Diario 5747 22.11.2019 | 23:38
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El fenómeno del alquiler turístico

La vivienda vacacional acusa a los hoteleros: "Nos han demonizado"

El frenesí regulatorio para restringir la vivienda de uso turístico perjudicará a los consumidores, sostienen expertos en competencia 15 octubre, 2019
  • "Los Estados prohíben cosas como las drogas, la prostitución... ¿en serio vamos a meter ahí también al alquiler turístico?”
  • "Para solucionar el problema de la vivienda deberían impulsarse políticas sociales, no restringir el alquiler turístico"
  • "Las regulaciones no se corresponden con las bases de lo que hay que regular y engordan los beneficios de algunos"

Comunidades autónomas, cabildos de islas y Ayuntamientos de diferentes puntos de España se han lanzado a un frenesí regulatorio de viviendas de uso turístico, en la mayoría de los casos con el objetivo de poner límites a este tipo de alojamiento o prohibirlo directamente en determinadas zonas. Pero según advierte un experto de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), “aunque prohíbas el alquiler turístico, la gente continuará alquilando por Facebook o cualquier otra red social”. Por su parte, propietarios y gestores de viviendas vacacionales acusan a los hoteleros de haber "demonizado" a este sector del alojamiento.

Cabe recordar que la CNMC ha presentado varios recursos contra las limitaciones del alquiler turístico en ciudades como Madrid, Bilbao y San Sebastián o en islas como Formentera, al entender que son contrarias a la competencia y perjudican a los consumidores.

Según expone Pedro Hinojo, perteneciente a la Subdirección de Estudios e Informes de la CNMC, “los Estados prohíben cosas como las drogas, la prostitución... ¿en serio vamos a meter ahí también al alquiler turístico?

Esta reflexión fue lanzada por Pedro Hinojo la semana pasada, durante una mesa redonda que tuvo lugar en el V Congreso de Viviendas Turísticas Vacacionales de Ibiza, evento que ha llegado a su quinta edición.

"Instrumentos no óptimos"

Según apuntó Pedro Hinojo, “es cierto que islas como Ibiza y Formentera tienen problemas de falta de alojamiento, pero los instrumentos que se están eligiendo para corregir esto no son los óptimos”, dijo en referencia a las normativas dirigidas a restringir la oferta de viviendas vacacionales.

Y es que según apuntó, a menudo las normativas sobre viviendas vacacionales pueden estar ocultando un debate de fondo. “¿Qué buscas en realidad: recibir menos turistas? Pues entonces implanta un impuesto de llegadas al aeropuerto por un importe de 100 euros. El problema es que las normativas anti-vivienda vacacional no protegen el bien que dicen querer preservar”, expuso.

En cambio, añadió, “los impuestos corrigen externalidades y logran una recaudación para establecer compensaciones. Por ejemplo, una tasa turística puede permitir proveer servicios más eficaces”.

También deberían considerarse medidas de política económica general, como el impulso a la vivienda social en alquiler, apuntó.

"Nos han demonizado"

Por su parte, Carlos Pérez-Lanzac, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía, lamentó que “nuestro sector ante estaba bajo la Ley de Arrendamientos Urbanos pero nos sacaron de allí y ahora tenemos 17 normativas autonómicas”.

También denunció que los primeros ayuntamientos que han introducido normativas para restringir la vivienda vacacional “han sido Barcelona, Madrid, San Sebastián… Las ciudades donde curiosamente hay la mayor rentabilidad hotelera”.

La crítica de Carlos Pérez-Lanzac se dirigió no solo contra los ayuntamientos sino también contra los “lobbys hoteleros”

“Hemos hablado con los hoteleros, para poder ir juntos en los problemas comunes que tenemos, pero no quieren”, indicó.

“En cambio, los hoteleros nos dicen que ellos tienen que cumplir 250 normas, así que nosotros también. Pero ellos tienen servicios que una vivienda vacacional no ofrece: un spa, un restaurante, etc, por eso tienen que cumplir todas esas normativas”, añadió el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía.

