Diario 5967 07.08.2020 | 18:19
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista con Kevin Bubolz, director general para Europa de NCL

Norwegian Cruise Line: la reapertura no es un proceso sencillo

27 julio, 2020
  • "NCL está en una posición financiera sólida para soportar más de 18 meses de suspensión de viajes"
  • El reinicio de operaciones "no es un proceso sencillo, se necesitarán algunos meses hasta que esté toda la flota operativa de nuevo"
  • "Creemos que ahora mismo nadie estaría asustado por hacer un crucero que comenzase o terminase en España", afirma Sonia López

Todavía no hay fecha para el reinicio de operaciones de Norwegian Cruise Line (NCL), suspendidas inicialmente hasta el 30 de septiembre por la pandemia de la COVID-19, pero la compañía se prepara ya para la reapertura analizando diferentes posibilidades. "Es una situación muy volátil y cada país ha tomado diferentes rumbos. Estamos trabajando en entre 10 y 15 diferentes escenarios para ver cómo comenzar, pero todavía nos falta", afirma Kevin Bubolz, director general para Europa de NCL, en una entrevista concedida a HOSTELTUR. Respecto al impacto que la pandemia pueda tener en nuestro país -uno de los más afectados- como lugar de salida y llegada de cruceros, Sonia López, directora de Desarrollo para España y Portugal de NCL, que también participó en la entrevistra, explica que "por lo que nos refieren nuestros partners, creemos que ahora mismo nadie estaría asustado por hacer un crucero que comenzase o terminase en España".

¿Qué ha supuesto para NCL la paralización de toda su actividad?

La situación ha sido muy complicada para el sector turístico y para todas las navieras del mundo, que hemos tenido que dejar los barcos en puerto. La principal prioridad desde el primer momento fue que todos los pasajeros y tripulantes llegasen a casa sanos y salvos. Es una situación muy volátil y cada país ha tomado diferentes rumbos. Estamos trabajando en entre 10 y 15 diferentes escenarios para ver cómo comenzar, en contacto permanentemente con las autoridades portuarias de los diferentes países, pero todavía nos falta.

¿De qué dependen esos escenarios?

Nosotros estamos trabajando en nuestros propios protocolos de salud y seguridad a bordo, estamos transformando los barcos para que sean el lugar más seguro después de la casa de nuestros pasajeros, pero llega un momento en que no son suficientes. Los protocolos tienen que estar en consonancia con lo que exigen las autoridades de cada país. Ésa siempre es la parte más crítica, es necesario hablar con las autoridades portuarias de cada uno de los países que se tocan en un itinerario para llegar a un entendimiento y empezar a operar lo antes posible.

¿Barajan alguna fecha aproximada de apertura?

Todavía no hay una fecha fija. Hemos pospuesto la apertura hasta finales de septiembre y nuestra idea es comenzar lo antes posible, pero como no podemos comenzar con todos los barcos ni con todos los itinerarios, estamos analizando diferentes escenarios, para ver cuándo, dónde y con qué barco podríamos empezar. Luego, progresivamente, se irán sumando el resto de los barcos y otros itinerarios. No es un proceso sencillo, se necesitarán algunos meses hasta que esté toda la flota operativa de nuevo.

Kevin Bubolz, director general para Europa de NCL.

NCL y Royal Caribbean International han creado un panel de expertos para desarrollar estándares de salud y seguridad en los cruceros, que podrán ser utilizados por cualquier otra empresa. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa entre competidores?

Queremos trabajar juntos para estar seguros de que tenemos un buen estándar. La salud y la seguridad de nuestros clientes es lo más importante y es algo en lo que no tenemos ninguna necesidad de competir, más bien, todo lo contrario. Son dos grandes compañías que se han unido para crear unos estándares de salud y seguridad a bordo, que devuelvan al cliente la confianza en el sector de los cruceros.

Contamos con los mejores expertos en distintas áreas, que llevan trabajando unas semanas, pero todavía faltan algunas más para establecer todos los detalles, no solamente a bordo sino también en tierra. Estamos en permanente contacto con la Unión Europea y el CDC (el centro de control de enfermedades de Estados Unidos) para crear un estándar en la industria. En agosto seguramente podremos compartir algunos detalles.

Para generar confianza en el cliente, además de los protocolos de seguridad, es importante la respuesta que se le da ante la cancelación de su viaje. ¿Cómo están aceptando la política comercial que han puesto en marcha para aplazar los cruceros?

