Diario 6030 20.10.2020 | 16:53
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Consultorio Monlex

El dilema de los ERTE, los inminentes ERE y los planes de recolocación

7 octubre, 2020

El 29 de septiembre, sobre la hora y tras varias semanas de negociación, el gobierno aprobó una prórroga para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de enero. Aunque se hizo a partir de un acuerdo entre la patronal y los empleados, las empresas siguen con dudas y evaluando nuevos escenarios. La temporada de verano no fue buena, la situación económica no mejoró y “en el sector turístico no teníamos previsto estar en esta situación tan complicada”, reconoce José Antonio Fernández de Alarcón, socio del gabinete Monlex. A partir de ahora muchas empresas se verán obligadas a adoptar nuevos ERTE e incluso, para sobrevivir, tendrán que tramitar Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y elaborar Planes de Recolocación. Los abogados de Monlex y profesionales de QualitySearch & Partners respondieron dudas en un nuevo webinar organizado por HOSTELTUR.

Fernández de Alarcón asegura que “era ilógico” pensar que la situación derivada del coronavirus se resolvería en un solo verano, “porque la solución es sanitaria y cualquier rebrote afecta directamente al sector turístico”, por lo que las empresas tendrán “cosas por mirar y la normativa laboral es una”.

Actualmente “hay una mezcla” de ERTE. Están los de fuerza mayor, los de fuerza mayor “parcial” para quienes reiniciaban la actividad, y estos conviven con los de rebrote, que se pusieron en marcha antes del 30 de septiembre y también se extienden hasta el 31 de enero.

Pero a partir de la última negociación aparecieron los ERTE por impedimento y por suspensión de la actividad, los cuales “son muy necesarios y vitales para el sector de la pequeña empresa de restauración, hostelería y del mundo vinculado al sector turístico, que va a necesitar un sistema de respiración asistencial para lo que queda de temporada”, cree Fernández de Alarcón.

“Aunque las empresas consigan hibernar, el gran dilema será cuando nos dejen de asistir con los ERTE” y cuando eso ocurra “no sabemos si podremos asumir la estructura laboral pre-COVID y por eso hay que evaluar otras alternativas”

En ese contexto, los ERE aparecen como una opción, ya sea porque “hay que salvar las empresas o porque nos acercamos a una situación que roce el concurso”. Hay sectores como las agencias de viajes que “están sufriendo” y recurrir a los despidos “puede ser la salvación”.

El abogado de Monlex asegura que posicionarse en 2021 implica “analizar los ERTE, pensar qué puede ocurrir el año próximo y pensar todas sus vertientes, incluida esta novedad que desconocíamos en el sector turístico como pueden ser los planes de recolocación”

Plazos para solicitar las exoneraciones

Como publicaba HOSTELTUR en El Gobierno ratifica los ERTE en tres modalidades y el cobro del 70%, para hacer frente a la crisis provocada por la COVID-19, las empresas cuentan con un nuevo esquema de ERTE, en los cuales hay distinción en las exoneraciones dependiendo de la cantidad de trabajadores

  1. Los ERTE de limitación de actividad cuentan con exoneraciones de cuotas del 100% en octubre, del 90% en noviembre, del 85% en diciembre y del 80% en enero, para empresas con menos de 50 trabajadores, y del 90%, el 80%, el 75% y el 70%, respectivamente, para aquellas que tienen más de 50 empleados.
  2. Los ERTE de impedimento de la actividad debido al cierre por decisión de las autoridades, tienen exenciones del 100% si la plantilla de la empresa era inferior a 50 trabajadores en febrero de este año y del 90% si el número era superior.

Las dos nuevas modalidades conviven con el ERTE de fuerza mayor que se prorroga automáticamente, “pero no se prorrogan automáticamente las bonificaciones inherentes a ese ERTE de fuerza mayor”, ha explicado Carolina Ruiz, especialista en temas laborales de Monlex. Para eso, las empresas deberán hacer una nueva solicitud de prestación de desempleo ante el SEPE y tienen que hacerlo antes del 20 de octubre.

Ruiz aclara que “no todos los ERTE de fuerza mayor que prorrogamos van a tener la misma exenciones en las cuotas”, ya que se aplicarán a las empresas consideradas “especialmente afectadas por la crisis de la COVID-19”, por lo que alcanza a sectores con un alto índice de afectación por ERTE y reducida tasa de recuperación de empleo, como es el caso de operadores turísticos, agencias de viajes, hoteles, alojamientos turísticos, taxis, actividades recreativas y de entretenimiento.

