Diario 6007 23.09.2020 | 16:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Luis Gallego y Gabriel Escarrer analizan la coyuntura turística actual

Cambio climático: el turismo no es el malo de la película

Coinciden en señalarlo como el mayor riesgo para el sector 28 noviembre, 2019
  • Escarrer reconoce que a los hoteleros aún les falta mucho camino por recorrer para divulgar sus iniciativas en pro de la sostenibilidad
  • La aviación es la responsable del 2% de las emisiones a la atmósfera, mientras que el sector de las compras online provoca el 6%
  • Este año ha sido un ejercicio complicado para el sector debido a un entorno extremadamente competitivo afectado por factores exógenos

La inminente celebración de la Cumbre del Clima en Madrid va a poner en la picota de nuevo al sector turístico y Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels International, es plenamente consciente de ello: “Nos ven como los malos de la película pero no lo somos. Ahora parece ser que también somos los culpables de la contaminación y de la masificación en los destinos”. Eso sí, ha reconocido que aún les falta mucho camino por recorrer para dar a conocer las iniciativas que están adoptando en pro de la sostenibilidad. Escarrer ha analizado la coyuntura turística actual con el presidente de Iberia, Luis Gallego, en un nuevo encuentro de “Diálogos Servimedia” celebrado con motivo del 30 aniversario de la agencia.

Gabriel Escarrer ha señalado el cambio climático como “el mayor riesgo para el sector. En Meliá estamos muy concienciados y trabajando mucho para reducir las emisiones de CO2, pero tenemos que dar un paso adelante para liderar este movimiento”.

Y es que, según ha detallado Luis Gallego, “la aviación es la responsable del 2% de las emisiones a la atmósfera. Lo que ocurre es que mientras en otros medios de transporte están avanzando rápido para mitigarlas, con iniciativas como los coches híbridos, en el transporte aéreo los combustibles sostenibles no se han desarrollado aún suficientemente, por lo que no podemos ser tan rápidos en su reducción”. Eso sí, ha recordado su compromiso de “crecimiento cero en carbono a partir de 2050 con respecto a las cifras de 2005”.

A pesar de ello el vicepresidente de Meliá ha incidido en que “nadie arremete contra otros sectores más contaminantes como el de las compras online, responsable, según cifras no oficiales, de hasta un 6% de las emisiones” por el transporte de mercancías desde Asia y la inmediatez en la entrega. Sin embargo “no se habla de aplicar un impuesto o una tasa ecológica a empresas como Amazon o Alibaba”.

Ambos directivos, entrevistados por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, han subrayado la necesidad de que haya un Gobierno estable que tome decisiones, independientemente del color que sea.

En este sentido ha hecho un llamamiento a “concienciarnos, porque es que está generando un movimiento de vergüenza de viajar. Ahora con la Cumbre vamos a estar en la diana, pero no somos los culpables, somos un agente más que además está trabajando en ello”. La debilidad del sector en este ámbito reside en la poca visibilidad que le dan a las iniciativas adoptadas, “nuestro compromiso con la sociedad, la accesibilidad, la inclusión”.

Por el contrario, una de sus fortalezas es el elevado “componente familiar en las empresas del sector, con sus valores y principios que nos hacen estar especialmente sensibilizados con estos temas. No cuesta convencernos pero sí darlo a conocer. Es difícil porque es un sector muy atomizado, pero precisamente el Foro Exceltur este año se centrará en dos temáticas fundamentales: sostenibilidad y digitalización”.

Balance del año

Con este claro objetivo en mente Gallego ha afirmado que 2019 ha sido “un ejercicio complicado para las aerolíneas, teniendo en cuenta que en los dos últimos años han quebrado más de 15 de ellas por un entorno extremadamente competitivo, afectado por las tensiones internacionales entre China y Estados Unidos o la inestabilidad reciente en Latinoamérica. Se impone por tanto un proceso de consolidación de compañías porque muchas no pueden soportar este ciclo”.

Para Escarrer, “más que un cambio de ciclo es un cambio de coordenadas y factores que de momento ha afectado a aerolíneas y turoperadores pero que acabará llegándonos a las cadenas. Nosotros de hecho ya lo estamos notando”, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en Meliá reduce el beneficio bruto a 373 millones de euros ante un entorno muy complejo.

Las compañías que saldrán airosas de esta coyuntura, según Escarrer, serán “las que hayan hecho los deberes en digitalización, marcas y sostenibilidad, que serán las que también lideren los futuros movimientos del sector en consolidación”

Consolidación

Estos movimientos se están produciendo y se acentuarán en ambos subsectores, tanto en aviación, con la operación de compra Air Europa en un 100% por 1.000 millones de euros que Gallego espera apruebe Competencia en un proceso que puede durar entre año y medio y dos años, para el segundo semestre de 2020.

El objetivo de Iberia, según su presidente, es “crear un operador grande capaz de competir de tú a tú con los grandes grupos del sector, con el fin también de reforzar el hub de Madrid, que mira a Latinoamérica pero también a Asia y a África, aunque cuesta porque se necesita volumen. Su unión con Iberia permitirá reforzar esos mercados y abrir nuevas rutas. No hay que olvidar que Air Europa se había casado con Air France KLM, más interesado lógicamente en desarrollar el hub de París”.

La consolidación también ha de producirse en el sector hotelero, donde el grado de afiliación de los establecimientos a un grupo turístico es inferior al 24%, lo que constituye, en palabras de Escarrer, “una de las debilidades del turismo español porque necesitamos economías de escala para ser competitivos y marcas fuertes para optimizar la distribución. Es la solución para los hoteles independientes que están atravesando dificultades, sobre todo tras la quiebra de Thomas Cook y con la ralentización de las economías europeas. Surgen así oportunidades para integrar esos hoteles bajo fórmulas de gestión o franquicia”.

Situación política

Otra de las debilidades que sufre el sector es la coyuntura política que vive el país, tanto por la falta de Gobierno como por el procés en Cataluña que, como ha explicado Escarrer, “ha actuado como un tsunami para el sector, no tanto en caída de visitantes sino en el tipo de turismo que atraía Barcelona, cambiando el MICE internacional de alto poder adquisitivo por un turista mochilero que no aporta gran cosa a la economía. De momento la situación se ha estabilizado pero si perdura en el tiempo tendrá consecuencias”.

Ambos directivos han coincidido en subrayar la necesidad de que haya un Gobierno estable que tome decisiones ya que, en opinión del vicepresidente de Meliá, “no podemos llevar dos años con los mismos presupuestos porque se necesita adoptar reformas, lo que está siendo una rémora para la economía, la seguridad jurídica y las inversiones. Independientemente del color que sea necesitamos estabilidad y políticos con altura de miras que antepongan España a sus intereses particulares”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.