la primera ministra británica anunció el pasado mes de julio que estaba estudiando la opción de limitar en un futuro proyecto de ley los importes de indemnizaciones y costas de los juicios, como ya pedían los operadores en ‘Hoteleros y TTOO se preparan para el combate contra los abogados pirata’, para que no resulte tan atractivo demandar por demandar. May se refirió a este asunto afirmando que “los turistas que respetan la ley no tienen por qué pagar más por sus vacaciones veraniegas, para las que ya de por sí tienen que hacer un importante esfuerzo económico, por culpa de las reclamaciones falsas que injustamente elevan los precios”.

Cabe señalar que ya hubo una sentencia ejemplarizante, según Cárcel para la pareja de Liverpool que quiso timar a Thomas Cook. En octubre pasado, Paul Roberts y Deborah Briton, una pareja de Liverpool de 43 y 53 años, respectivamente, fuerno sentenciados a penas de cárcel para ambos por las reclamaciones falsas que presentaron respecto a una supuesta intoxicación de la familia, incluyendo sus dos hijos, durante sus vacaciones en Mallorca en 2015 y 2016, al perder el juicio frente a Thomas Cook.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.