Rankings de rendimiento de los RRHH en la industria aérea europea

Productividad, la ventaja competitiva de las aerolíneas low cost sobre las tradicionales

Los niveles de productividad de las aerolíneas low cost y las tradicionales son muy diferentes, partiendo de la producción y costes de unas y otras. Mientras Vueling y Ryanair tienen costes laborales un 10% inferiores a sus ingresos, los de Air France-KLM y SAS son un 30% superiores. También la diferencia entre la productividad y los costes laborales de BA e Iberia es significativa. Un estudio de la productividad de las plantillas de las principales operadoras europeas realizado por el Centro de Aviación CAPA ha establecido rankings de rendimiento sobre seis criterios, indicativos de lo que dista entre triunfar, sobrevivir y desaparecer del sector.

En tal sentido, CAPA ha analizado la productividad de las platillas de las 19 principales aerolíneas y/o grupos aéreos europeos, basado en seis criterios de medición: el coste laboral como porcentaje de los ingresos; el coste por empleado; capacidad de producción medida en toneladas (pasajeros+carga)-kilómetro disponibles (‘000) por empleado; coste de empleado por tonelada-kilómetro; ingresos por empleado y beneficios operativos por empleado. Combinando los resultados de los seis rankings, se ha elaborado el ranking general de productividad del personal de las aerolíneas europeas analizadas, revelando la operadora con la plantilla más productiva de Europa.

El texto íntegro del artículo Productividad, la ventaja competitiva de las low cost sobre las tradicionales está disponible en el pdf anexo Productividad, la ventaja competitiva de las compañías low cost sobre las tradicionales.

El contraste entre el rendimiento de las aerolíneas de bajo coste y el de las aerolíneas tradicionales es evidente, determinado por las diferencias entre sus respectivas estructuras de costes, destacando el éxito del modelo low cost, especialmente en esta coyuntura de crisis.

Ranking de aerolíneas según su porcentaje de los costes laborales sobre los ingresos.Ranking de aerolíneas según su porcentaje de los costes laborales sobre los ingresos.

En 2012, la industria aérea europea registró una caída del 72% del beneficio neto de las 13 mayores operadoras europeas, las más grandes de ellas están ejecutando rigurosos planes de reestructuración para reducir costes, mejorar los ingresos, la ocupación y los márgenes de explotación e intentar alcanzar rentabilidad. El año pasado los costes de la industria se vieron especialmente presionados por el aumento del precio del combustible en un 18,9%; aunque, históricamente, el recurso humano había sido –y sigue siéndolo para algunas aerolíneas- el principal gasto. No obstante, los RRHH suponen el coste controlable más importante a gestionar óptimamente, ya que el personal es el primer agente para la prestación de cualquier servicio en cualquier sector de servicios.

Ranking por porcentaje de ingresos

El primer criterio de medición es el porcentaje que los costes laborales representan sobre los ingresos, resultando para el grupo de aerolíneas comparadas una media ponderada del 21,8% (ver cuadro 1- Costes laborales como porcentaje de los ingresos de 2012).

En este criterio, Wizz Air es la líder, cuya plantilla consume solo un 6,5% de los ingresos de la compañía, seguida por Vueling y Ryanair, con porcentajes inferiores al10%. Aegean está justo por encima del umbral del 10%, mientras que en el extremo contrario se encuentra a Iberia que en 2012 gastó el 30% de sus ingresos en costes laborales, mínimamente peor que Air France-KLM. SAS resultó la aerolínea más débil en este aspecto con el 32%. British Airways, con un porcentaje apenas por debajo de 22%, es la compañía con mejor desempeño entre las más grandes aerolíneas de bandera, solo superada por Lufthansa si los dos segmentos de negocios del grupo alemán (transporte de Pasajeros y el segmento de Logística y Mantenimiento) son considerados como compañías separadas, sus costes de personal representarían sólo el 16,7% de los ingresos, en lugar de 23,4% para el Grupo Lufthansa en conjunto.

Coste por empleado

En el coste por empleado, la media ponderada es de 68.871 €, pero el rango es muy amplio: el más bajo salario es el del personal de Wizz Air con 37.000 euros en Europa Central/del Este y el más alto es el de SAS con 104.000 euros en Escandinavia. En este criterio, se incluye salarios, cargas sociales, antigüedad de los empleados y nivel de las contribuciones a pensiones; un área en la que también intervienen significativamente la sindicalización y las relaciones laborales. Iberia tiene el tercer mayor coste de personal, un tercio más que el trabajador promedio de su filial BA.

Ranking según ingresos por empledo.Ranking según ingresos por empledo.

Después de Wizz Air, siguen TAP (48.492 €), Flybe (48.502 €), Ryanair (49.182 €), Aegean (51.893€), airberlin (52.475 €), Vueling (54.224 €), Lufthansa Group (59.577€), Turkish Airlines (59.718 €), Finnair (62.492 €), British Airways (66.851 €), easyJet (70472 €), Lufthansa personal de vuelo (71.410 €), IAG (72.867€), Aer Lingus (74.818 €), Air France KLM Group (76.034 €), Iberia (88.757 €), Norwegian Air Shuttle (98.010) y cierra SAS. EasyJet demuestra que no siempre es cierto que las low cost paguen tarifas bajas - el empleado promedio de easyJet cuesta ligeramente menos que la media de los empleados de British Airways -, mientras que TAP Portugal demuestra que no todas las compañías de bandera tradicionales pagan altos salarios.

