Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Las claves de esta ampliación del esquema de protección

¿Es suficiente para el sector la prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo?

Fernández de Alarcón advierte de que "no se resuelve la realidad que nos viene" 31 enero, 2021
  • Critican que no se tenga en cuenta que se presenta una temporada a medio gas en la que no se van a poder reactivar las plantillas
  • Las empresas en ERTE no van a tener que tramitar un nuevo expediente ante la autoridad laboral para conseguir las exoneraciones
  • Las empresas ya en ERTE que se acojan a las ayudas deberán mantener las plantillas un nuevo periodo de seis meses de duración

El pasado martes el Consejo de Ministros aprobaba la prórroga hasta el 31 de mayo del esquema de protección de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) asociados a la pandemia de la COVID-19 para empresas y trabajadores, así como la de las prestaciones para autónomos. Pero, ¿es suficiente esta medida solo hasta esa fecha en unos momentos en que todo apunta en que no habrá una recuperación a corto plazo en este 2021? "No hemos resuelto la realidad de lo que nos viene, que es una temporada a medio gas y en la que las empresas del sector no van a poder reactivar las plantillas de la misma manera que estaban en 2019", explica a HOSTELTUR el socio del gabinete Monlex, José Antonio Fernández de Alarcón. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ya ha pedido que se extiendan a 2021.

"No había otra que prorrogar los ERTE, si no sería una absoluta barbaridad y de nada hubiera servido todo el esfuerzo hecho a nivel económico por el Gobierno y las empresas desde el año pasado", señala Fernández de Alarcón, quien no obstante ve esta extensión hasta el 31 de mayo "insuficiente".

Turistas en un hotel.

En este sentido, apunta que es más que probable que la temporada no venga en los mismos términos que en 2019 y avisa de que las estructuras de plantilla son las previstas para ese año.

"Al tener menos turistas no se requiere a la misma estructura de plantilla, quizá podamos reactivar a una parte importante de la misma a lo mejor a partir de junio o julio, pero no a la totalidad y por tanto los ERTE es un buen instrumento para que sigan vigentes hasta final de año", defiende

De igual modo, estos esquemas de protección afectan a los fijos discontinuos, que también cuentan con un tratamiento especial en la normativa. "No hay que olvidar que el 1 de junio los tienen que llamar", recuerda el socio de Monlex, que advierte de que las empresas se pueden encontrar ante una situación "un poco límite" porque es posible que no puedan reincorporar a todos sus trabajadores.

En esta línea, Fernández de Alarcón insta a no esperar a mayo para actuar: "Hay que prever esas opciones para dar tranquilidad a las empresas y trabajadores", reclama.

"Sabemos que habrá apertura de temporada, pero en absoluto será una temporada como la de 2019, entre otras cosas porque no se ha podido comercializar. Ahora mismo se puede comercializar mejor la temporada de 2022 que la de 2021. Ante esta situación, la cuestión laboral hay que preverla ya porque las empresas no van a poder a partir de junio absorber la totalidad de los empleados", abunda

Al respecto, el socio de Monlex lanza una recomendación a las empresas del sector: "Yo les sugeriría que se reunieran con sus asesores para tener en cuenta esa previsión a partir del 1 de junio, porque es más que probable que no haya otra prórroga como las que hemos visto hasta ahora", advierte.

¿Cómo quedan los ERTE?

En esta situación, ¿cómo queda este esquema de protección? La norma distingue en primer lugar a aquellas compañías que ya son titulares de un ERTE por fuerza mayor, por impedimento o limitación.

"No van a tener que tramitar un nuevo expediente ante la autoridad laboral para conseguir esas exoneraciones, sino que va a bastar, esto sí que es novedad, con que remitan una comunicación sobre la prórroga a la autoridad laboral que dictó la resolución que les autorizaba al ERTE y a la representación de los trabajadores para acceder a estos beneficios", explica Carolina Ruiz, abogada especialista en temas laborales de Monlex

Del mismo modo, tampoco va a ser necesario remitir una nueva solicitud colectiva de prestaciones al SEPE, si bien para aplicar las correspondientes exenciones sí que habrá que presentar la declaración responsable ante la tesorería de la Seguridad Social, detalla Carolina Ruiz.

En cuanto a los ERTE basados en causas económicas, técnicas o productivas también podrán tramitar la prórroga simplemente presentando ante la autoridad laboral un acuerdo para acogerse a ella con la representación unitaria de los trabajadores o sindical, incide la abogada

Asimismo, aquellas empresas que ahora vean afectada su actividad por restricciones o limitaciones por parte de las autoridades sanitarias sí que van a poder solicitar a la autoridad laboral un ERTE de limitación o impedimento, "parecido a lo que ya habíamos visto en el anterior acuerdo social", según Ruiz.

Exoneraciones

¿Cómo quedan las exoneraciones hasta el 31 de mayo?

En este punto, la norma distingue a los sectores 'superprotegidos', "los famosos que estaban en este anexo, entre ellos restauración y hostelería", según Ruiz. Estos contarán con una bonificación del 85% para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 75% para las que tienen 50 o más

En cuanto a las empresas que tienen impedido el desarrollo de su actividad, que se pueden acoger al ERTE por impedimento, contarán con exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social "durante todo el periodo de cierre y hasta por ahora el 31 de mayo del 100% si tenemos menos del 50 trabajadores y del 90% si tenemos más", especifica Ruiz.

En cuanto a los ERTE de limitación, a los que se pueden acoger quienes ven impedido o limitado el desarrollo de la actividad en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de las medidas adoptadas por autoridades, aquí las exoneraciones no son fijas, sino decrecientes hasta el 31 de mayo: en febrero es del 100% para empresas de menos de 50 trabajadores y del 90% para las que tengan 50 o más.

El esquema de bonificaciones aplica a un 90% en el segundo mes, al 85% en el tercero y al 80% en el cuarto para las empresas de menos de 50 trabajadores, en tanto que para las de más de 50 empleados hay que restar 10 puntos a esos porcentajes.

Mantenimiento del empleo

En la prórroga se mantiene el compromiso de mantenimiento de empleo de manera que las empresas que se acojan a las ayudas deberán mantener las plantillas un periodo de seis meses de duración.

"Si la empresa ya está afectada por un compromiso de mantenimiento previamente adquirido, este nuevo periodo de seis meses empezará a contar cuando hubiese finalizado el anterior: hay una continuidad", detalla la abogada de Monlex

Asimismo, tampoco se podrán realizar horas extra ni se podrá externalizar la actividad o subcontratar.

Consumo de la prestación

También se mantiene en esta prórroga hasta junio que la prestación del trabajador sea por el 70% de la base reguladora, así como el “contador a cero”.

"No se considera consumido el desempleo acumulado en los ERTE hasta el 30 de septiembre de 2020 y tampoco se considera consumido hasta el 1 de enero de 2022 si se produce un despido declarado improcedente, un despido objetivo o una finalización del contrato temporal", aclara Ruiz

En cambio, en los ERTE por causa objetivas técnicas y organizativas se considera que se consume el desempleo desde el 1 de octubre de 2020, constata la abogada de Monlex.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.