Diario 6014 01.10.2020 | 18:56
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Charla de Gabriel Escarrer con el experto en sostenibilidad Álvaro Rodríguez

Cambio climático y digitalización, los dos grandes retos del sector

La humanidad afronta su mayor amenaza en un momento crítico 23 enero, 2020
  • Si en ocho años no afrontamos este reto, las generaciones venideras nos conocerán como los que pudieron hacerlo y no quisieron
  • Lo más sencillo, según el experto, es “poner precio a las emisiones de carbono, pero que ese dinero se utilice para reducirlas”
  • Las empresas que no apuesten por la sostenibilidad en esta década se quedarán fuera, también para conseguir financiación

El cambio climático y la digitalización son los dos grandes retos que afronta el sector turístico, según ha reconocido el vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer. Escarrer ha mantenido una charla en Fitur con Álvaro Rodríguez, coordinador para España de The Climate Reality Project, la iniciativa contra el cambio climático impulsada por el premio Nobel Al Gore, quien ha alertado de la mayor amenaza que se cierne sobre la humanidad, subrayando que “estamos en un momento crítico”.

Tras estos alarmantes mensajes, Álvaro Rodríguez ha abierto dos pequeñas ventanas a la esperanza: por un lado, “la humanidad siempre ha acabado superando las amenazas a las que se ha enfrentado”. Además, “tenemos una pequeña oportunidad en los próximos ocho años para tratar de controlarlo y avanzar como humanidad en otro ámbito. Porque si no las siguientes generaciones nos conocerán como los que pudieron hacerlo y no quisieron”.

De izq. a dcha, Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, y Álvaro Rodríguez, coordinador para España de The Climate Reality Project.

Ante esta responsabilidad lo más fácil, en su opinión, es “poner precio a las emisiones de carbono, pero que ese dinero se utilice para reducirlas”. Esto también se puede aplicar a la industria turística, de manera que “cada uno pague lo que cuesta lo que hace, sin ensañarse con ningún sector en concreto porque el turismo en sí no es malo ya que permite conectar el mundo. Lo malo es el turismo inconsciente, por lo que el sector debe promover un modelo en el que las cosas se hagan de manera consciente y con compromiso”.

Objetivo apremiante

Pero es que además, según ha advertido el experto, “las empresas que no apuesten por la sostenibilidad en esta década se quedarán fuera, también para conseguir financiación. Si hasta ahora esta apuesta era un nice to have, ahora se ha convertido en un must have”.

Las compañías, ha añadido, “tienen que ser rentables, pero también se les exige un compromiso con la sostenibilidad en sus tres variables. El cambio está siendo muy rápido y el cliente espera de las empresas ese compromiso y ese propósito, que son los intangibles de una compañía, los que tienen más valor”.

El objetivo, como ha señalado Álvaro Rodríguez, es que “el que no apueste por el medioambiente pague el coste de no hacerlo, no que pague más el que sí apueste por ello”

Las empresas en este sentido tienen ante sí “una labor muy importante de predicar y concienciar a la gente. Y más las grandes como Meliá, cuyas iniciativas tienen un efecto enorme. Lo que está claro es que tenemos que decidir si somos parte del problema o de la solución, cada empresa pero también cada persona. Tenemos que ir hasta el final y rápido porque el tiempo se agota”.

Digitalización, el segundo gran reto

La digitalización se erige como el segundo gran reto que afronta el sector, que además, en palabras de Escarrer, “exige concentración. Nuestra inversión en tecnología para optimizar nuestra distribución ha alcanzado los 140 millones de euros. Sólo así hemos conseguido que más de un tercio de nuestras reservas venga por el canal directo”. Por ello “los hoteles independientes que no sean muy de nicho deberán sumarse en régimen de gestión o franquicia a los grandes grupos internacionales que están trabajando en ese modelo de distribución”.

En el caso de Meliá, con su programa de transformación digital Be digital 360 y su estrategia de innovación quieren consolidarse como “referentes en la experiencia de cliente. De hecho, para facilitar que el personal se centre en las labores que aportan un mayor valor diferencial al cliente, ha puesto en marcha un proyecto de robotización con la compañía especializada Uipath para automatizar procesos de back-office.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.