Un post de Manuel Molina

Reflexiones en torno al Foro Turístico de Adeje

Este martes 15 de marzo tuve la ocasión de participar de nuevo, de forma activa además como moderador de uno de los debates, en el Foro Internacional de Turismo de Adeje, Tenerife. En su decimocuarta edición y bajo el título “Canarias, una apuesta sostenible”, se desarrollaron tres mesas y una ponencia que corrió a cargo del vicepresidente de Exceltur, José Luís Zoreda, quien presentó a nivel nacional el nuevo estudio de los indicadores para la medición de la Rentabilidad Socioeconómica del Turismo a escala local.

Reflexiones en torno al Foro Turístico de Adeje.Reflexiones en torno al Foro Turístico de Adeje.

Más allá del contenido de dicho estudio sobre la rentabilidad del turismo y del de las mesas, que se ha podido seguir a través de nuestro diario anteayer (Pensar en el cliente y no en el turoperador, clave de la rentabilidad futura) y de ayer (Optimismo en Tenerife por las previsiones de crecimiento), quisiera aprovechar esta entrada para reflexionar acerca de algunas sensaciones percibidas a lo largo de la intensa jornada que se desarrolló en el Gran Hotel Bahía del Duque, marco incomparable para el debate sobre el nuevo turismo ya que fue precisamente este emblemático establecimiento el que, con su ejemplo y la visión de la familia Zamorano, abrió la senda de regeneración y reposicionamiento de una isla, Tenerife, y de una zona, la sur y más concretamente Adeje, que supo reinventarse en su momento y que ahora busca un nuevo eje alrededor del cual pivote su nueva estrategia.

Manuel Molina, director de HOSTELTUR, moderó la mesa sobre conectividad aérea.Manuel Molina, director de HOSTELTUR, moderó la mesa sobre conectividad aérea.

Las elecciones, presentes

Buenas perspectivas para Tenerife, según se reconoció en el foro.Buenas perspectivas para Tenerife, según se reconoció en el foro.

En primer lugar es inevitable que en estos encuentros, a dos meses de las elecciones, se politicen las conversaciones previas y posteriores al foro haciendo balance con el sector allí presente, de las acciones llevadas a cabo durante la legislatura. En este sentido, Adeje cuenta con la ventaja –poco común por otro lado- de la acción conjunta y transversal de los distintos partidos que ocupan puestos de responsabilidad en áreas de influencia turística: Coalición Canaria y PSOE. Es por ello que la pelea (no el debate, siempre positivo) turística queda a menudo fuera de los enfrentamientos partidarios y partidistas previos a la cita con las urnas. Lo cual es de agradecer ya que estamos más que habituados a oír, por parte del sector, que sería necesario un pacto por el cual los partidos entendieran algunas cuestiones como supra-políticas y no se utilizaran como arma arrojadiza.

Es por ello que ha sorprendido que en Tenerife, en las últimas semanas, el debate en torno a la conectividad aérea y sus cuestiones satélites (subvenciones, slots, abandono de rutas tradicionales…) haya elevado el tono –de cordial a tenso- de las conversaciones y las declaraciones  de los distintos responsables locales, insulares y autonómicos. Algún reflejo de dicho “desencuentro” se pudo ver en vivo en la mesa que sobre el tema tuve la ocasión de moderar y en la que participaron Álvaro Middelmann de Air Berlín, Manuel Panadero de Air Europa, Ricardo Fernández como viceconsejero de Turismo del Gobierno Canario, Juan José Álvarez de AENA Canarias y José Carlos Francisco de CEOE Tenerife.

Cautela, euforia o realismo

En segundo lugar otra reflexión en clave política…o más bien administrativa. Durante la mesa inaugural tuve la ocasión de escuchar, por parte de más de un representante político, que era necesario añadir ciertas dosis de cautela a la situación turística actual. Todavía es necesario más tiempo para saber si estamos ante una verdadera recuperación sectorial, o sólo ante un leve repunte coyuntural fruto de diversas circunstancias que todos tenemos muy presentes. “Debemos recordar que hace sólo 6 meses –se apuntó desde la mesa presidencial- estábamos muy preocupados por el devenir del destino y lamentando nuestra situación”.

Este destello de cordura empresarial, que siempre está bien viniendo de una clase política que generalmente tiende a tener una visión más optimista cuando gobierna y pesimista cuando no, me llamó la atención positivamente. Sin embargo, cuando en algún momento del debate, aquellos que estamos obligados a ello hicimos una lectura en ese mismo sentido, hubo reacciones del tipo “no estamos tan mal”, “no seamos pesimistas”. Tuve la sensación de que ciertas reflexiones sobre la situación, aun siendo en el mismo sentido y precisamente con la intención de extraer lo positivo a través del debate, sólo las pueden hacer aquellos que son (o se sienten) más responsables de la misma.

Y para terminar, la anécdota. En el marco del foro también se pudo escuchar que ya se había iniciado la recuperación las cifras del paro –sangrantes en el caso de Canarias- gracias a una temporada que está resultando mucho mejor de lo esperado. En el trayecto del aeropuerto de Tenerife Norte al sur tuve la ocasión de comentar la situación con uno de los mejores termómetros que tiene uno a su disposición: el conductor. Según sus palabras, desde hace unas semanas se nota un aumento muy fuerte en el trabajo y en las horas…”pero el paro sigue igual…un desastre”. Otro golpe de realidad.

 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.