Diario 5350 15.08.2018 | 14:42
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de José Manuel de la Rosa

¿Tienen que cerrar más agencias?

22 marzo, 2013

El sector español de la intermediación turística ha perdido un tercio de su tamaño en lo que va de crisis. Desde 2008 han cerrado más de 4.000 agencias de viajes, reduciendo el parque de oficinas desde las más de 12.000 de los mejores tiempos a las actuales 8.000. La crisis ha forzado un redimensionamiento que muchos consideran necesario pero, ¿ya es suficiente, o tienen que cerrar más agencias?

Cuando el mercado español rozaba las 13.000 agencias, allá por el todavía boyante 2007, ya había muchos ‘expertos’ en el sector turístico que consideraban que había demasiadas y que el volumen de oficinas estaba sobredimensionado en relación al tamaño del mercado emisor nacional.

Los ejemplos más socorridos siempre han sido los de Alemania, Reino Unido, Francia o los Países Nórdicos, donde hay muchas menos oficinas de agencias de viajes en proporción a la población, y donde esas oficinas son de mucho mayor tamaño que la media española, donde la tienda con sólo dos o tres agentes de viajes es lo habitual.

El caso es que la crisis ha venido a forzar, de modo traumático, la reconversión de un sector altamente atomizado en miles de pymes y micropymes. Desde 2008, cada otoño, una vez cerradas las ventas de verano, centenares de agencias han venido echando el cierre, hasta sumar más de 4.000, lo que supone entre el 30% y 40% del tamaño total que tenía este sector hace cinco años.

Ahora, 4.000 oficinas cerradas y 10.000 trabajadores despedidos después, cabe preguntarse si ya es suficiente, si la forzada reestructuración ya se ha adecuado al potencial del mercado interno, o si todavía tienen que cerrar más agencias.

Habitualmente las respuestas positivas a esa pregunta vienen de empresarios y profesionales del sector turístico ajenos a las agencias de viajes, mientras que entre los agentes la respuesta depende del tamaño de su agencia. Los dueños de las grandes redes dicen que sobran pymes y los de las pequeñas agencias que sobran grandes cadenas.

Normalmente es el devenir de las cosas y la obstinada dictadura de los acontecimientos los que acaban dando la razón a unos y quitándosela a otros. Dentro de esos 4.000 cierres no todo son pymes, ahí también están las cientos de oficinas de Marsans y de Vibo.

Las mencionadas cifras señalan que en 2012 se produjeron menos de 500 cierres, lo que supone la menor cantidad de los cinco años de crisis, y que hace pensar que ese volumen de 8.000 agencias que hay en la actualidad, está muy próximo a lo que el mercado puede asumir.

Es posible que siga habiendo una mayor proporción de tiendas respecto a la población que en otros mercados europeos, pero no todos los países y mercados son iguales y cada uno tiene su idiosincrasia. Otros potentes mercados emisores, como el italiano, también tienen un sector de agencias muy atomizado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.