Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Durante tres meses

Baleares: bares y restaurantes cerrados recibirán 1.500€ mensuales

Anuncian un plan de choque por 103,5 millones 15 enero, 2021
  • El Govern balear anuncia un plan de ayudas a las empresas afectadas por las restricciones por 103,5 millones
  • Los ayuntamientos se comprometen a no cobrar las tasas de recogida de basuras y de ocupación de la vía pública
  • Habrá 50 millones en créditos bancarios avalados por el Isba y los empresarios no tendrán que aportar garantías patrimoniales

El Govern balear ha presentado hoy un plan de choque por valor de 103,5 millones de euros que incluirá ayudas de 1.500 euros mensuales durante el primer trimestre a aquellos negocios que se hayan visto obligados a cerrar por las nuevas restricciones establecidas para frenar el avance de contagios de COVID-19, entre los que se encuentran bares y restaurantes, que han tenido que bajar la persiana en Mallorca e Ibiza. Así lo ha anunciado hoy la presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol, quien ha señalado que los ayuntamientos de las islas se han comprometido a reducir tasas municipales, como la de basuras y la de ocupación de la vía pública, y ha avanzado además una nueva línea de créditos con aval público. El pasado martes propietarios y empleados de bares y restaurantes protagonizaron en Palma una manifestación masiva exigiendo ayudas directas. (Ver Los restauradores de Mallorca estallan contra las restricciones del Govern). "Tenemos muy claro que cualquier iniciativa restrictiva debemos acompañarla de medidas económicas de apoyo", ha indicado Armengol que ha asegurado que las ayudas pactadas este viernes se venían negociando desde hace 15 días.

La presidenta, que ha hecho este anuncio tras reunir a la Comisión de Seguimiento del Pacto por la Reactivación de Baleares, ha destacado que se trata de un plan de apoyo de todas las administraciones públicas de las islas: Govern, los cuatro Consells insulares y ayuntamientos, a través de la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares (Felib).

El plan cuenta con cuatro ejes diferenciados, según Armengol, uno de los cuales va dirigido a dar apoyo de forma inmediata a aquellos sectores que se han visto afectados por el cierre total de actividad, como es el caso de la restauración o los gimnasios en Mallorca e Ibiza.

"Para ellos se hará un plan de choque en el primer trimestre de 2021, de enero a marzo, garantizando que estos negocios que tengan el cierre total tendrán 1.500 euros cada mes durante este tiempo. En Mallorca se podría llegar a los 6.000 euros si las restricciones llegaran hasta marzo", ha detallado la presidenta, quien ha recordado que en diciembre ya se pusieron en marcha ayudas de este tipo junto al Consell de Mallorca para paliar la situación del sector

Un momento de la presentación de las ayudas.

Según ha explicado Armengol, el Govern balear pone quince millones de euros y los Consells ponen otros quince. "Nosotros doblamos la línea de ayudas que lanzan los Consells insulars", ha detallado.

"Son 30 millones de euros de ayudas directas a los sectores más afectados", ha indicado la presidenta, que ha señalado que se podrán beneficiar bares, restaurantes, cafeterías, gimnasios y academias afectados por el cierre dictado por el Govern, total en el caso de Mallorca e Ibiza y de espacios interiores en Menorca en el caso de la restauración. El Ejecutivo autonómico estima que hay unos 4.000 establecimientos afectados.

En segundo lugar, el Ejecutivo autonómico cofinanciará líneas municipales de ayuda a empresas de otros sectores afectados por las restricciones por el virus, como puede ser el pequeño comercio, para el que se prevé una dotación de 20 millones de euros. Con el propósito de favorecer la tramitación de estas convocatorias locales de ayudas, esta línea no se limitará al primer trimestre y se ampliará al conjunto de 2021, ha recalcado la presidenta balear.

En tercer lugar, de acuerdo con la Felib, se asesorará a los ayuntamientos para que suspendan las tasas de recogida de basuras y de ocupación de la vía pública a aquellos negocios que han reducido drásticamente su actividad por la pandemia, una medida con la que se pretende ahorrar a 3,5 millones de euros a los empresarios

Por último, los 50 millones de euros restantes de los 103,5 millones del "plan de choque" serán créditos bancarios para las empresas avalados por la sociedad de garantía recíproca autonómica, Isba, y según ha detallado Armengol por primera vez en España, no se pedirá a las pequeñas empresas y autónomos que aporten garantías patrimoniales para acceder a estos préstamos para evitar su sobreendeudamiento en un momento de crisis como el actual. "Nadie se jugará su patrimonio", ha indicado la presidenta quien ha incidido en que desde el Govern "sabemos del dolor de mucha gente y de su desesperanza".

Armengol ha subrayado que su Ejecutivo es consciente de que las "duras" restricciones que ha impuesto para frenar el avance del virus y ha recordado que el objetivo de estas actuaciones es "salvar vidas".

Reivindicación al Gobierno central

Los integrantes del Pacto por la Reactivación han acordado también reivindicar ante el Gobierno central ayudas directas específicas para los sectores más afectados por la crisis y medidas fiscales que faciliten el mantenimiento de la actividad económica.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha detallado que su institución aportará, a medias con el Govern, 20 millones de euros para las ayudas directas a negocios de restauración, que puso en marcha en diciembre, y otros 2,5 millones para gimnasios hasta marzo.

Al respecto, ha informado de que la línea para los bares y restaurantes cerrados ha recibido ya 3.300 solicitudes y ha adjudicado 2 millones de euros, de los que ha pagado 1,2 millones. "Es importante salvar el tejido productivo para cuando se pueda reactivar", ha sostenido

Por su parte, la presidenta de CAEB, Carmen Planas, ha aplaudido las medidas, aunque ha considerado que son necesarias más actuaciones para garantizar la supervivencia de las empresas.

Asimismo, ha recalcado que es necesario que desde Baleares se presione al Gobierno central para que bonifique los impuestos que dependen de Madrid "para pasar estos meses tan duros de la pandemia".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.