Lo más importante es la confianza del cliente y hay que construirle esa confianza para que vuelva a viajar con nosotros porque no solamente estamos en un momento de crisis sanitaria, también es económica. Con este fin, hemos desarrollado el programa Peace of Mind, que ofrece la posibilidad de cancelar la reserva hasta el 31 de diciembre. Les damos un crédito a futuro que pueden redimir durante un año y pueden navegar hasta el 31 de diciembre de 2022. Es decir, que si el año que viene no pueden, también tiene el 2022 para hacer el crucero. Los clientes y las agencias de viajes lo han aceptado muy bien porque le dan distintas posibilidades.

No todo el mundo está en las mismas circunstancias y ante una situación como ésta, una pandemia que nunca habíamos vivido, es importante ser flexibles y esto da confianza al cliente

¿Habrá cambios sustanciales en el producto a partir de ahora: aforo, bufé…?

Habrá varias adaptaciones cuando empecemos. Por ejemplo, la capacidad, de momento no será completa, se empezará seguramente con el 50%, aunque está todavía por determinar.

En el caso del bufé no va a haber autoservicio, se podrá elegir la comida que se quiera, pero será servida por camareros

Queremos implementar todos esos cambios para que nuestros cruceros sigan siendo una experiencia completa de vacaciones, pero priorizando la salud y la seguridad de nuestros clientes.

El sector de los cruceros ha registrado un gran crecimiento en todo el mundo en los últimos años, pero la pandemia ha supuesto un importante freno a esta expansión. NCL ha conseguido una importante inyección de liquidez para afrontar esta situación…

La compañía ha conseguido unos 2.400 millones de dólares adicionales de ingresos brutos de las transacciones, lo que nos sitúa en una posición sólida para hacer frente al impacto de la pandemia. NCL está en una posición financiera sólida para soportar más de 18 meses de suspensión de viajes, cosa que no se prevé. Estamos monitorizando la situación día a día y estamos preparados por si la situación empeora.

Los cruceros se planifican con mucha antelación. Podemos encontrar en el mercado productos a dos años vista. ¿La crisis sanitaria ha modificado los planes de la compañía?

Confiamos en que la situación que estamos viviendo será un paréntesis, por lo que a largo plazo no planeamos ningún cambio. Va a haber un periodo de transición hasta que podamos operar con toda normalidad, en el que puede haber cambios, con itinerarios que se cancelan, que se extienden, que se acortan, pero nuestra idea es volver a lo que teníamos planeado.

¿Prevén algún cambio en el programa de incorporación de nuevos barcos?

El primer barco de la clase Leornardo, que se va a construir en Italia, continuará, no tenemos cambios previstos a corto plazo. Está previsto que los barcos de la clase Leornardo se entreguen entre 2022 y 2027.

Sonia López, directora de Desarrollo para España y Portugal de NCL.

Respecto al mercado emisor español, ¿cómo lo ha vivido el pasajero que tenía reservas con NCL?

(Sonia López) Al cliente español le encanta hacer cruceros. Una vez que descubre el producto crucero, suele repetir. El mercado español es uno de los de mayor crecimiento. El año pasado se registró medio millón de cruceristas en nuestro país, según estimaciones de CLIA. Hay estudios que dicen que el 75% de los que realizaron un crucero el año pasado, habría repetido este año si no hubiera sido por esta situación. Nuestros clientes han entendido la cancelación de todas nuestras salidas y que nuestra prioridad es la seguridad, tanto suya como de nuestra tripulación. Estamos teniendo muy buena acogida a las promociones que tenemos para 2021, ya nos están demostrando sus intenciones con reservas.

España es uno de los países más afectados por la pandemia. ¿Qué impacto puede tener sobre el mercado español como destino de salida y llegada de barcos?

(Sonia López) Es una situación de crisis global. Es cierto que a España le ha afectado muy duramente, pero ahora mismo no está en el foco de los países más afectados. Por lo que nos refieren nuestros partners, creemos que ahora mismo nadie estaría asustado por hacer un crucero que comenzase o terminase en España. Hay lugares del mundo donde la situación está más descontrolada, como EEUU, donde el número de afectados está creciendo exponencialmente, pero no creemos que sea un problema para España. El desarrollo está siendo bueno, quién sabe si a lo mejor en un futuro cercano los primeros cruceros que empecemos a operar tienen salida y llegada a España. No creemos que esta situación haya afectado a España en ese sentido.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.