Diario 5721 23.10.2019 | 22:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Alojamientos privados

Ibiza: la vivienda vacacional pide ampliar el techo de 21.000 plazas

"La isla padece un grave problema de falta de vivienda pero no creemos que sea culpa de la vivienda turística" 14 octubre, 2019
  • Entrevista al presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas Vacacionales de Ibiza y Formentera
  • "En España hay falta de vivienda social y el boom del alquiler turístico nos ha pillado a contrapié"
  • Policías, sanitarios o empleados turísticos tienen dificultades para ir a trabajar a la isla

Ibiza se enfrenta a un grave problema cada verano: las plantillas de policías, médicos, enfermeros e incluso empleados del sector turístico no se pueden cubrir al llegar la temporada media y alta debido a la falta de vivienda de alquiler. Una parte de la población local también padece el encarecimiento de los precios. Desde diferentes ámbitos se señala al boom del alquiler turístico como culpable de esta situación. Durante un congreso sobre vivienda vacacional celebrado el pasado 8 de octubre, tuvimos la oportunidad de charlar con José Antonio Llano, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas Vacacionales de Ibiza y Formentera.

En el congreso me ha parecido observar dos visiones enfrentadas y que se podrían resumir en: "las viviendas vacacionales han creado un problema de vivienda" versus "es necesario construir más vivienda en la isla para equilibrar el mercado". ¿Cuál es la postura de su asociación?

Es cierto que Ibiza padece un grave problema de falta de vivienda pero no creemos que sea culpa de la vivienda turística, como se ha venido diciendo. En España hace muchos años que hay una falta de vivienda social y ¿qué ha pasado? pues que el boom del alquiler turístico nos ha pillado al final a contrapié. Es decir, sin vivienda social y sin ayudas a los propietarios para sacar los pisos que hoy en día están vacíos. Existe una inseguridad jurídica que afecta a los propietarios de viviendas, que permanecen vacías.

¿Cuál es la situación concreta del alquiler en Ibiza?

El alquiler turístico está prohibido en bloques de viviendas plurifamiliares, lo cual nos parece correcto en la isla. Nuestra asociación representa únicamente a la vivienda turística en casas unifamiliares.

José Antonio Llano, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas Vacacionales de Ibiza y Formentera

¿Y cómo afecta el techo que se ha fijado en 21.000 plazas?

No se pueden comercializar más plazas de las 21.000 fijadas en toda la isla. Existe una obligatoriedad de compra de nuevas plazas para crear nueva vivienda turística, pero a unos precios que nos parecen del todo desorbitados porque se han cogido los precios que se pagan por las plazas hoteleras y se han equiparado a las viviendas turísticas. No nos parece correcto porque no es lo mismo amortizar una plaza de un hotel que una plaza de una vivienda vacacional.

"En Baleares está prohibido el alquiler turístico en bloques plurifamiliares. Nuestra asociación representa a las viviendas vacacionales unifamilares: villas y casas pareadas"

Por tanto, a diferencia de ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, donde hay miles de plazas turísticas en bloques de pisos, en las islas Baleares solo se pueden comercializar como viviendas turísticas las casas unifamiliares, sean a cuatro vientos o pareadas…

Exacto. En Baleares está prohibido el alquiler turístico en plurifamiliar. En Ibiza tenemos 21.000 plazas legalizadas, todas en unifamiliar. Esta cifra incluye 6.000 plazas que el Consell de Ibiza está a punto de desbloquear, que estaban pendientes de revisar.

Imagino que además de las 21.000 plazas legalizadas, habrá varios miles más sin controlar…

Ilegales o alegales hay muchísimas. Más de 20.000, seguramente. Nosotros llevamos tiempo solicitando que se amplíe el número de 21.000 plazas legales porque creemos que muchas de esas plazas ilegales, si se abriese un poco la puerta, entrarían dentro de la legalidad y creemos que es mejor tenerlas regladas, legisladas, controladas y ofrecer un producto de calidad, que no tenerlas fuera de la oferta legal, donde no hay controles. Si ya es difícil controlar la oferta reglada, la no reglada es casi imposible.

Pero aumentar el techo de 21.000 plazas legales puede generar polémica en una isla donde hay problemas de vivienda…

Todos los ayuntamientos de la isla han prohibido en sus ordenanzas la mezcla de usos en edificios de viviendas, es decir, que no pueden convivir vivienda turística y residencial en el mismo bloque. Nosotros solicitamos un aumento de plazas no porque queramos saturar la isla de viviendas, porque esas viviendas unifamiliares ya existen, sino para tenerlas regladas, controladas, con transparencia fiscal, seguros obligatorios, etc.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.