Diario 6032 22.10.2020 | 14:51
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. También resulta necesaria una legislación más clara y flexible, según los expertos

La economía circular impone una transformación cultural en las empresas

Las administraciones deben estar alineadas y posicionarse de forma coordinada 4 enero, 2020
  • La economía circular busca que el valor de productos y servicios, materiales y recursos se mantenga en la economía el mayor tiempo posible
  • Muy pocas entidades son conscientes de la ingente tarea que afronta cada empresa, institución o gobierno; pero la sociedad está en marcha
  • "Va a ser complicado que la legislación llegue a tiempo dado lo rápido que avanza esta transformación", según ha reconocido Álvaro Carrillo

La economía circular irrumpe en el panorama mundial como un concepto que aúna los aspectos medioambientales y económicos y cuyo objetivo es que el valor de productos y servicios, materiales y recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, reduciéndose al mínimo la generación de residuos. Así la definió Álvaro Carrillo, director general del ITH (Instituto Tecnológico Hotelero), en la pasada Cumbre del Clima. Pero este tránsito de la economía lineal a la circular impone una transformación cultural en las empresas.

El sistema lineal de nuestra economía hoy en día, cuyas distintas fases incluyen la extracción, fabricación, utilización y eliminación, es el responsable del agotamiento progresivo de los recursos naturales. Para frenarlo la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y es eficiente en el uso de los recursos.

Todos los sectores de la sociedad estamos implicados, también las empresas, y no sólo en su organización sino en el cambio cultural que supone, según subrayó Carrillo como representante del Grupo Interplataformas de Economía Circular. Pero, como reconoció, “muy pocas entidades son conscientes de la ingente tarea a la que se enfrenta cada empresa, cada institución, cada gobierno. ¡Lo bueno, es que la sociedad ya está en marcha!”.

Y es que, según sus propias palabras, “se trata de un cambio social en el que hay que reconfigurar las cadenas de valor, descubriendo y fomentando nuevos sectores que aporten valor en nichos de mercado que aún no existen, y que aparecerán con nuevas demandas comunes que exigirán soluciones que hoy la tecnología permite a un coste razonable. Asimismo es importante destacar los aspectos de simbiosis industrial, para que investiguen y diseñen sus productos para la reutilización”.

La economía circular ha centrado muchos de los debates celebrados en el marco de la Cumbre del Clima.

Los avances tecnológicos, por tanto, “deben ponerse al servicio de este cambio de paradigma en la forma de producir y consumir, así como de interiorizar el concepto de ecoeficiencia en las actividades innovadoras, evaluando el impacto ambiental de estas actuaciones y persiguiendo su minimización”.

De este modo, según explicó Carrillo en la presentación de conclusiones de la mesa sobre el papel de la innovación tecnológica en este tránsito, “la economía circular puede ayudar a las empresas en la toma de decisiones acerca del uso de los recursos y la minimización de pérdidas, proporcionando valor añadido a los negocios y definiendo una ruta para lograr el bienestar social y la sostenibilidad ambiental para las generaciones futuras”.

También, añadió, “con las condiciones adecuadas puede cambiar la diversidad económica y al mismo tiempo incrementar el empleo, por lo que puede ayudar mucho a mejorar los resultados empresariales, al incorporar a la cadena de valor un análisis de cómo lograr desde el principio la reducción de residuos e insumos y alargar el ciclo de vida de los productos”.

¿La legislación llega a tiempo?

Sin embargo admitió que “va a ser complicado que la legislación llegue a tiempo dado lo rápido que avanza este concepto. Por lo tanto no se puede dejar de demandar una normativa clara y flexible para que el desarrollo tecnológico y empresarial sea eficiente y podamos construir estos nuevos escenarios en base a necesidades reales”.

Por ello afirmó que “las administraciones, tanto a nivel local como nacional, europeo y global, deben estar alineadas y posicionarse de forma coordinada en el corto, medio y largo plazo, mediante la implementación de soluciones innovadoras tecnológicamente, así como sostenibles y eficientes”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.