Diario 5664 18.08.2019 | 10:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. De las necesidades idiomáticas de su fundador a crear un sistema de interpretación

Dualia, historia de un emprendedor que hizo de la necesidad virtud

14 julio, 2019
  • Dualia cuenta con 300 intérpretes, da servicio en 68 idiomas al 70% de la Sanidad española, y trabaja en Educación, Empleo y Seguridad
  • En el proyecto de ciudad políglota los servicios públicos y privados son capaces de responder a las necesidades del turista en su idioma
  • Ningún país de nuestro entorno dispone de un sistema similar; sólo existen proyectos parecidos en Australia, Reino Unido y Estados Unidos

Muchas veces la idea de crear una startup surge de la propia necesidad vital del emprendedor que la promueve. Es el caso de Diego Ramírez, fundador y consejero delegado de Dualia, quien en sus múltiples viajes de trabajo, sobre todo a Alemania, para la empresa de automatismos eléctricos del Grupo Mondragón en la que desarrollaba su labor, se encontraba con numerosos problemas de comunicación para entenderse con los técnicos germanos. Hoy dirige una empresa con 300 intérpretes que da servicio al 70% de la Sanidad pública y privada española, a los departamentos de Educación, Empleo y Seguridad de algunas comunidades autónomas y quiere consolidarse ahora en el sector turístico.

Ante los elevados gastos que debía asumir Diego Ramírez para poder utilizar los servicios de intérpretes en los distintos países a los que iba, debió de pensar que a grandes males, grandes remedios. Así, se le ocurrió fabricar un biauricular con doble micrófono, que más tarde patentó, para conectar en la misma conversación a tres personas, de manera que una amiga suya que era profesora de alemán pudiera traducirle lo que él quería transmitir a los técnicos. Para ello utilizaba la última hora del día y la conversación se alargaba aproximadamente una hora.

Al ver las caras de sorpresa con las que los técnicos recibieron el invento, Ramírez pensó que “a lo mejor no era el único que tenía esos problemas para comunicarme en otros idiomas y por eso decidí montar Dualia, aplicando las tecnologías de información y comunicación para poder hacerlo posible”. Corría el año 2003, aunque no empezaron a dar servicio hasta 2004 porque “había que montar todos los desarrollos y el software del call center virtual que creamos para dar este servicio”; elementos que “evidentemente han ido evolucionando según han ido apareciendo nuevas tecnologías que hemos ido aplicando”.

Dualia surgió por tanto, según ha explicado su creador, “para dar respuesta a los problemas idiomáticos que tenían empresas como la mía, dentro del Grupo Mondragón, pero el número de clientes que entraba no era suficiente para crecer y llegar a ese umbral de rentabilidad”.

Ejemplos de cómo funciona Dualia, también a través de los asistentes virtuales.

De nuevo un momento de inspiración, cuando Ramírez vio en la televisión los problemas que tenía un hospital de Murcia para poder atender a inmigrantes y turistas que no hablaban español. Fue a visitarlo pero en ese primer intento no tuvo mucho éxito, como ha reconocido, aunque “teníamos claro que nosotros éramos una solución muchísimo más eficiente y efectiva que tener intérpretes presenciales en los hospitales, dado que podíamos ofrecer un servicio con muchísimos idiomas, disponible las 24 horas, 365 días y además poder ser utilizados en distintos sitios”.

Por fin conseguimos, según recuerda Ramírez, “entrar en nuestro primer hospital, el Virgen del Rocío de Sevilla, que es el buque insignia de la Sanidad andaluza. Tras él entraron otros hasta que sacaron a concurso público el servicio a todos los hospitales y centros de salud de Andalucía. A día de hoy cubren el 70% de la Sanidad pública y privada española.

Empezaron ofreciendo 32 idiomas y a día de hoy ya son 68, algunos tan peculiares como el farsi, serbocroata, afgano, o dialectos africanos como el bereber, bambara, soninké, wolof, poulaar o mandinca. Su sistema, como destaca su fundador, “siempre funciona con intérpretes profesionales, accesibles a través de un call center virtual donde tenemos unos 300 profesionales que trabajan desde sus casas u oficinas y entran en las conversaciones cuando son necesarios. De esta manera podemos llegar a cualquier sitio, en cualquier momento y en cualquier idioma”.

En estos 15 años “hemos crecido en el sector sociosanitario, prestando servicio a Sanidad, al número 112, Cáritas, Cruz Roja, e incluso a la Policía Municipal de Madrid y de otras poblaciones. También en colegios públicos para poder atender la acogida a los niños extranjeros y luego durante el curso hablar con los padres y darles las directrices del centro, así como en el servicio de empleo de Andalucía para atender a la población extranjera.

Ciudad políglota

Desde hace cuatro años han enfocado su punto de mira al sector turístico, dada su experiencia en otras áreas de actividad, para facilitar el viaje a los extranjeros que nos visitan y también a los prestadores de servicios para que puedan ofrecerles una atención de calidad en su mismo idioma.

Surge así su proyecto de ciudad políglota, donde los servicios públicos sean capaces de responder a las necesidades de ese turista en su lengua, ya sea el propio Ayuntamiento, las oficinas de turismo o las Fuerzas del Orden; pero también entren a formar parte de ese sistema las empresas del sector que les prestan servicio, como hoteles, restaurantes, bares o tiendas, “de manera que todos puedan atender a ese turista en su idioma”. Sevilla, Ronda, Mérida y Formentera han sido las primeras en suscribir un acuerdo de este tipo.

Dualia no es un sistema de traducción sino de interpretación, en el que entran en juego matices culturales, religiosos o de ubicación.

Con este objetivo han acudido asimismo a mercados emergentes para España como China, donde “ya estamos trabajando con operadores del país para que los turistas chinos que visitan Europa vengan con nuestra aplicación descargada en WeChat y puedan así acceder directamente a un intérprete en su idioma ante cualquier incidencia que puedan tener”.

Tecnología única

Diego Ramírez ha subrayado que “ningún país de nuestro entorno dispone de un sistema similar. Sí hay algunas empresas interesantes ofrecen estos servicios en Australia, el Reino Unido y Estados Unidos, pero no es muy común en el resto del mundo”.

También lo distingue de los software de traducción porque “nuestro nicho es más profesional. De hecho siempre hablamos de interpretación, no de traducción, porque tiene otras connotaciones ya que no sólo es el idioma sino que en la interpretación entra en juego la cultura, la religión, la localización. Hablamos el mismo idioma pero a veces no queremos decir lo mismo. Y ahí es donde un intérprete puede aportar mucho gracias a sus conocimientos”.

Y ya están mirando fuera de nuestras fronteras para llevar su tecnología, por ejemplo, a los hospitales de Colombia, donde “queremos implantar nuestro modelo de negocio y desde allí dar servicio a toda Latinoamérica, ampliándolo también allí al sector turístico. De hecho ya estamos en conversaciones con hoteles e incluso generando una red de intérpretes para poder dar mejor servicio las 24 horas”.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.