Diario 6013 30.09.2020 | 20:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Analistas de Cirium sobre el impacto de la pandemia en las aerolíneas y en los viajes y el turismo

La industria aérea perderá al menos 7 años de crecimiento por la COVID-19

7 septiembre, 2020

Al menos siete años de crecimiento del tráfico mundial de pasajeros que ha registrado la industria aérea podrían desaparecer en 2020 a causa de la paralización de la actividad por la COVID-19, si el pronóstico de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) de una caída del 48% para este año se cumple al cierre del ejercicio. La estimación fue hecha por Rob Morris, director global de consultoría de Ascend by Cirium, la división de consultoría de Cirium, la firma de inteligencia de mercado y data de la aviación, al analizar el impacto de la pandemia en las aerolíneas. Peter Morris, economista en jefe de la misma unidad, analiza el efecto en cadena que tendrá la crisis sanitaria mundial generada por el coronavirus en los viajes y el turismo.

"La industria aérea ha experimentado seis décadas de crecimiento en el tráfico de pasajeros, con un promedio de 5-6% anual, y aunque se esperaba que se desacelerara a 4-5% en las próximas décadas, se pensó era una maduración de la industria en lugar de un cambio sísmico en su estructura subyacente. La industria ha sido impulsada por un múltiplo de crecimiento del PIB regional y global", afirma Peter Morris.

La evidencia histórica de los efectos de múltiples eventos traumáticos como las crisis financieras, el SARS y el evento terrorista del 11 de septiembre, reforzó la creencia en la capacidad de recuperación de la industria del transporte aéreo.

"La cuestión clave ahora es cuánto tiempo pasará antes de que los clientes se sientan seguros de que el entorno de los viajes aéreos es tan seguro como lo era antes de esta pandemia. Esto incluirá no solo los viajes aéreos, sino también en otras partes esenciales del ecosistema turístico, como hoteles, atracciones, conferencias y en toda la industria hotelera. Incluso con una vacuna eficaz u otras medidas, esta tranquilidad llevará algún tiempo".

Morris asegura que es probable que los efectos del coronavirus sobre el PIB traigan una recesión del PIB mundial del 3% o más en 2020, recuperándose lentamente en 2021, por lo que de todos modos ralentizará la recuperación del sector.

"Sin embargo, con la industria de viajes y turismo valorada en 10.000.000 de millones de dólares a nivel mundial, una industria que impulsa fundamentalmente tantos aspectos de la economía empresarial y del ocio, la recuperación vendrá, aunque algunas partes, destinos particulares 'en riesgo' o entornos cerrados, tomarán bastante más para recuperarse".

En tal sentiod, agrega que es probable que los viajes regionales de corta distancia, donde se cree que las funciones de monitoreo de la salud y 'control gubernamental' son más fáciles de contener, estén entre los primeros en recuperarse.

"La mayor preocupación será que un negocio global de viajes aéreos, que necesita economías de escala y altos factores de ocupación para lograr rentabilidad y precios bajos, tendrá que operar como una red más cara y más dispersa durante algún tiempo, hasta que los fundamentos de esta 'enfermedad de proximidad' se resuelven".

En cuanto a las perspectivas para la industria de la aviación más allá de 2020, depende de varios factores según Morris. El primero, el impacto general en las economías mundiales de las medidas que se están tomando mundial y regionalmente para tratar de controlar la pandemia de la COVID-19. “También necesitamos ver que se levanten las restricciones de viaje y, por ahora, no tenemos ninguna indicación de cuándo será posible”, agrega.

Otro factor importante son los cambios potenciales de las bases de la demanda de viajes aéreos. “Por ejemplo, ahora todos estamos aprendiendo a trabajar de forma remota y los líderes empresariales están aprendiendo que algunas partes del negocio pueden funcionar sin los viajes internacionales generalizados de antes de la pandemia”. En tal sentido, el analista considera que parece probable que los viajes de negocios se reanuden relativamente con mayor lentitud. En el segmento ocio, con un impacto negativo en el ingreso personal disponible impulsado por una recesión, también la demanda también podría tardar en reactivarse a los niveles anteriores.

“Es fácil imaginar un escenario en el que la demanda de viajes aéreos sea relativamente lenta para regresar a corto y mediano plazo. Un regreso a la base de demanda (tráfico) que disfrutamos en 2019 requeriría un crecimiento del 100% sobre la base de demanda de 2020 que sugiere el escenario IATA. Dados los puntos que he señalado hasta ahora, lograr ese crecimiento, incluso durante los próximos dos años, 2021/2022, parece muy optimista en el mejor de los casos”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.