ATK/empleado: promedio 507

Uno de los indicadores usuales de la productividad en la industria aérea son los asientos-kilómetro disponibles u ofertados (ASK) por cada trabajador ocupado por mes, ya que, tiene que ver con la generación de tanto tráfico como sea posible por cada empleado. Para medir este criterio, CAPA ha utilizado el total de toneladas-kilómetro disponibles por empleado, las ATK (Available Tonne Kilometres) que miden la capacidad total (pasajeros+carga) de las aerolíneas. Wizz Air con 1.414ATK/empleado y Ryanair con 1.360 toman la delantera en esta medida, por delante de las otras low cost como Vueling (1.006), Norwegian (958) y easyJet (880). Le siguen Turkish Airlines (790), a la cabeza de las compañías aéreas tradicionales, seguida por Aegean (713), Finnair (685), Lufthansa Flying Segments (665), airberlin (648), British Airways (559), Aer Lingus (524), IAG (520), Air France KLM Group (430), Iberia (416), TAP (367), SAS Group (344), Lufthansa Group (338) y Flybe (222) .

Coste de empleado por ATK

Otro importante criterio de medición de productividad es lo que se paga a cada empleado para producir una unidad de capacidad de tráfico o tonelada-kilómetro disponibles -Available Tonne Kilometres (ATK)- medido en céntimos de euro. La media es 13,58 céntimos.

Wizz Air de nuevo lidera en este ranking con 2,95 céntimos pagados a cada empleado por ATK, seguido de cerca por Ryanair (3,62), Vueling (5,39), Aegean (7,27), Turkish Airlines (7,56), easyJet (8,01), airberlin (8,09) y Finnair (9,19). Superando los 10 céntimos, y a pesar del alto ATK por empleado, Norwegian (10,23) se encuentra en la mitad de la tabla, ya que se trata de una low cost con empleados caros; Lufthansa Flying Segments (10,74), British Airways (11,96) y TAP (13,20). Por encima de la media, IAG (14,02), Aer Lingus (14,28), Lufthansa Group (17,60), Air France KLM Group (17,67), Iberia (21,35), SAS Group (21,90) y Flybe (30,33). Nuevamente SAS aparece en el extremo con el mayor coste de personal por ATK, un resultado lógico si es el que paga salarios más altos, precedido por Flybe e Iberia, cuyo coste es casi el doble que el de BA.

Ingresos por empleado: promedio ponderado 315.628 €

Si el coste de personal por ATK es la medida clave para la productividad de los costes laborales, a continuación, los ingresos por empleado indican la eficacia del personal en la generación de ingresos de la empresa. En esta medida, las cinco primeras posiciones están ocupadas por aerolíneas low cost, con Vueling, Norwegian y easyJet a la cabeza (ver cuadro 2). A pesar de que Wizz Air y Ryanair generan los más altos niveles de ATK por cada empleado, sus bajas tarifas determinan menos ingresos por trabajador que las otras tres aerolíneas de bajo coste.

Productividad, la ventaja competitiva de las aerolíneas low cost sobre las tradicionalesProductividad, la ventaja competitiva de las aerolíneas low cost sobre las tradicionales

En el otro extremo de la escala, se encuentra TAP Portugal, precedida por los tres grandes grupos aéreos de bandera, indicando la importancia de sus programas de reestructuración en curso. El contraste entre las compañías de IAG, BA e Iberia, no es tan grande en esta medida como en el criterio de la productividad de los costes laborales. Flybe de nuevo luce débil, apuntando a la necesidad de reorganizar su plantilla.

Beneficio operativo por empleado

El último criterio analizado por CAPA es el beneficio de explotación por empleado, con una media de 4.307 euros. Ryanair es el ganador con diferencia entre las compañías aéreas europeas, generando más de 80.943 euros de beneficios operativos por empleado, un resultado lógico a consecuencia de sus distintas políticas operativas. Le siguen en el ranking easyJet (49.005), Wizz Air (32.357), luego Turkish Airlines (25.338) y Aer Lingus (19.349)coladas entre las low cost, presionando a Norwegian (19.147) y Vueling (18.836). Continúan con índices más bajos, British (8.030), Finnair (6.633), Lufthansa segmentos de vuelo (6.008), Lufthansa Group (4.427) y, en adelante, siguen aeorlíneas con márgenes operativos negativos: IAG (-386), Flybe (-833), TAP (-1.666), Air France KLM Group (-2.978), SAS Group (-6.252), Aegean (-6.607), airberlin (-12.260) y en el fondo Iberia (-21.453).

Una vez más, contrastan los resultados en 2012 de Iberia, que perdió más 21.000 euros por empleado, frente a los beneficios de explotación de su filial BA de más de 8.000 euros por empleado. La principal diferencia entre ellas es la productividad de los costes laborales, en lugar de la productividad de los ingresos.

La más productiva de Europa

La combinación de los seis rankings de las 19 aerolíneas analizadas en una sola lista da como resultado que la compañía con la plantilla más productiva de Europa es Wizz Air, seguida por cuatro aerolíneas de bajo coste (ver cuadro 3). Como era de esperarse, Ryanair ocupa la segunda posición, pero los analistas de CAPA destacan el hecho “alentador”, en lo que a saber combinar control de costes y calidad se refiere, de que en tercer y cuarto lugares se hayan ubicado otras dos compañías de bajo coste como Vueling y easyJet que, sin embargo, están introduciéndose de manera significativa en los mercados corporativo y de Negocios con servicios especialmente dirigidos a esos segmentos. La otra de las cinco aerolíneas de bajo costo en la lista, Norwegian, ocupa solo el séptimo lugar derivado de nuevo de sus altos costes de personal por empleado. Aegean y Turkish Airlines son las compañías de full services clasificadas más altas, seguidas por airberlin, Finnair y Aer Lingus. Las grandes aerolíneas de bandera se han quedado de nuevo en el fondo de la clasificación (cuadro 3).

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.