Diario 5329 23.07.2018 | 04:37
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de José Manuel de la Rosa

Grupos de gestión y concentraciones: ¿es competente Competencia?

13 febrero, 2013

Dos expedientes sobre la mesa de la Comisión Nacional de la Competencia suscitan esta reflexión de José Manuel de la Rosa. Uno, abierto de oficio a los grupos de gestión de agencias de viajes. Otro, sobre la compra de Orizonia por parte de Globalia, para decidir si permite o no la operación.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) está siendo protagonista por partida doble estos meses en la industria turística. En su mesa hay dos expedientes que afectan al sector.

Uno abierto de oficio a los grupos de gestión de agencias de viajes, y que tras meses de investigación ha llevado a la entidad pública a abrir expediente sancionador a diez de ellos. Lo tiene abierto en el ámbito de ‘conductas’ y en el tipo ‘expediente de oficio’.

El otro es una petición de aprobación de concentración, y se refiere a la compra de Orizonia por parte de Globalia. La CNC lo tiene encuadrado en el ámbito de ‘concentraciones’ y en el tipo de ‘adquisición control exclusivo’.

Sede de la CNC, en Madrid.Sede de la CNC, en Madrid.

Ambos expedientes son diferentes. Legalmente no tienen nada que ver. Uno ha sido abierto porque la CNC ve indicios de conducta ilegal que atenta a la libre competencia. Mientras que el otro se trata de la preceptiva aprobación de una compra. No obstante, son muchos en el sector los que los contemplan como un todo.

Y es que en el sector de las pequeñas agencias de viajes, al margen de diferencias y matices jurídicos, lo que ven es que la suma del resultado de los dos expedientes puede generar un devastador efecto multiplicador para ellas.

Sus argumentos son evidentes y sencillos de comprender. Si por un lado Competencia sanciona y, por consiguiente, hacen desaparecer a los grupos de gestión (que tendrían que disolverse al no poder hacer frente a las millonarias multas) y, por otro lado, aprueba la creación del megagrupo Globalia-Orizonia, el resultado para las pequeñas agencias es que se encontrarán con la competencia aumentada por la suma de dos grandes redes verticales, a la vez que se quedan sin la fuerza de compra ante los proveedores que les daban los grupos de gestión.

Elección de proveedor

Para muchos en el sector lo curioso es que se investigue y se pueda llegar a sancionar a los grupos comerciales por unas prácticas que son de total normalidad en el ámbito comercial: La elección o direccionamiento de ventas a determinados proveedores en detrimento de otros, por razones puramente comerciales.

Una estrategia que también llevan a cabo las grandes redes, que priman las ventas del producto de los turoperadores o transportistas de su propio grupo vertical, en detrimento de terceros, y que CNC no cuestiona. No se sabe si por ignorancia o porque legalmente considera que no es lo mismo.

En el fondo de todo esto lo que buena parte del sector minorista ve es unaincompetencia de Competencia, que aunque dice actuar de oficio contra los grupos de gestión, casi nadie duda de que lo hace alentada por alguna garganta profunda e interesada. Prueba de la falta de conocimiento del devenir sectorial por parte de la CNC es que en su investigación en los ordenadores de los grupos de gestión, se han limitado a cruzar palabras clave de los propios grupos y sus directivos, pero no han incluido los nombres de las grandes redes verticales, la mayoría de las cuales han participado junto con los grupos en varios de losboicots a proveedores de los que se acusa a los grupos comerciales.

La CNC deberá decidir sobre la compra de Orizonia por parte de Globalia.La CNC deberá decidir sobre la compra de Orizonia por parte de Globalia.

Primero las asociaciones, ahora los grupos de gestión

Otro indicio de incompetencia de Competencia lo ve el sector minorista en el precedente del expediente de los fees que finalmente hizo desaparecer a FEAAV,AEDAVE y varias asociaciones de agencias más. El caso más clamoroso de desconocimiento del sector y de injusticia fue sancionar a AMAVE, asociación de mayoristas, por cobrar fees aéreos al cliente. Algo que resulta imposible para un turoperador.

Con todos estos indicios, al sector de las pequeñas agencias de viajes le resulta fácil pensar que la CNC tiene algo contra ellas. Primero hace desaparecer a sus asociaciones, y ahora está en vías de hacer lo mismo con los grupos de gestión.

Hay quienes apuntan al afán recaudador de Competencia, pero en estos casos lo único que consiguen es hacer desaparecer por insolvencia asociaciones y grupos, sin cobrar las multas. Trabajo gratis que puede acabar beneficiando a otros, y no precisamente al consumidor.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.