Diario 6065 01.12.2020 | 06:36
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Las actuaciones dependerán de los contratos y el protocolo de cada de cada cadena

"Fuerza mayor", hoteles y coronavirus: una respuesta para cada caso

28 febrero, 2020
  • El coronavirus podría crear la aparición de oportunismo para presentar reclamaciones, pero en cada caso se determinará el responsable
  • El concepto de "fuerza mayor" será aplicable cuando exista un impedimento real para viajar, no solo si el cliente teme hacerlo
  • Las situaciones que los hoteles pueden enfrentar en este caso con los clientes son muy diversas y deberá analizarse cada caso

Ante la situación que se vive en el hotel de Tenerife, con centenares de clientes en cuarentena, cabe plantearse a qué posibilidades se enfrentan los hoteles tanto en un supuesto similar como frente a las cancelaciones masivas que se están viviendo en algunos destinos y que podrían llegar a España como consecuencia del coronavirus. ¿Quién correrá con los gastos? ¿Podría haber oportunismo en las reclamaciones? ¿Cuándo podrá aplicarse el concepto de "fuerza mayor"?

Mientras se establecen y no unos protocolos específicos a partir de las directrices que señalará el Gobierno central, hay varios aspectos aún por decidir pero otros que la legalidad vigente puede aclarar, según explica a HOSTELTUR Mónica Julve, abogada del bufete Monlex, quien señala que, sobre todo, habrá que analizar caso por caso.

Según Hotel de la cuarentena: 106 saldrán y 617 tendrán que quedarse dos semanas, el hotel de Tenerife sometido a cuarentena, sigue las instrucciones dictadas por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. No obstante no es descartable que algunos de los clientes, de numerosas nacionalidades, opten por poner una denuncia o queja contra el hotel.

"Los clientes presentarán quejas, seguro", señala Julve. "El problema estará aquí en decidir quién debe asumir esa responsabilidad". Esto puede ocurrir en los clientes alojados ahora o entre los que tenían un viaje programado estos días que no podrán entrar, tampoco más adelante porque "tenemos entendido que hay una instrucción de que una vez esté desalojado tiene que estar cerrado un mes para desinfección". La cadena podrá derivarlos a otros hoteles, "dependerá caso por caso de la situación, de si hay un seguro contratado, de si lo cubre o no cubre, entran muchos factores y hay que revisar caso por caso".

"Los clientes obviamente podrán reclamar, otra cosa es que esa reclamación tenga un fundamento, a quién se dirija y quién deba asumir esos gastos"

Pero ahora mismo las actuaciones en el hotel de Tenerife dependen de la Consejería, no las decide el hotel. Otra cosa serán las medidas preventivas, que estará solventando aquí o en destinos como ocurre con Italia donde hay numerosas hoteleras españolas presentes. "La situación la estará solventando cada hotel basándose en los protocolos internos que cada hotel o cada cadena tiene que desarrollar. Ahora es una situación un poco de incertidumbre porque todavía no tenemos unos protocolos. El Ministerio de Turismo está trabajando en ello y a partir de ahí habrá una coordinación entre el ministerio, las consejerías y los protocolos internos que cada cadena o cada hotel desarrolle".

Causas de fuerza mayor

En situaciones como esta cabe plantearse si podría y en qué casos aplicarse el concepto de "fuerza mayor", un concepto que "permite resolver los contratos". No se podría aplicar para aquellos que ya están dentro del hotel sino para quien no ha disfrutado aún del viaje. También en estos casos habrá que ver qué se entiende por fuerza mayor en cada caso. Es "un concepto jurídico indeterminado, es abstracto y en cada circunstancia concreta hay que ver si se dan las variables para aplicar esa condición".

Podría considerarse en el caso del coronavirus, "porque Normalmente por fuerza mayor se entiende algo que no es previsible, completamente ajeno a la voluntad de las partes y que no depende de ninguna de ellas". No obstante "si el cliente decide suspender el viaje porque le da miedo viajar", pero no se cancelan los vuelos o hay una alerta sanitaria que impide volar a ese país, no se daría esa condición. "Si es el cliente quien prefiere no exponerse ahí sería el cliente el que tiene que asumir los gastos".

Otra cuestión será la política que decida aplicar la empresa. Por ejemplo, esta semana según Coronavirus: Room Mate flexibiliza su política de cancelación en Italia vimos como esta cadena en concreto ha decidido aplicar el derecho de cancelación a todas las reservas.

Respecto a si podrá haber diferencias para las cadenas según el destino en el que se encuentre el hotel, la abogada de Monlex señala que, en primer lugar, regirá lo que diga el contrato que ha suscrito cada uno, dependerá de si el cliente ha contratado directamente con una agencia de viajes o directamente con el hotel, de si es un viaje combinado o no, y, en última instancia, dependerá de lo que diga la legislación local". Por tanto, en ese aspecto la legislación en China no será la misma que en Italia o España, aparte de que en China hay unas restricciones que ahora mismo no están vigentes en España en cuanto a los viajes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.