Diario 6061 25.11.2020 | 15:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Desde las agencias se critica el sistema de financiación de la iniciativa

Las sombras de los bonos de viaje de la Comunidad Valenciana

19 octubre, 2020
  • El cliente paga la factura descontando la cantidad bonificada, por lo que el resto lo financia la agencia
  • Las agencias deben reclamar la cantidad adelantada a la administración a través de un proceso telemático
  • Advierten de que se está financiando al cliente, a los proveedores y a la propia administración

La semana pasada la Generalitat Valenciana aprobaba el decreto de ayuda al sector turístico para paliar las consecuencias económicas y sociales del coronavirus a través del bono de viaje, dotado con 14,3 millones de euros, tal y como informó HOSTELTUR en La Comunidad Valenciana destina 14 millones de euros al bono de viaje. A todas luces todo apunta a que se trata de un producto atractivo para el cliente, al que se le financia parte de unas vacaciones, y para el sector turístico, que ve cómo se incentiva la demanda interna en plena crisis de la COVID-19. Todos salen ganando. Pero desde las agencias de viajes apuntan un problema: el modo en que se financia el programa. "Lo que la Generalitat pretende es que cuando el cliente venga a la agencia a comprar los servicios pague únicamente la cantidad descontando el bono", explica Moisés Martínez, Travel Manager en Gestium Viajes. ¿Quién se hace cargo entonces de la cantidad restante? Las agencias, que a su vez tendrán que reclamarla a Turismo Comunidad Valenciana a través de un dilatado proceso telemático, destaca Martínez, que incide en que "la administración, tiene un plazo de respuesta de 15 días, en el mejor de los casos". Unos pagos insostenibles dada la difícil situación en la que ya de por sí se encuentra el sector por la pandemia.

"Es un producto muy bien montado, pero el problema es la parte financiera: cómo gestionar los pagos de estos servicios, algo que yo y otros compañeros consideramos inviable", expone.

Imagen del vídeo promocional.

Según detalla el decreto publicado el pasado viernes de aprobación de las bases reguladoras y de concesión directa de ayudas del programa 'Bono Viaje Comunitat Valenciana', el importe de la ayuda concedida será deducido a la persona beneficiaria en la factura correspondiente a los servicios objeto de la misma, por los establecimientos de alojamiento turístico y agencias de viaje. "Una vez prestado el servicio y presentada la justificación correspondiente conforme a lo señalado en el artículo 12, las ayudas serán abonadas a los establecimientos de alojamiento turístico y agencias de viajes", detalla el texto.

"Han querido ponérselo fácil al cliente local, al viajero. Porque si tú obligas a que paguen el producto desde el principio y de forma íntegra, va a viajar el que puede, el que tiene dinero. Con esta fórmula han querido facilitar que aquel que no está especialmente sobrado de dinero viaje, lo cual está bien", detalla Martínez, quien simplemente reclama "una herramienta para que yo no tenga que financiar a los clientes"

Según explica, con este desarrollo de la norma, se pretende que las agencias de viajes, uno de los sectores más afectados por la pandemia, "ahora actúen como entidad bancaria financiando a tres bandas: al cliente, al que le doy unos bonos y servicios prepagándolos yo; a los proveedores, porque si la mayoría son prepago, les estoy pagando el servicio desde el primer momento sin que me den crédito; y estoy financiado a Turismo", resume.

Otro factor preocupante es el pago de esos servicios que debe hacer la administración a 15 días vista, algo ya de por sí difícil de creer para este Travel Manager, quien advierte de que aunque finalmente esos plazos sí se cumplan, supondrá un enorme esfuerzo económico para las agencias pequeñas, a las que la crisis sanitaria ha llevado a falta de liquidez y por tanto, a tensión en la tesorería.

Según la norma valenciana, el importe de las ayudas será del 70% de los servicios turísticos objeto de la ayuda, IVA incluido, hasta un máximo de 600 euros por ayuda concedida.

En este punto, Martínez ilustra la situación con un ejemplo. En el supuesto de una compra de 1.000 euros el 70% serían 700 euros, de los cuales podrían subvencionarse 600 euros (la cantidad máxima del bono), por lo que el cliente abonaría solo 400 euros, mientras que la cantidad restante tiene que ser financiada por la agencia de viajes y reclamada posteriormente a Turismo.

"Imagina que me entran cinco clientes el lunes y me piden cinco compras de mil euros cada uno. Tendría que financiar 600 euros por cada uno, 3.000 euros. Es inviable", constata.

Al respecto, compara esta iniciativa con la puesta en marcha en Andalucía y destaca que el bono valenciano está mejor dotado, con hasta 600 euros, frente a los 300 del andaluz, donde está ligado solo al alojamiento, si bien en Andalucía está mejor desarrollada la parte financiera. "No implica ningún riesgo para la agencia o los hoteles, porque el cliente realiza la compra de forma íntegra y es él quien tiene que tramitar la solicitud del bono y el reembolso", apunta. (Ver Andalucía: el bono turístico arranca en octubre y rebajará un 25% el viaje).

Todo lo contrario que en el bono valenciano, donde esa labor recae en las agencias. "Para mí el producto es estupendo pero en la parte financiera han errado", remarca.

Precisamente, desde Turismo hoy tenían previsto otro webinar con el sector para ampliarles toda la información sobre estos bonos de viaje.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 2
Avatar arubio2k arubio2k hace 1 mes
Buenos días. Como agencia te has adherido a está campaña por que quieres y por tu interés. No obstante, entiendo que debe haber sido un error por tu parte y no quieres participar en esta promoción, así que no te preocupes, quiero pensar que todos lo hemos entendido y si queremos hacer uso de la campaña, vamos a dirigirnos a otras agencias que están interesadas de verdad. Saludos
Avatar Gemma Querol Gemma Querol hace 1 mes
Es un gran marrón para las agencias, que encima de ejercer de funcionarios para registrar a los clientes que no tienen en su gran mayoría certificado digital tendremos que adelantar el dinero a los proveedores y cruzar los dedos para que nos pague la administración cuanto antes. La falta de información acerca de cómo funcionamos las agencias de viaje por parte de la administración es palpable por como se ha pensado la parte financiera de este bono. Buena idea y mal desarrollo , por no hablar de que empieza hoy , salió el decreto el viernes y la mayoría no tenemos muchísimas cosas claras.