El Gobierno español invierte 24 millones de euros en la construcción del nuevo Parador de Turismo de Alcalá de Henares

El Ministerio de Economía, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad madrileña de Alcalá de Henares, invertirá un total de 24 millones de euros en la construcción de un nuevo Parador de Turismo que se edificará en el actual edificio del Colegio de Dominicos de Santo Tomás, un inmueble del Siglo XVII que se convertirá en un período de 2 años en el segundo Parador de la Comunidad de Madrid. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo rato, presentó ayer el nuevo proyecto, que contará con 130 habitaciones, nueve de las cuales serán suites. El ministro destacó la importancia de la inversión de 24 millones de euros para rehabilitar y modernizar en términos de reconstrucción hotelera un edificio histórico de la ciudad de Cervantes que pretende fomentar el turismo cultural idiomático y de negocios de nuestro país.

El Ministerio de Economía, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad madrileña de Alcalá de Henares, invertirá un total de 24 millones de euros en la construcción de un nuevo Parador de Turismo que se edificará en el actual edificio del Colegio de Dominicos de Santo Tomás, un inmueble del Siglo XVII que se convertirá en un período de 2 años en el segundo Parador de la Comunidad de Madrid. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo rato, presentó ayer el nuevo proyecto, que contará con 130 habitaciones, nueve de las cuales serán suites. El ministro destacó la importancia de la inversión de 24 millones de euros para rehabilitar y modernizar en términos de reconstrucción hotelera un edificio histórico de la ciudad de Cervantes que pretende fomentar el turismo cultural idiomático y de negocios de nuestro país. Rato, que acudió acompañado de la presidenta de Paradores, Ana Isabel Mariño; el director general de Turismo, Juan José Güemes; y autoridades locales y personalidades de las principales instituciones de la Comunidad, incidió en que la construcción del Parador supone el cumplimiento del compromiso del Ejecutivo de José María Aznar con la ciudad de Alcalá y con el intento de hacer crecer la oferta hotelera española, dinamizar la actividad cultural y, todo, bajo el respeto al medio ambiente y el desarrollo sostenible. "El proyecto pretende incrementar la oferta hotelera, suplir en cierta medida el sector privado y acoger a miles de turistas que pueden disfrutar de nuestro patrimonio histórico y cultural", señaló el ministro, que resaltó además la importancia de modernizar y rehabilitar los Paradores de Turismo con los que cuenta España para atraer a ellos un mayor número de visitantes. Precisamente, para lograr este objetivo, el Gobierno ya puso en marcha el Plan de Modernización de Paradores con una inversión total de 181 millones de euros entre 2001 y 2004. De momento, el 60 por ciento del objetivo final ya ha sido logrado habiendo invertido hasta la fecha 110 millones de euros. "La cadena hotelera pública está viendo como su ocupación crece y se sitúa en una media del 77 por ciento gracias a la política moderada de precios y mantenimiento y crecimiento de calidad impulsada por Paradores", explicó Rato que resaltó que con el proyecto del Parador de Alcalá, la Comunidad de Madrid, que recibe 6 millones de turistas anuales, de los que tres son extranjeros, robustecerá sus posibilidades alojativas y contribuirá al crecimiento turístico español. El proyecto de recuperación del convento de Santo Tomás, construido en ladrillo visto sobre zócalo de sillería de piedra, contempla su adecuación como alojamiento hotelero con una arquitectura moderna que no abandonará en absoluto la tradición del edificio rehabilitado. En una zona de 8.997 metros cuadrados, el Parador tendrá 130 habitaciones de las que nueve serán suites, que estarán ubicadas en el edificio antiguo en el que se instalarán, además, el restaurante, el bar, los salones sociales y la zona de ocio-SPA. El resto de las habitaciones, de nueva construcción, se ubicarán en un edificio, que a una cota inferior de la marcada por la cerca del convento, para evitar desviar la atención sobre el edificio principal y no alterar la construcción existente, se construirán bajo un jardín que, a modo de huerto monacal propiciará el protagonismo de la zona claustral del recinto. Según explicó el arquitecto de la obra, José González Gallego, y el propio Rato, el edificio se completa con el ala donde se ubicará la Escuela de Alta Gestión Hotelera Internacional que pretende impulsar la formación de los profesionales que participan en la gestión, dirección y prestación de servicios en el sector turístico español. La oferta del nuevo Parador vendrá a sumarse a la actual del Parador de Chinchón, que el pasado año alcanzó un índice de ocupación del 90 por ciento, y complementará la de Paradores en Alcalá, hasta ahora sólo presente a través de la Hostería del Estudiante. Concluida la presentación, Rodrigo Rato concedió unos minutos a tres representantes de CC. OO., PSOE e IU de la Plataforma Local 'No a la Guerra' de Alcalá de Henares, formada por 21 organizaciones que, aprovechando la presencia del vicepresidente en la ciudad, le transmitieron su intranquilidad por la posibilidad de una guerra contra Irak en la que España podría verse inmersa. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.