Hay un segundo grupo, que son las empresas integradas en la cadena de valor o dependientes indirectamente de estas empresas (en las que el 50% de su facturación depende de las especialmente afectadas). Estas empresas no cuentan con un reconocimiento automático de las exenciones y deben presentar una solicitud ante la autoridad laboral que autorizo el ERTE por fuerza mayor y deben hacerlo hasta el 19 de octubre y presentar una memoria justificativa de las causas y el motivo por el que entienden que se encuentran encuadrados en esa situación.

La especialista en temas laborales de Monlex ha aclarado que en la prórroga de septiembre no se habla de ERTE por rebrote, pero las empresas que en junio los habían tramitado los mantendrán vigentes desde el 1 de octubre hasta el 31 de enero y contarán con las exoneraciones de los ERTE de impedimento y también les será de aplicación la cláusula de salvaguarda de empleo de 6 meses.

Mantenimiento de empleo

Otro de los puntos abordados por los abogados de Monlex fue el mantenimiento del empleo por seis meses, una de las condiciones para que las empresas consigan las exoneraciones en la Seguridad Social

Carolina Ruiz explicó que el inicio del nuevo período de seis meses se computará desde la primera reincorporación del trabajador afectado por el ERTE o desde el momento en que finalice el compromiso de empleo anterior

No se va a considerar incumplido el compromiso de mantenimiento de empleo si se produce un despido disciplinario declarado procedente, fallecimiento, jubilación o incapacidad permanente. En el caso de los contratos temporales, no se considerará incumplido cuando expire el plazo convenido, cuando haya tenido lugar el servicio o cuando sea de imposible ejecución el objetivo de contratación.

“Si a pesar de todos los esfuerzos nos vemos abocados al cierre y a tramitar un despido colectivo, ya estaríamos hablando de los ERE en cuyo caso cobran importancia los planes de recolocación”, explicó

Planes de recolocación

Como señalaba Fernández de Alarcón, los planes de recolocación son una “novedad” para el turismo pero no para el resto de los sectores. Se trata de un programa que le permite a un trabajador despedido encontrar un nuevo empleo compatible con sus objetivos personales y profesionales. (Ver también: Planes de recolocación: ¿cuándo son necesarios?)

Lo que establece la normativa (Ley 3/2012) es que si el ERE de una empresa afecta a más de 50 personas, la compañías están obligadas a aplicar, por un mínimo de seis meses, un plan de recolocación a través de una empresa autorizada por los Servicios Nacionales de empleo. Es obligatorio siempre que no entre en concurso de acreedores.

Son planes que deben girar en torno a cuatro ejes:

  1. Gestión emocional
  2. Orientación profesional, para entender cuáles son sus habilidades, orientar sobre el mercado laboral que van a encontrar y explicar dónde tienen más oportunidades
  3. Técnicas de búsqueda de empleo
  4. Prospección de mercado, para detectar ofertas de empleo en el mercado abierto, en el mercado oculto y en una red de contactos.

Laura Castellar, de QualitySearch & Partners, sostiene que en el sector turístico “habrá una gran pérdida de empleo y durante el próximo año no se va a poder recoger a los profesionales que abandonen el sector”, pero destaca que los planes de recolocación permiten “detectar habilidades y competencias que son extrapolables a otros sectores y mercados”. Es por eso que, considera, ayudan directamente a los empleados, pero para las empresas también son positivos porque “suponen una buena herramienta de negociación en un ERE o una salida individual”. A su vez, “se traduce en la imagen de empresa socialmente responsable que proyectamos”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 2
Gracias por el comentario. Lo cierto es que muchas veces las empresas dedican pocos recursos a los planes de recolocación que contratan y van al mínimo coste, especialmente cuando son masivos, por tanto, en estos casos el plan de recoloción no suele ser efectivo. También depende de qué empresa de outplacement llevó esa gestión en particular...
Uf ! Planes de recolocación 😯😓, no conocí a nadie que se recolocara con ese "plan " tras el ERE que hizo mi ex-empresa en el año 2012 . Los compañer@s que se recolocaron rápidamente lo hicieron a base de contactos en política o sindicatos , pero, a la mayoría les costó mucho esfuerzo y tiempo luchar por un nuevo empleo digno que en la mayoría de los casos resultó ser temporal y mal pagado.Otros , aún formándose y obteniendo nuevas titulaciones no han vuelto al mercado laboral. 😔

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.