Además, criticó Carlos Pérez-Lanzac, “los hoteleros han conseguido que se perciba la vivienda vacacional como la responsable del aumento de los precios del alquiler y de los problemas de convivencia con los vecinos. Pero en Sevilla en todo un año solo ha habido 43 incidencias, en Málaga 21. En cualquier caso, han conseguido demonizar a nuestro sector”.

En opinión de Carlos Pérez-Lanzac, “sería necesaria una normativa nacional, de mínimos, para la vivienda vacacional, que permitiera aclarar la figura del operador profesional”.

Mesa redonda que tuvo lugar durante el Congreso de Viviendas Turísticas Vacacionales de Ibiza, la semana pasada.

"Captura regulatoria"

Otro experto que participó en el congreso fue el economista Mateo Silos Ribas, exdirector estudios en la CNMC.

“Cuando se establecen restricciones de entrada sin que justifique por un interés público se prima el interés privado, va en contra de la equidad”, apuntó Ribas.

“En muchos casos, las regulaciones no se corresponden con las bases de lo que hay que regular y engordan los beneficios de ciertos productores”, destacó.

“Hay agentes que convencen al poder legislativo para que regulen en su beneficio. Es lo que guía muchas de las regulaciones en la realidad”, dijo este experto. A ese proceso se le conoce como “captura regulatoria”.

Puso como ejemplo el sector de la aviación comercial: “No fue hasta las liberalizaciones introducidas a partir de la década de 1990 cuando los precios comenzaron a reducirse y la producción aumentó”.

También destacó las regulaciones en el sector del taxi, “que significan un sobreprecio del 13% para el consumidor, según un estudio que hice en la CNMC”.

En cualquier caso, “la captura regulatoria abunda en España. Lo vemos con el taxi, la electricidad, etc. Esto lleva a una menor competencia, eficiencia y productividad, recursos malgastados, mantenimiento de privilegios y desconfianza en las instituciones”, remarcó.

Y en su opinión, las normativas que se están introduciendo en España para limitar las viviendas turísticas “son un caso más de captura regulatoria, al no estar justificadas desde la óptica del interés general, sino que están diseñadas para bloquear la entrada de nuevos operadores, lo que ocasiona daños a los consumidores”.

“La LAU anterior era un escenario muchísimo mejor para la sociedad. Todas estas normativas contra la vivienda vacacional no justifican el interés público”, remarcó.

Además, señaló este experto, para corregir ciertas externalidades que genera el turismo masivo, “el mejor mecanismo para restringir la entrada de turistas sería subir la tasa de entrada, no establecer normativas contra la vivienda vacacional. Pero para los beneficios de ciertas empresas hoteleras, reducir la competencia es lo mejor”, concluyó.

Aeropuerto de Ibiza.

"Difícil equilibrio"

¿Podrán hoteleros, viviendas vacacionales y residentes llegar a convivir en armonía en España?

En opinión de Juan Franch Fluxà, profesor de contratación turística en la Universitat de les Illes Balears y coordinador académico del Congreso, la vivienda vocacional se ha convertido un sector “fundamental en la estructura de nuestra oferta turística”.

“Nadie duda ya de su impacto económico, su fuerza como palanca de cambio ante la estacionalidad o su influencia en la reputación y calidad de un destino”, añade.

“El turismo es nuestra principal industria y tanto el sector hotelero como el extrahotelero requieren normativas (estatales, autonómicas y locales) que permitan actuar con seguridad jurídica, eficiencia, respeto a los intereses generales y, sobre todo, por el territorio que sustenta la actividad turística”, destaca este experto.

Por ello, Juan Franch considera que en este debate “es necesario aportar argumentos de consenso y constructivos”, sea para hablar de las dificultades de acceso a la vivienda o del turismo sostenible.

“Ante la turismofobia que se extiende o de unas medidas marcadas por la restricción, el Congreso de Viviendas Vacacionales se ha desarrollado siempre en positivo”, destaca el coordinador de las jornadas.

Por eso, destaca Juan Franch, la idea principal del congreso “ha sido la búsqueda del difícil equilibrio que debe promoverse desde la administración, pero también por las propias prácticas de un sector en el que convergen propietarios, plataformas, property managers y comercialitzadores. Quedan muchos retos pendientes”.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.